Inicio » , , , , » Riboflavina o vitamina B2, la vitamina de la energía

Riboflavina o vitamina B2, la vitamina de la energía

Escrito por Nutrición a las seis el lunes, 24 de marzo de 2014 | 6:00:00


En 1879 se identificó la importancia biológica de un pigmento fluorescente verde-amarillento en la leche. Szent-György, Kuhn y Wagner-Jauregg, científicos suizos, aislaron por primera vez en 1933 la riboflavina a partir de la leche y en 1935, se sintetizó por primera vez.
Está formada por la combinación de una flavina con un azúcar de 5 carbonos, que es la ribosa. En estado puro tiene aspecto de cristales amarillos.
Esta asociación entre la ribosa y la flavina es el origen de su nomenclatura, llamándose a esta vitamina riboflavina
Las formas activas de riboflavina que intervienen en los procesos metabólicos y actúan de coenzimas son dos:
  • Flavín-mononucleótido (FMN), que se forma por la unión de un grupo fosfato a la riboflavina.
  • Flavín-adenín dinucleótido (FAD), que se forma a partir del FMN por condensación con ATP.

Absorción y metabolismo
La riboflavina se absorbe de manera activa a partir del intestino delgado proximal y en su interior sufre un proceso de fosforilación, ya que para su absorción es necesario que las formas FAD y FMN (presentes en los alimentos a excepción de la leche que sí presenta riboflavina libre) se conviertan en riboflavina por acción de las fofatasas y pirofosfatasas. Una pequeña proporción de la vitamina es sintetizada por la flora intestinal. Además, su absorción se incrementa gracias a la presencia de alimento en el tracto gastrointestinal.
Una vez absorbida la vitamina viaja al hígado por vía porta, y posteriormente parte de la riboflavina circula en el plasma unida a algunas inmunoglobulinas y débilmente a la albúmina. Cuando la vitamina se encuentra en el interior de la célula, se convierte en sus formas co-enzimáticas por medio de la flavocinasa; esta transformación ocurre dentro del citoplasma celular en la mayoría de los tejidos, en especial en el intestino delgado, hígado, corazón y riñones.
El hígado es el encargado de metabolizar la riboflavina, y el almacenamiento de ésta es escaso, por lo que se excreta a través de la orina y el sudor, así como por vía biliar y las glándulas mamarias.
Funciones
Las funciones de la riboflavina son muchas, pero de especial interés son las relacionadas con el metabolismo y la producción de energía.
La riboflavina tiene un papel muy importante en el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y los aminoácidos a través de sus formas coenzimáticas FAD y FMN. 
Estos compuestos coenzimáticos realizan funciones de trasporte electrónico a través de procesos de óxido-reducción, como puede ser la trasferencia de dos electrones, de manera que tanto el FMN como el FAD aceptan dos átomos de hidrógeno y participan en la producción de energía en la cadena respiratoria.
Por otro lado, las coenzimas de la riboflavina en conjunto con el citocromo P450 participan en el metabolismo de medicamentos y toxinas.
En cuanto a su acción antioxidante, la glutatión reductasa es una enzima dependiente de FAD que participa en las reacciones de óxido-reducción del glutatión, el cual tiene un papel preponderante en la protección del organismo contra las especies reactivas de oxígeno. El FAD es necesario para regenerar las dos moléculas que glutatión reducido perdió al oxidarse.
Otra enzima dependiente de FAD es la xantina oxidasa, la cual cataliza la oxidación de hipoxantina y xantina en ácido úrico. El ácido úrico es uno de los más efectivos antioxidantes hidrosolubles presentes en el torrente sanguíneo.
Además, la vitamina B2 está involucrada en la eritropoyesis, es decir, formación de glóbulos rojos, en el catabolismo de la adrenalina y la noradrenalina, la gluconeogénesis, la conversión de la piridoxina fosforilada a su coenzima funcional, la conversión de triptófano en niacina (vitamina B3) y la conversión de folato a metiltetrahidrofolato
La vitamina B2 está implicada de igual manera en el metabolismo del hierro. Aunque el mecanismo mediante el cual la vitamina actúa aún no es claro, se ha sugerido que la deficiencia de riboflavina podría alterar la absorción de hierro, aumentar la pérdida de hierro en el intestino y podría alterar la utilización del hierro para la síntesis de hemoglobina. Se ha observado que la suplementación con riboflavina en sujetos con deficiencia de esta vitamina y anemia ferropénica responden mejor a la suplementación con hierro para la corrección de la anemia.
Requerimientos y toxicidad
Las necesidades de vitamina B2 varían en función de la edad y el sexo. Los niños necesitan en general, de 0,4 a 1,2 mg de riboflavina al día, mientras que a partir de los 10 años los requerimientos aumentan. En la edad adulta, los hombres necesitan una cantidad diaria de 1,8 mg de riboflavina, mientras que en el caso de las mujeres la cantidad es de 1,4 mg. Por lo que se establece un mínimo en los adultos de 1,2 mg diarios.
Es importante tener en cuenta que durante el embarazo y la lactancia, las necesidades de la mujer van a verse incrementadas, por lo que la cantidad diaria recomendada de riboflavina en estos casos va a ser de 1,6 y 1,9 mg respectivamente. 
Llevar a cabo una alimentación sana y equilibrada que incluya alimentos ricos en riboflavina, resulta suficiente para obtener las cantidades necesarias de esta vitamina.
En cuanto a sus efectos tóxicos, la riboflavina no causa toxicidad porque no se almacena en el organismo. Se trata de una vitamina hidrosoluble, es decir, soluble en agua, por lo que su exceso se elimina a través de la orina o la bilis. Además, la capacidad normal de absorción en el tracto gastrointestinal es bastante limitada.
Deficiencias
La carencia de riboflavina en la dieta puede estar causada por diferentes factores como una dieta poco equilibrada, un consumo excesivo de dulces y alimentos refinados (durante el refinado se elimina la cáscara de los cereales, lugar en el que está presente la vitamina Bjunto a otros nutrientes) o el alcoholismo crónico, entre otros. 
En lo que se refiere a los cereales refinados, el pan y la pasta contienen vitaminas en cantidades inferiores a las de sus análogos integrales, por lo que abusar de su consumo puede contribuir a un mayor riesgo de déficit de B2. En cuanto al exceso de dulces, estos aumentan los requerimientos de riboflavina debido a que esta vitamina participa en la obtención de energía a partir de los hidratos de carbono. 
La carencia de vitamina B2 en la dieta provoca trastornos oculares como fotofobia (molestia y dolor ocular producido por la luz), lagrimeo, opacidad corneal y ulceraciones. Así como inflamación faríngea, hipertermia, edema en las membranas faríngeas y bucales, queilosis, estomatitis angular, glositis (lengua magenta), dermatitis seborreica en escroto y vulva, queratitis, neuropatía y anemia normocrómica normocítica con citoplasia pura de eritrocitos en la médula ósea.
Además, es común que la deficiencia de esta vitamina se presente combinada con la de otras vitaminas hidrosolubles como la vitamina B1 o tiamina y la B3 o niacina.
También, la deficiencia de riboflavina se ha asociado a un aumento en el estrés oxidativo, siendo la medición de glutatión reductasa en eritrocitos usada para evaluar el estado nutricional en relación a la riboflavina.
Fuentes
Los siguientes alimentos nos suministran riboflavina en la dieta: 
  • Leche y productos lácteos.
  • Huevos.
  • Hortalizas de hoja verde.
  • Carnes magras.
  • Pescado.
  • Legumbres.
  • Nueces.
  • Los panes y los cereales a menudo vienen enriquecidos o fortificados con riboflavina.
Se recomienda no almacenar los alimentos que contengan riboflavina en recipientes de vidrio expuestos a la luz, ya que ésta la destruye.
Después de conocer un poco más a la vitamina By todo lo que le rodea, desde sus funciones metabólicas hasta todos los problemas que puede provocar su déficit, sólo queda despedirme.
Nos vemos la semana que viene, ¡¡ser felices!!
Realizado por Jorge Ibarra Morato
Fuentes
Nutrición y alimentación humana.2ed. Mataix J. Ergon 2009.
Nutrición y dietética. Martin Salinas C, Díaz Gómez J, Montilla Valeriano T, Martínez Montero P. Ediciones DAE (grupo Paradigma) 2000.

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario