Tortilla de patatas

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 10 de mayo de 2013 | 6:00:00


¡Buenos días! La receta que os traemos hoy es muy española, cuyo alimento principal es la patata. ¿Os imagináis de qué estamos hablando? Como siempre, antes de divertirnos en la cocina, primero vamos a aprender un poco acerca de este alimento.
¿Qué es la patata?
La patata (Solanum tuberosum) es el tubérculo comestible de la patatera (Solanum tuberosum L), planta perteneciente a la familia de las solanáceas. Como aclaración, los tubérculos son engrosamientos subterráneos de los tallos que no es lo mismo que la raíz.
Es un alimento muy antiguo que ya se consumía en América mucho antes de que Cristóbal Colón descubriese el Nuevo Mundo. Se empezó a importar a Europa durante la segunda mitad del siglo XVII aunque tardó bastante tiempo en adoptarse su consumo ya que la planta es tóxica y se creía que el consumo de la patata también sería peligroso. Sin embargo, su valor alimenticio fue enorme ya que permitió sobrevivir a muchas personas que padecían o estaban amenazadas de padecer hambruna debido a las pérdidas de cosechas de cereales.
La patata se cultiva especialmente en climas templados de todo el mundo, y de cosecha anual, por lo que podemos encontrarla disponible durante todo el año. De esta manera, encontramos dos tipos de patata:
  • La patata nueva o temprana que se encuentra disponible desde el inicio de la primavera hasta septiembre. Es de piel fina y lisa.
  • La patata vieja o tardía que se distingue de la anterior no sólo por su aspecto, sino también por sus características nutricionales y sus aplicaciones culinarias.
Como he dicho anteriormente la patatera es una planta tóxica. Contiene un alcaloide denominado solanina que aparece en todas las partes exteriores de la planta, a saber hojas, tallo, flores y frutos, así como en los brotes tiernos de los tubérculos cuando germinan. De esta forma, la patata también contiene ciertos componentes del grupo de la solanina, especialmente en piel, por lo que la consumición de determinadas variedades de patatas cocinadas pero sin quitar la piel implica un riesgo para la salud. Al igual que resulta peligroso consumir patatas verdosas o dañadas, ya que ese color verde implica la presencia de clorofila y una concentración elevada de estos compuestos. Cabe destacar que la solanina no se destruye con la cocción, sino que se solubiliza en el agua de cocción, lo que hace que ese agua, si se aprovecha para otros procesos culinarios, tenga efectos tóxicos. Con retirar las partes verdes de la patata y los brotes disminuimos la solanina, si la parte verde que vemos es muy amplia lo mejor en este caso eliminar la pieza entera. Únicamente se ve reducida la toxicidad con temperaturas de fritura superiores a los 170oC.
Valor nutricional de la patata
El principal componente de la patata es el almidón, recordemos que es un carbohidrato de absorción lenta, aunque tiene una pequeña proporción de azúcares (glucosa, fructosa y sacarosa). Estos carbohidratos son la fuente de energía para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. El aporte calórico de la patata no es especialmente elevado, 84 kcal/100 gr.
Aunque no se puede decir que tenga una gran cantidad de proteínas, deben destacarse ya que son proteínas de alto valor biológico. La cantidad de fibra y grasa es bastante discreta.
En relación con los minerales y vitaminas, cabe destacar la gran cantidad de vitamina C y potasio que contiene. También aporta cierta cantidad de tiamina, niacina, vitamina B6, fósforo, hierro y magnesio, así como carotenoides siendo la violaxantina, anteraxantina, luteína, los más abundantes, mientras que la neoxantina, beta-criptoxantina, zeaxantina y beta-carotenos se encuentran en cantidades menores.
En cuanto a la vitamina C cabe decir que proporciona a la patata propiedades antiescorbúticas y desintoxicantes. Sin embargo, durante la cocción se pierde una parte considerable de esta vitamina; es recomendable escoger procesos culinarios como el vapor o el horno para preservar dicho contenido.
Como ya hemos mencionado en otros post, el potasio tiene propiedades vasodilatadoras y diuréticas, esto hace que, junto con la ausencia de sodio, la patata sea beneficiosa para personas hipertensas o con afecciones cardiovasculares, pero por otro lado, no es tan beneficioso para personas con problemas de hipotensión o con problemas renales.
Después de la buena explicación sobre la patata, nos metemos a cocinar. En unos días llega a Madrid las fiestas de su patrón, San Isidro. Y uno de los platos estrellas para llevar a la pradera del santo y comer es una rica Tortilla de patata o española
Ingredientes
  • 3 patatas medianas
  • 3 huevos
  • ½ cebolla
  • Aceite de oliva
  • Sal
Preparación
Lo primero que hacemos es lavar y cortar las patatas en láminas finas y la cebolla en trozos pequeños. Una vez puesto el aceite a calentar, echamos las patatas y la cebolla, añadiendo un poco de sal y las freímos. Mientras se están friendo las patatas, las vamos deshaciendo con un tenedor hasta el tamaño que más nos guste; una vez doradas, las sacamos y las ponemos en un plato, el aceite que escurran nos va a servir para hacer la tortilla. El aceite que queda en la sartén lo colamos y lo podemos guardar para siguientes usos.
Mientras se van escurriendo las patatas batimos los huevos, una vez batidos añadimos las patatas y la cebolla y removemos bien.
Añadimos en la sartén un poco del aceite escurrido hasta que nos cubra el fondo, añadimos la mezcla de huevos, patatas y cebolla y dejamos que se vaya dorando una de las caras. Cuando ya veamos que está bien dorada damos la vuelta a la tortilla con un plato por ejemplo y doramos por la otra parte.
¡¡Listo!! Ya podemos servir y a comer.
Esperemos que os guste y sobre todo tortillas hay muchas y cada uno lo hace de una forma, os invitamos a comentarnos ¿cómo las hacéis?, ¿con qué ingredientes?
Hasta la próxima semana :)
Realizado por Cristina Vallespín Escalada y Jorge Ibarra Morato

COMPARTIR

4 comentarios :

  1. La torti en el plato de duralex..no puede haber cosa más típica...y rica...
    Buen trabajo, amigos..
    Abrazo..
    Patricia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patricia :)

      Muchas gracias por tu comentario!!

      Un saludito del Equipo de Nutrición a las 6.

      Eliminar
  2. Que rica!!!
    Pero aun siendo un plato super sencillo no a todo el mundo le sale rica, rica.
    Yo conozco a un par de personas que les sale maravillosa.
    Como siempre un post muy bien explicado.
    Animo chicos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María!!

      A parte de que a todo el mundo no le sale igual, los gustos de las personas no son los mismos (con o sin cebolla, más o menos cuajada...)

      Un saludito :) del equipo de Nutrición a las 6

      Eliminar