Lomos de salmón a la naranja con natillas de cebolla

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 2 de octubre de 2015 | 6:00:00


¡Muy buenos días! Terminamos la semana con una nueva y suculenta receta. Hoy vamos a hablar del maíz, puesto que uno de los ingredientes es la harina de maíz. ¡Comenzamos!
El maíz, cuyo nombre científico es Zea mays es junto con el trigo y el arroz uno de los cereales más importantes del mundo.
Realmente el maíz es el grano de una planta herbácea anual, perteneciente a la familia de las Poaceae o Gramíneas. La planta del maíz es de porte robusto y se reproduce por polinización cruzada, hallándose la flor femenina y masculina en distintos lugares de la planta. Tiene una elevada longitud, puede alcanzar los 3.5 metros, que por su aspecto recuerda al de una caña. Cada tallo produce una mazorca grande, que es donde se encuentran los granos, y en ocasiones es posible que produzcan una segunda mazorca aunque más pequeña.
Las variedades cultivadas para la alimentación comprenden el maíz dulce (Saccharata) y el reventador, aunque también se usan el maíz dentado, el harinoso y el cristalino.
El maíz dulce es el que se consume como “verdura”, se puede consumir fresco en mazorca hervidotostado o en conserva. El maíz reventador por su parte es el que se utiliza para hacer las palomitas. El harinoso se somete a un proceso de molturación y trituración para obtener harina de maíz que popularmente se conoce por el nombre de maizena® o maicena®, debido a que es la marca comercial más conocida en el mercado, sin embargo no es la única y se pueden encontrar otras muchas marcas.
El maíz dulce llegó a Europa con los primeros viajes de Colón, ya que este cereal era ya conocido por los pueblos americanos precolombinos, aunque tal y como lo consumimos actualmente es una evolución en el desarrollo por los agricultores norteamericanos durante los siglos XVIII y XIX.
Si el maíz es fresco, es preferible consumirlo en el mismo día de la obtención. Además, el maíz dulce, pierde rápidamente ese sabor característico si no se conserva adecuadamente ya que el azúcar presente en los granos se transforma rápidamente en almidón.
Pasando a sus propiedades y valoración nutricional, en el maíz destaca la presencia de hidratos de carbono, fibra y β-carotenos.
Por su contenido en hidratos de carbono, tanto almidón como azúcares, es un alimento a tener en cuenta en personas diabéticas. Por otra parte, por la presencia de fibra, puede ayudar a personas que sufran de estreñimiento para prevenirlo y/o combatirlo, además de ser beneficioso para mantener en buen estado nuestro sistema digestivo así como para tener una mayor sensación de saciedad.
Debido a que no contiene gluten, suele ser el cereal de elección para personas celíacas.
En cuanto a los micronutrientes, destacar la presencia de minerales como magnesio, fósforo y potasio. No aporta grandes cantidades de vitaminas, sin embargo, cabe destacar la presencia de folatos y β-carotenos, estos últimos precursores de la vitamina A, así como de otro carotenoide llamado zeaxantina, la cual da ese color amarillo característico. 
Ahora pasamos ya a la cocina a hacer unos ricos Lomos de salmón a la naranja con natillas de cebolla
Ingredientes
  • 4 lomos de salmón
  • Zumo de 2 naranjas
  • 150 gr. de arroz basmati
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada Maizena®
  • 200 ml. de leche desnatada
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil
  • Sal
  • Pimienta
Preparación
En esta receta tenemos tres procesos diferenciados: la elaboración del salmón, la cocción del arroz y la elaboración de las natillas de cebolla.
Comenzamos por el salmón, precalentamos el horno a 150oC. En una fuente ponemos los lomos de salmón y sobre ellos echamos el zumo de las naranjas y horneamos durante 16 minutos aproximadamente, esto va a depender del tamaño de los lomos y del tipo de horno, en este caso no eran muy grandes por lo que con 16 minutos es suficiente. Pasado el tiempo de horneado se sacan y se les añade la sal y el perejil en polvo al gusto.
Procedemos a elaborar las natillas, para ello troceamos finamente la cebolla y en una sartén con un poco de aceite de oliva la pochamos bien. A continuación, incorporamos la maicena y se mezcla, posteriormente poco a poco vamos incorporando la leche y dejamos que se cocine lentamente unos minutos. Tras esto rectificamos de sal y pimienta, lo pasamos por la batidora y reservamos.
Opcionalmente estas natillas se pueden hacer con caldo vegetal o de pollo como sustitución a la leche.
Finalmente, cocemos el arroz basmati, limpiándolo bien primero para que no se quede apelmazado tras la cocción.
Ya solo quedaría emplatar poniendo en un plato uno de los lomos acompañados del arroz y echando por encima un poco de las natillas. ¡Ya estaría listo para comer!
Con esto nos despedimos hasta la semana que viene. ¡Feliz fin de semana!
Realizado por Cristina Vallespín Escalada y Tamara Valencia Dueñas
Fuentes

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario