Torrijas

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 15 de marzo de 2013 | 6:00:00


¡Buenos días! Próxima ya la Semana Santa queremos compartir con vosotros recetas típicas de esta época y comenzamos con un plato muy dulce que tiene entre sus componentes principales la canela.
La canela es un condimento muy común en la cocina; esta canela, la que consumimos, es una corteza extraída de distintos árboles de hoja perenne pertenecientes a la familia cinnamomun, que se cultivan en regiones cálidas.
La canela más utilizada en Europa es la canela de Ceilán, sin embargo existen otros tipos de canela, según su procedencia, todas con propiedades semejantes:
  • Canela de la China o Cassia. Más utilizada en América que en Europa, es la más utilizada en la medicina china y un ingrediente esencial en la cocina de este país que junto al anís estrellado, casia, hinojo, clavo y pimienta de Sichuan se utiliza para rebozar verduras y carnes para posteriormente freírlas.
  • Canela blanca. De olor parecido a la canela de Ceilán pero de sabor picante y de propiedades afrodisiacas, muy utilizada como remedio medicinal para estimular el apetito y mejorar la digestión debido a esa propiedad picante. Además de tener propiedades antiescorbúticas y antirreumáticas.
  • Canela de java. A pesar de tener la corteza más oscura y gruesa que la de Ceilán posee aroma y sabor parecidos.
  • Canela de la India. Muy utilizada en esta zona junto con el clavo y el cardamomo. Posee un sabor más fuerte que el resto de tipos de canela descritos anteriormente.
La canela en rama es un condimento que se añade tanto a platos dulces como a salados, natillas, manzana asada o, por parte de platos salados, estofados.
También se usa para darle aroma a tés, leche o chocolate caliente.
En cuanto a sus propiedades, como ya hemos dicho antes en los tipos de canela, estimula el apetito y mejora la digestión, pero también es un anticoagulante natural debido a su contenido en cinamaldehído, que actúa sobre la actividad plaquetaria evitando coágulos, esto gracias a la acción conjunta como antiagrefante, antiesclerótico y antitrombótico, favoreciendo así el sistema circulatorio.
Gracias a sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias ayuda en resfriados y congestiones, favoreciendo una adecuada respiración.
Se está estudiando su posible papel como regulador en diabetes mellitus tipo II, en su composición contiene vitaminas sobretodo del completo B, y en especial de B1, que ayuda en la regulación del contenido en sangre de glucosa, ya que junto con la vitamina B2 se encarga del metabolismo de la glucosa. Es por esto que la canela podría ayudar pero como ya he dicho, está en estudio.
Teniendo en cuenta que es un condimento que, al igual que muchas otras especias, en grandes cantidades es tóxico, se recomienda consumirla como complemento y tener cuidado con su suplementación.
En la industria y en farmacias, sus propiedades antibacterianas se utilizan para elaborar productos de higiene bucal e incluso para la elaboración de jarabes para resfriados y catarros; en la industria alimentaria se ha incluido en procesos de conservación de alimentos y mejora del flavor (conjunto de aroma y sabor) de alimentos pre-cocinados.
Después de conocer todo sobre la canela gracias a mi compañera, nos ponemos manos a la obra para hacer un postre muy típico en estas fechas, y no es otro que las Torrijas
Ingredientes para 3 personas
  • 6 rebanadas de pan del día anterior
  • 1/2 litro de leche
  • 3 huevos
  • Aceite de oliva
  • Azúcar
  • Canela en polvo
Preparación
Cortamos en rebanadas el pan del día anterior y reservamos. En un cazo calentamos la leche con 5 cucharadas de azúcar y también un poco de canela (al gusto), cuando veamos que la leche está templada la retiramos del fuego y la ponemos en un bol. Seguidamente introducimos las rebanadas de pan para que se vayan ablandando. Mientras, batimos los huevos y ponemos una sartén al fuego con aceite suficiente para freír las rebanadas y vamos calentándolo.
Cuando veamos que las rebanadas están blandas, las pasamos por huevo y las freímos hasta que se doren. Una vez fritas, se pasan por un plato donde tenemos mezcladas azúcar y canela. Las colocamos en un bol y ya están listas para comer.
Es un postre que nos proporciona muchas calorías, por lo que lo debemos tomar de vez en cuando y no abusar. Pero realmente, ¡¡¡están tan ricas!!! Otra manera de cocinarlas para que sean menos calóricas es al horno. 
Nos despedimos, esperando que hagáis unas deliciosas torrijas en semana santa, y esperamos que nos comentéis como las hacéis vosotros, si son con vino, con algún otro ingrediente… todos estamos para aprender.
¡¡Un saludo muy grande!!
Realizado por Tamara Valencia Dueñas y Jorge Ibarra Morato

COMPARTIR

2 comentarios :

  1. Son deliciosas!!!! En casa solo las hacemos en Semana Santa. Un saludo para todo el equipo ;)

    ResponderEliminar
  2. Estamos contigo son deliciosas y como un sabio dijo hace tiempo "Una vez al año no hace daño".
    Un saludo de todo el equipo.

    ResponderEliminar