Pasta al pesto

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 15 de febrero de 2013 | 18:00:00

Buenos días, nuestra receta de hoy tiene como elemento clave el ajo y, por eso, hoy quería hablar un poco de este alimento que, aunque a veces con mala fama, ya que a muchos puede “repetir” tras su ingesta, lleva en nuestras cocinas desde varios miles de años, partiendo según diversos estudios desde Asia central y extendiéndose de cultura en cultura gracias a sus múltiples propiedades.
Su nombre científico es Allium sativum, y pertenece a la familia de las liliáceas.
Entre sus componentes destacan gran cantidad de aminoácidos como el ácido glutámico, la lisina, leucina, valina, arginina, ácido aspártico
Con respecto a su contenido vitamínico destaca la vitamina C y gran cantidad de vitaminas del grupo B como la niacina, por parte de los minerales destacan el potasio, fósforo y magnesio.
Su contenido en magnesio, potasio, calcio, vitamina C, junto con otros componentes como la fibra, aspargina, ácido cafeico y ácido clorogénico, hacen de este alimento un excelente diurético, muy recomendable para personas con retención de líquidos, para la reducción de edemas, etc.
Contiene aceites esenciales de tipo sulfurosos junto con los componentes aliína y ajoeno que son muy recomendables para el mantenimiento del sistema circulatorio, como prevención de enfermedades cardiovasculares. Favorecen la circulación debido a sus propiedades antitrombóticas, dilatan las arterias y fluidifica la sangre evitando así problemas de hipertensión, infarto, colesterol o arterioesclerosis. Además, favorecen la oxigenación, facilitando el trabajo que realizan los pulmones, ayudando a la detoxificación de los mismos y favoreciendo el despeje de las vías respiratorias, que se ven perjudicadas en casos de enfermedad pulmonar, y alivia la tos debido a estas propiedades expectorantes.
Además, estos compuestos azufrados tienen acción bactericida que va a ayudar en el tratamiento de procesos infecciosos del aparato respiratorio así como del digestivo o el excretor.
Por sus propiedades digestivas, puede usarse para prevenir o tratar intoxicaciones alimentarias, aunque en casos de acidez de estómago o personas con estómagos delicados debería evitarse.
Se ha visto que tiene un uso efectivo en el tratamiento para la eliminación de problemas parasitarios tipo lombrices intestinales o tenia.
En estudios recientes, se ha llegado a la conclusión de que debido a sus componentes azufrados, así como de flavonoides, ayuda en la prevención de cáncer, sida y para el tratamiento de alergia al polen.

A pesar de sus múltiples propiedades, no todo el mundo debe consumir este alimento, personas en tratamientos con fármacos del tipo sintrom puede resultar peligroso, ya que estos fármacos también fluidifican la sangre para evitar trombos; o por su contenido en yodo no se recomienda en personas con problemas de tiroides (hipertiroidismo).
Después de haber aprendido tantas maravillas del ajo, toca utilizarlo en una de nuestras ricas recetas, Pasta al pesto
Ingredientes para 4 personas
  • 400 gr. de tallarines 
  • 3 dientes de ajo
  • 1 manojo grande de albahaca
  • 100 ml de aceite oliva
  • Sal
  • 50 gr. de parmesano
  • cucharadas de piñones
Preparación
Por lo primero que debemos empezar es por los piñones, los cuales se tuestan en una sartén sin engrasar y, después, los picaremos. Por otra parte, pelamos el ajo y lo picamos también. Lavamos la albahaca y la cortamos. Para facilitar las cosas y hacerlo más rápido, si no nos apetece estar cortando todo el tiempo, se puede picar todo con el picador de ajos y en un santiamén, lo tenemos todo listo.
Mezclamos el ajo, los piñones, la albahaca y el parmesano y añadimos lentamente el aceite removiendo hasta obtener una salsa homogénea. Probamos y rectificamos el punto de sal si se necesita.
Mientras, cocemos la pasta. Cuando esté en su punto, la escurrimos en un colador. 
Para finalizar, echamos la pasta en una sartén caliente y añadimos el pesto mezclándolo todo bien.
Esperemos que disfrutéis de este estupendo plato y nos deis vuestra opinión.
Saludos a todos.
Realizado por Tamara Valencia Dueñas y Cristina Vallespín Escalada

COMPARTIR

2 comentarios :

  1. mmmm... rica, rica, ¡¡¡y muy sana!!! Yo tengo que tener cuidado con el ajo, porque me repite, no me debería de pasar tomándolo, pero con la cantidad de propiedades que tiene y con el buen sabor que da, ¿quién puede dejar de tomarlo?
    Un saludo a todo el equipo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Nos alegra que te haya gustado la receta.

      Cada uno sabe su propia tolerancia al ajo. En el caso de esta receta, si 3 dientes de ajo te parecen muchos y sabes que no lo vas a tolerar, siempre se puede disminuir la cantidad de ajo (teniendo en cuenta que algo nos rebajara el sabor). Y así podemos disminuir la cantidad de ajo.

      Hay trucos para evitar que el ajo repita; uno es eliminar el germen, una vez retirado las digestiones no serán tan pesadas ya que nuestro organismo no es capaz de digerirlo y nos causa molestias. Así podrás disfrutar de las cosas buenas que tiene.

      Un saludo el Equipo de Nutrición a las 6.

      Eliminar