Dietas milagrosas - Operación bikini

Escrito por Nutrición a las seis el lunes, 13 de mayo de 2013 | 6:00:00



¡Buenos días! Hoy comenzamos la semana hablando de dietas milagro.
No voy a hablar de una dieta milagro en concreto sino de esa misión imposible que todo el mundo en algún momento de su vida se plantea con la llegada del buen tiempo. Es una misión dictada por las prisas por quitarse kilos y hacer en dos semanas lo que no se ha hecho durante los 300 y pico días restantes del año, esta misión recibe el nombre de… ¡¡OPERACIÓN BIKINI!!
Tenemos mucha prisa por conseguir un cuerpo 10 en tiempo 0 y es de eso de lo que se alimentan los medios; llevamos al menos un mes siendo bombardeados por televisión, radio, internet etc. con dietas, productos y libros milagrosos que dicen: “¡Pierde hasta 5 kilos en una semana!” Básicamente existe un…99% de productos y dietas que tienen ese lema junto con el de “¡Adelgaza sin esfuerzo!” “¡Sin dietas! ¡Sin moverte de casa!” ¿Perdón? Ahí llega un momento que ya no sé si reír o llorar de lo ridículo que suena.
El objetivo planteado está distorsionado, no se busca cambiar de hábitos para hacerlos más saludables, nada de mejorar la alimentación, nada de hacer un poco de ejercicio, si no se consigue el peso y el cuerpo soñado no estamos contentos… ¿realmente en 15 días se puede perder peso sin salir de casa y siguiendo una dieta de las miles que hay?
Sí, claro que se puede perder 5 kilos en una semana, ¿pero a costa de qué? A costa de perder en forma de agua, músculo y una mínima parte de grasa, porque desde ya os digo que si era la parte grasa la que creíais que estabais perdiendo, sintiéndolo mucho he de decir que en 15 días o un mes metidos en casa haciendo una dieta monótona o a fases, o como sea esa a la que llaman dieta milagro, no se pierde la grasa del cuerpo.
Para conseguir bajar esta grasa corporal (no necesariamente hablamos de perder peso), hay que establecer unos hábitos alimenticios y de vida concretos, debemos plantearnos entablar una relación seria y estable con el ejercicio y los alimentos. El ejercicio suele ser, junto con los hidratos de carbono y las grasas, un enemigo al que muchos no quieren plantar cara, pero… ¿es tan malo salir a pasear al parque? ¿Ir a hacer senderismo, hacer una ruta en la montaña mientras observamos el paisaje?, incluso salir en familia a montar en bici, a hacer juegos en el parque… para mí no tiene pinta de ser el perfil de un enemigo a batir.
Volviendo al tema de las dietas milagro, observando muchas de ellas se sacan ciertos patrones comunes que permiten identificarlas, veamos algunas de estas características mediante sencillas preguntas:
  • La principal, ¿pretenden vender la idea de perder muchos kilos en poco tiempo?, como he dicho antes, esto debemos planteárnoslo como una carrera de fondo (una maratón) no de velocidad.
  • ¿Defiende la pérdida de peso a través de la ingesta principalmente de un solo nutriente? Están de moda las dietas hiperproteicas en las que se elimina el resto de nutrientes al menos durante unos días; una dieta equilibrada nos garantiza mantener un estado nutricional y de salud adecuado, cada función del cuerpo requiere de sus nutrientes concretos, si eliminamos alguno de ellos dificultamos la adecuada realización de estas funciones. Por esto, son dietas muy monótonas que en muchos casos se abandonan a la semana.
  • ¿Intentan vender sus productos? Algunos plantean la dieta para vender sus productos, la mayoría tienen productos hiperproteicos que hay que reconstituir, también algunos dicen que para seguir su dieta en la que te recomienda el consumo de alimentos ricos en fibra como la avena por ejemplo, debes comprar su avena diciendo que es especial y maravillas varias de las propiedades de su producto.
Las dietas milagro son un negocio para el que las vende y a ellos les importa muy poco la salud del que la sigue, en otros casos son dietas ideadas para ciertas patologías que después algún listillo se ha aprovechado de ello y lo vende para todos los públicos. Así que ¡no seamos impacientes! hay que salir, correr, andar y disfrutar de los alimentos, no todo son hervidos, platos a la plancha… es muy aburrido (cuando no hay más remedio pues no queda otra, pero pudiendo disfrutar de los guisos, asados, etc. ¿para qué sufrir?). Ante todo ser felices y conocer nuestro cuerpo. 
Por esto propongo una nueva operación bikini, sin restricciones de alimentos pero siempre equilibrada, una alimentación para toda la vida.
Llega el verano así que a disfrutar de los zumos fresquitos, las ensaladas de verduras, de la pasta, y… del gazpacho :)
Con esto me despido, ¡hasta el miércoles!
Realizado por Tamara Valencia Dueñas

COMPARTIR

2 comentarios :

  1. Las que tenemos unos añitos, alguna vez hemos caído en este tipo de dietas. Realmente es un error, pero eso te das cuenta con los años. Recuerdo que una amiga solo se alimentaba de unos batidos, que por aquel entonces sabían fatal.
    En fin espero que las personas actualmente tengan un poco de sentido común y no caigan (o recaigan) en este tipo de dietas. Bsoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María,

      Desgraciadamente, no sólo los adultos caen en este tipo de dietas... los adolescentes también hacen estas dietas para parecerse a las famosas y estar a gusto con su cuerpo. Y sí, es un gran error que sólo con los años comprendes. Aún así, siguen haciendo las mismas burradas.

      Ya le dedicaremos un post a los famosos batidos...

      Un saludito ;) El Equipo de Nutrición a las 6.

      Eliminar