Inicio » , , , , » La enfermedad celiaca, ¿qué es y cómo tratarla?

La enfermedad celiaca, ¿qué es y cómo tratarla?

Escrito por Nutrición a las seis el lunes, 27 de mayo de 2013 | 6:00:00


¡¡Buenos días!! Empezamos una semana muy especial, la de las alergias e intolerancias alimentarias con motivo de la celebración los días 31 de mayo, 1 y 2 de junio de la 3ra edición del Salón de productos y servicios para Alergias e Intolerancias Alimentarias (SalAIA) en Madrid.
Además con motivo del día nacional de la celiaquía, que es hoy, hemos decidido que el primer post de esta semana especial se lo dediquemos a los celiacos, en donde conoceremos tanto la patología como el tratamiento de la enfermedad.
¿Qué es la celiaquía o enfermedad celiaca?
La celiaquía es un proceso autoinmune y crónico que consiste en una malabsorción secundaria debido a la intolerancia al gluten que produce una lesión reversible de las vellosidades de la mucosa del intestino delgado proximal, siempre que la exposición al gluten no sea muy prolongada en el tiempo; la proteína responsable de esta intolerancia es la gliadina. La repercusión clínica depende de la edad y de la situación clínica. Además, la enfermedad remite bioquímica y clínicamente con una restauración completa de la mucosa intestinal, al retirar este antígeno de la dieta.
La incidencia de la enfermedad y los criterios de diagnóstico han cambiado mucho con el tiempo. Antiguamente la incidencia era de 1:500 a 1:3000 habitantes, en España con datos del año 2010 la incidencia es de 1:80 a 1:100 habitantes, por lo que es bastante elevada, con una prevalencia superior en las mujeres.
La intolerancia es persistente y está determinada genéticamente. No se conoce aún donde está la mutación genética, por lo que el diagnóstico se basa en estudios de antígenos de histocompatibilidad (95% de los celiacos los presentan y un 3% de la población normal); aunque se tengan los antígenos a veces no debuta la enfermedad, por lo que se dice que el paciente es predispuesto a tener la enfermedad. En otras ocasiones, debuta con otra enfermedad, como por ejemplo, una gastroenteritis.
En cuanto al diagnóstico, actualmente sólo se admite 1 biopsia y la búsqueda de marcadores inmunológicos, anatómicos y genéticos. Pero antiguamente se basaba en retirar el gluten de la dieta y hacer hasta 3 biopsias, al retirar el gluten llegamos a un estado de normalidad, tras ello se daban ingestas de gluten, originando una provocación de la sintomatología, lo que daba lugar a la recaída de los síntomas y lesiones.
Los factores genéticos que nos orientan en los diagnósticos son la HLA de clase II, DR3 y DQ2. Además, tienen relación factores inmunológicos, el daño de la mucosa intestinal en la celiaquía es mediada por una respuesta inmune alterada. Se desconoce si el mecanismo inmune específico es responsable del daño o es por un efecto directo de la gliadina sobre la mucosa susceptible. La asociación con otras enfermedades de base inmunológica, apoya la teoría que existe una respuesta inmune alterada.
La celiaquía puede manifestarse con diferentes síntomas dependiendo de la edad, como vemos a continuación:
Dependiendo de la sintomatología encontramos:
1. Crisis celiaca
La crisis celiaca es la forma más grave de manifestación cuando la enfermedad evoluciona sin tratamiento, junto con el debut o recaída de la misma. Caracterizada por ocasionar un fracaso intestinal y, por consiguiente, alteraciones electrolíticas, tetania, hipocalcémica debido al magnesio, distensión abdominal e hipopotasemia.
2. Formas paucisintomáticas (con pocos síntomas)
  • Formas monosintomáticas
Son las que más se ven actualmente en las cuales sólo descubrimos un síntoma, que puede ser:
    • Anemia ferropénica.
    • Raquitismo.
    • Alteraciones del esmalte.
    • Esterilidad.
    • Alteraciones de conducta.
    • Mala ganancia ponderal.
    • Cefaleas.
    • Diátesis hemorrágica.
    • Artritis.
  • Celiaca silente
Se presenta en hermanos de pacientes celiacos. Presentan temporadas muy largas sin la enfermedad ya que son asintomáticos, pero presentan lesiones histológicas características de la mucosa intestinal y que se normalizan al suspender el gluten de la dieta. Los estudios serológicos de pesquisa en la población general han permitido identificar a estos pacientes.
  • Celiaca latente
Son pacientes que tienen la enfermedad de forma latente hasta que no debute.
No presentan sintomatología y la biopsia es normal. Cuando debute la enfermedad se podrán ver lesiones en las vellosidades al realizar otra biopsia, que remitirán al retirar el gluten de la dieta. El significado clínico es poco claro y algunos individuos pueden tolerar una dieta con gluten por años, antes de desarrollar una recaída o algunos individuos pueden ser ejemplo de una intolerancia al gluten transitoria.

Como hemos mencionado anteriormente, la enfermedad celiaca puede deberse a problemas inmunológicos por una mala respuesta del sistema inmunitario. Y en ocasiones enfermedades autoinmunes pueden derivar en la celiaquía o debutar a la vez. Estos pacientes toman gluten y lo toleran, pero no presentan celiaquía, sino, enfermedades asociadas como:
  • Dermatitis Herpetiforme.
  • Diabetes Mellitus.
  • Déficit IgA.
  • Hipogammaglobulinemia.
  • Vasculitis.
  • Tiroiditis Autoinmune.
  • Alveolitis fibrosante.
  • Hepatitis autoinmune.
  • Cirrosis biliar primaria.
  • Enfermedad de Sjögren.
  • Enfermedad de Crohn.
  • Lupus eritematoso.
  • Colitis ulcerosa.
  • Artritis reumatoide.
  • Glomerulonefritis.
Después de conocer la enfermedad, pasamos a su tratamiento, que consiste en un tratamiento nutricional al 100%.
Se podrán dar todos los alimentos exentos de gluten, gliadina y prolamina. El tratamiento va a depender de la edad, de los requerimientos, de la situación fisiopatológica y de la etapa evolutiva de la enfermedad.
Alimentos con gluten
Son todos aquellos que contienen cereales con gluten, y deberán ser retirados de la dieta, estos son
  • Pan de harina de trigo, cebada o centeno.
  • Bollos, tartas y productos de pastelería.
  • Pasta italiana.
  • Productos manufacturados, sopas, salsas…
  • Leches malteadas.
  • Infusiones y bebidas como cervezas, malta, etc.
Pueden contener gluten aquellos productos manufacturados como
  • Preparados de charcutería.
  • Quesos fundidos.
  • Patés y conservas.
  • Turrón y mazapán.
  • Té y café.

Alimentos sin gluten

Son todos aquellos que están en estado natural
  • Leche y derivados.
  • Carnes y pescados.
  • Verduras y frutas.
  • Arroz, tapioca, maíz y soja.
  • Legumbres.
  • Azúcar, aceite, margarina y mantequilla.
Con esto me despido, esperando que os haya gustado el post.

Por último os recuerdo que en el SalAIA podréis encontrar multitud de productos sea cual sea la intolerancia o alergia que presente la persona. La entrada es gratuita y en la web podéis conocer los horarios del salón así como su ubicación.
¡¡Un saludo!! 
Realizado por Jorge Ibarra Morato

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario