Hamburguesas de quinoa

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 7 de marzo de 2014 | 6:00:00

Buenos días a todos. En la receta de hoy, el ingrediente principal que hemos escogido es la quinoa (o quinua), y vamos a proponer una receta un tanto vegetariana. Pero primero, aprendamos más cosas sobre este alimento, ¿os parece?
La quinoa es un alimento bastante nuevo para nosotros; sin embargo, fue durante siglos el alimento básico de los incas hasta la llegada de los españoles, quienes prefirieron el cultivo de la patata y el maíz, quedando la quinoa olvidada en las cumbres andinas.
Aunque se considere como tal, la quinoa (Chenopodium quinoa Wild) no es un cereal. Es una planta anual de hojas anchas perteneciente a la familia de las quenopodiáceas, misma familia botánica que la remolacha, las acelgas o las espinacas, pero por sus semillas en forma de grano y al ser ésta la parte que más se consume (las hojas también pueden cocinarse como una verdura), es lo que hace que la quinoa sea considerada un cereal.
La siembra se realiza entre septiembre y diciembre y se cosecha entre los meses de abril y junio.
En cuanto a las semillas, son de un color amarillo blanquecino aunque, dependiendo de la especie, también se pueden encontrar rosas, rojas, naranjas, púrpuras o negras, y están recubiertas de saponinas, una sustancia resinosa, amarga, que protege al grano del ataque de parásitos e insectos, y que forma una solución jabonosa con el agua, lo que obliga a tener que lavar bien los granos antes del consumo.
El sabor de la quinoa recuerda al del arroz integral aunque su textura es más fina y agradable, y al igual que el arroz permite diferentes formas culinarias: germinadas, en ensalada, en sopa, como guarnición, frías, calientes, para elaborar postres... Son granos blandos, de fácil digestión con un valor nutritivo considerablemente mayor que el del arroz, maíz, trigo, avena y algunas hortalizas. La FAO de hecho afirmó en su día que la quinoa posee el balance de proteínas y nutrientes más cercano a lo que sería el ideal de alimentación de un ser humano. Por otra parte no contiene gluten, lo que hace que pueda ser ingerida por celíacos y bebés a los que todavía no se aconseja su consumo.
La quinoa contiene vitaminas, minerales, sustancias fitoquímicas, proteínas de alto valor biológico y ácidos grasos no saturados además de fibra.
Por 100 gramos de producto obtenemos 341 kcal, que es semejante a cualquier otro cereal. Contienen un 60% hidratos de carbono en forma de almidón y sólo un 5% en forma de azúcar, lo que convierte a la quinoa una fuente óptima de energía que se libera lentamente a medida que lo vamos necesitando; además contiene alrededor del 7% de fibra, que ya sabemos favorece al tránsito intestinal, ayuda a regular los niveles de colesterol y estimula el desarrollo de la flora bacteriana gastrointestinal.
Por otra parte, sólo contiene un 5% de grasas, siendo además ácidos grasos poliinsaturados omega 3.
En cuanto a las proteínas, están presentes en un 14%. Residiendo su importancia en que son proteínas de alto valor biológico que nos aportan todos los aminoácidos esenciales, es decir, todos los aminoácidos que el organismo es incapaz de sintetizar por sí solo. También aporta otros aminoácidos que, aunque no son esenciales en el adulto sí lo son en niños y adolescentes, dada su implicación en el crecimiento, me refiero a la histidina y a la arginina. Además, aporta una serie de aminoácidos no esenciales pero interesantes como la fenilalanina, treonina, triptófano, alanina y glicina, entre otros muchos.
Metiéndonos ya en micronutrientes, las semillas de quinoa son ricas en vitaminas del grupo B, vitamina C y vitamina E, aunque es más interesante la composición mineral ya que es un alimento muy rico en calcio, hierro, potasio, magnesio, fósforo, zinc y manganeso.
Y ya por último, cabe destacar la presencia de dos sustancias, la daidzeína y la cenisteína, que son dos fitoestrógenos que ayudan a prevenir la osteoporosis y muchas otras alteraciones orgánicas y funcionales que ocurren en la menopausia cuando hay falta de estrógenos. Entre otras funciones, también favorecen la adecuada actividad metabólica del organismo y la correcta circulación de la sangre.
Muchos expertos, sobre todo procedentes de territorios andinos, afirman que la ingesta habitual de este alimento puede prevenir la osteoporosis, el cáncer, las enfermedades coronarias, estimular las funciones del hígado, reducir los niveles de colesterol, potenciar el sistema inmune y el desarrollo de células cerebrales, favorecer el desarrollo de la flora bacteriana, mejorar el ánimo, detoxificar el cuerpo, y es antiinflamatoria, antioxidante, analgésica, cicatrizante y anticatarral, entre otras muchas propiedades.
Además, como he mencionado al principio, no contiene gluten, por lo que personas celíacas pueden beneficiarse de todas sus propiedades. De la misma forma, es igual de interesante para personas vegetarianas para obtener proteínas de alta calidad y  calcio y hierro de buena absorción.
Y sin más, pongámonos el delantal y a la cocina a hacer unas ricas…. Hamburguesas de quinoa
Ingredientes
  • 150 gr. de copos de quinoa
  • 500 mL de agua
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 pimiento verde
  • Comino en grano
  • Orégano
  • Pimentón dulce
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva

  • Sal
Preparación
Pelamos y lavamos el pimiento y lo troceamos finamente, lo mismo hacemos con la cebolla, y  reservamos.
Calentamos el agua y la mezclamos con los copos de quinoa, se formará una pasta homogénea que reservaremos.
En una sartén con aceite de oliva doramos las verduras, cuando estén listas añadimos las especias excepto el pimentón dulce, dejamos que se mezclen los aromas y añadimos los copos de quinoa, removemos bien y finalmente añadimos el pimentón dulce dejamos que se enfríe un par de horas en el frigorífico (todavía mejor si es de la mañana para la noche). Después, vamos moldeando las hamburguesas mientras ponemos a precalentar el horno a 180oC.
Horneamos las hamburguesas durante 15 minutos y… listo para servir y comer. Mejor acompañar con una ración de ensalada.
Con esto nos despedimos, nos vemos en el próximo post.
Realizado por Cristina Vallespín Escalada y Tamara Valencia Dueñas
Fuentes

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario