Mermelada de ciruelas

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 6 de septiembre de 2013 | 6:00:00


¡Buenos días! Volvemos con las recetas de los viernes y para celebrarlo hoy, os traemos una receta muy dulce, así que atentos y… comenzamos.
Hoy nuestra protagonista es la ciruela, ingrediente estrella de la receta de hoy.
La ciruela es el fruto del ciruelo (Prunus subg. Prunus), perteneciente a la familia de las rosáceas, familia a la que también pertenece el almendro o el melocotonero.
Existen al menos 200 especies de ciruelos, muchos de ellos cultivados por distintas funciones como la de aprovechar sus frutos para la alimentación o como planta de jardín.
Con respecto a las variedades comestibles, encontramos ciruelas procedentes de especies europeas destinadas a consumirse secas, aunque hay excepciones como la ciruela Claudia; y tenemos las ciruelas procedentes de variedades japonesas de sabores más dulces y destinadas por tanto a la elaboración de mermeladas, aunque por supuesto también se consumen frescas.
Algunas variedades europeas son:
  • Ciruela Claudia: una de las más populares y que debe su nombre a la reina Claudia, primera esposa del rey Francisco I de Francia. De color amarillo verdoso, son un fruto de sabor muy dulce y estacionalidad muy limitada y de difícil conservación en fresco ya que es muy poco resistente.
  • Ciruelas Dansom o ciruela de Damasco: utilizada en la antigüedad para la elaboración de tintes. Es una variedad muy utilizada para la producción de mermeladas.
  • Otras variedades son la Agen, la Fellemberg, la Stanley, la President o la Empress.
Entre las variedades japonesas encontramos:
  • Ciruela Santa Rosa: otra ciruela muy bien valorada por su sabor y aroma.
  • Ciruela Fortuna: variedad de mayor tamaño de color ámbar.
  • Ciruela Friar: alcanza un color negro intenso en su madurez, destaca por su pequeño hueso.
  • Ciruela Early Queen: una de las primeras variedades en aparecer en el calendario, madura hacia finales de mayo.
  • Ciruela Catalina: ciruela de gran firmeza y aroma.
En definitiva, por su gran variedad de especies, la ciruela tiene un periodo estacional bastante amplio que abarca desde finales de abril hasta septiembre.
Ya conocemos algunas variedades de ciruelas, pero, ¿cuáles son sus propiedades nutricionales?
Es una fuente importante de hidratos de carbono, fibra y antioxidantes.
Como la mayoría de las frutas contiene como principal componente agua seguido de hidratos de carbono, en este grupo destaca la presencia de sorbitol un compuesto de leve acción laxante. Es por esto que ayuda en casos de estreñimiento, este componente junto con la fibra de tipo soluble (pectinas) e insoluble y otros compuestos (derivados de la hidroxifenilxantina) facilitan el tránsito intestinal mediante la estimulación de los movimientos peristálticos del intestino.
La presencia de vitaminas en esta fruta es baja, no obstante podríamos destacar la provitamina A, la vitamina E y vitaminas del grupo B que ejercen una acción antioxidante sobre el organismo así como ayudan a reforzar el sistema inmunitario. En el caso de las ciruelas de color rojo contienen antocianinas, compuesto también antioxidante, de efecto cardioprotector.
Junto a estos potentes antioxidantes encontramos un aporte importante de ácido hidroxicinámico (destacan los ácidos cafeicos y p-cumárico) además de recientes descubrimientos de isómeros del ácido clorogénico; todos estos también antioxidantes capaces de “secuestrar” los radicales libres altamente oxidantes siendo, por tanto, compuestos importantes en la prevención de cáncer y de enfermedades cardiovasculares.
En lo que se refiere a su contenido en minerales, destaca el potasio que, junto con el bajo contenido en sodio, es fundamental en casos de retención de líquidos y ciertas patologías como enfermedades relacionadas con el hígado o insuficiencia renal.
Es importante diferenciar que el potasio ayuda en la eliminación de retención de líquidos y por tanto en personas con dicha problemática puede ayudar a controlar el peso, no obstante no debemos generalizar ni afirmar con tanta contundencia que el potasio es bueno para el control de peso y estilizar la figura ya que el problema no siempre ni únicamente va a residir en una retención de líquidos.
Las ciruelas al contener fibra ayudan a mantener un aporte adecuado de energía y dan sensación de saciedad lo que evita picoteos de cosas poco recomendables.
Para su consumo debemos tener en cuenta que hoy en día se recurre a multitud de pesticidas para los cultivos, además del uso de ceras para mantener un aspecto llamativo para el consumidor, por ello, es importante tener esto en cuenta y, si bien el consumo de la piel tiene multitud de buenas propiedades, la adición de estas sustancias impiden su consumo, ya que son altamente tóxicas; por tanto, salvo que procedan de cultivo ecológico o que se laven a conciencia, lo mejor es pelar estos alimentos.
Con esto, pasemos a la cocina a preparar una riquísima… Mermelada casera de ciruelas
Ingredientes
  • Ciruelas (1 kg)
  • Azúcar (375 gr. aprox.)
Preparación
Lavamos bien las ciruelas y las deshuesamos, a continuación las ponemos en una olla a cocer a fuego lento para que vayan soltando el jugo y se cuezan con el mismo. A los 10 minutos añadimos el azúcar y removemos constantemente hasta que la mezcla espese, el tiempo puede variar según el gusto del consumidor y la textura que quiera darle a la mermelada. Opcionalmente, después se puede pasar por la túrmix.
Una vez espesa la mermelada, la repartimos en frascos limpios y los ponemos al baño maría, comprobando que estén bien cerrados, en una cacerola con agua, cubriendo completamente los frascos. Dejamos cocer durante 20 minutos, de esta forma hacemos que se produzca el envasado al vacío y podamos guardar y consumir la mermelada durante un periodo de tiempo largo.
Con esto nos despedimos hasta el próximo post :)
Realizado por Tamara Valencia Dueñas y Jorge Ibarra Morato

COMPARTIR

4 comentarios :

  1. Añado por mi cuenta que también se pueden congelar los tarritos e ir sacando para el consumo.

    (a mi me las hace mi madre, jamás compro mermelada de fábrica)

    Beso chicos..

    P.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Patricia!!

      Es muy buena opción que podemos hacer, nos la apuntamos :).

      ¡¡Muchos besos!!

      Eliminar
  2. Hola chicos!

    antes de nada, daros la enhorabuena por el artículo que, para un "lechón" como yo en esto del mundo de la elaboración de mermeladas en casa, me ha venido como anillo al dedo. Hoy me he estrenado gracias a vuestra receta y, dicho sea de paso, a las ciruelas ecológicas de mi amiga Sara.

    Lo único que he modificado de vuestra receta ha sido reducir un pelín la cantidad de azúcar, por lo demás la he seguido a rajatabla.

    Vamos, que ya me está tardando el desayuno de mañana para dar cuenta del manjar (que, por supuesto, ya he probado).

    Un abrazo!

    Manuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel,

      Nos alegra que te hayas decidido a adentrarte en el mundo de la elaboración de mermeladas, y muchas gracias por dejarnos este comentario.

      Te animamos a que sigas probando nuestras recetas y dando tu toque personal, sin olvidarte de dejarnos un comentario.

      Un saludo.

      Eliminar