Inicio » , , , , , » La nueva pirámide alimentaria, mucho más que alimentos

La nueva pirámide alimentaria, mucho más que alimentos

Escrito por Nutrición a las seis el lunes, 19 de enero de 2015 | 6:00:00

¡Buenos días! Este pasado 15 de enero se realizó una sesión científica extraordinaria en la Real Academia Nacional de Medicina (RANM) y cuyo tema fue “Guías alimentarias, equilibrio nutricional y balance energético”. Por ello, hoy quería hablaros de las guías alimentarias y de algunos cambios que se están produciendo, en concreto en la pirámide alimentaria, con nuevos aportes que procederé a comentaros un poco más adelante.
La ponencia sobre la que hoy quería hacer especial hincapié, es la del Profesor Javier Aranceta Bartrina, presidente de Comité Científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, vicepresidente de la Academia Española de Nutrición y de la Real Academia de Medicina del País Vasco. En dicha ponencia expone la evolución de las guías alimentarias hasta nuestros días y va un paso más allá, exponiendo los cambios que, desde la SENC, se quieren introducir en la pirámide nutricional.
Y es que la alimentación viene regida no sólo por la disponibilidad de alimento, sino por todos los aspectos que condicionan que elijamos un tipo u otro de alimento, tales como la economía, el estado de salud, las tradiciones, las costumbres, la educación nutricional e incluso la publicidad.
De esta forma, como expone el Profesor Aranceta en la ponencia, hemos pasado de una alimentación instintiva a un tipo de alimentación que no sólo busca cubrir necesidades sino algo más, una forma de mejora del organismo.
Por lo tanto, la propuesta de pirámide elaborada por la SENC para el 2015 es la siguiente.
En la base
Han tenido en cuenta la propuesta realizada por la Fundación Dieta Mediterránea y por ello, incorpora la necesidad de realizar actividad física para todos los miembros de la familia, con una duración mínima de 60 minutos diarios, en los que dicha actividad se basa en el movimiento sin que necesariamente sea una actividad intensa, y sin olvidarnos de una adecuada hidratación.
Como novedad, habla de la importancia del equilibrio emocional. El estado de ánimo de cada uno influye directamente en nuestros hábitos alimentarios ya que por ejemplo ante una época de estrés podemos llegar a decantarnos por aquellos alimentos menos saludables y en cantidades nada apropiadas o por el contrario puede que perdamos el apetito, de cualquier forma ambos son estados a tener en cuenta.
También es importante mantener un equilibrio energético en el que la ingesta sea acorde al gasto de cada persona, contando con la forma de preparación de los alimentos que debe adaptarse y ser la adecuada para el alimento escogido.
2º Nivel
Siguen estando los cereales y féculas, pero haciendo especial mención a la ingesta de alimentos integrales.
En la misma línea estarían las frutas y verduras, sin olvidarnos de lácteos bajos en grasa, pescados, carnes, huevos y legumbres y, por supuesto, no puede faltar el aceite de oliva.
3er Nivel
Este nivel seria el dedicado a aquellos alimentos que deberían consumirse de forma ocasional como son los embutidos, carnes rojas y alimentos con un mayor contenido energético, en azúcares y sal como son la mantequilla, margarinas o los patés.
Fuera de la pirámide encontramos algunas recomendaciones:
  • Ingesta diaria de 3 a 5 comidas.
  • No perder la alimentación tradicional intentando que ésta sea sostenible, equilibrada, confortable, con tiempo y sin olvidarnos del entorno social y familiar.
Hasta aquí la pirámide y sus novedades, a expensas de que salga la publicación oficial con los detalles, el desarrollo y las recomendaciones que podremos valorar a lo largo de este 2015.
No obstante también cabe destacar que en la ponencia, el profesor Aranceta hizo una valoración de la importancia de la nutrigenómica como futuro de la alimentación, y la ética alimentaria para la sostenibilidad del sector primario y de la cadena de producción.
Este es un pequeño paso, pero con grandes cambios, y sin duda entre las novedades que esta pirámide trae la que, en mi opinión, destaca entre las demás, es la de la inclusión del estado emocional y su influencia en la alimentación. A lo largo de los años hemos ido viendo recomendaciones de todo tipo en nutrición, para las distintas etapas de la vida, para las distintas enfermedades, etc. pero en ninguna pirámide, rueda o guía alimentaria se hacía hincapié en el estado emocional; se conoce y se tiene en cuenta pero el que aparezca en la pirámide por fin, es algo que merece la pena destacar.
Con esto me despido, volvemos el miércoles con “Elige bien a tu comensal…”
Realizado por Tamara Valencia Dueñas
Fuentes

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario