Redes Sociales

”blogger” ”rss” ”google+” Image and video hosting by TinyPic ”facebook”

Buscador

Pestañas

lunes, 22 de octubre de 2012

¿Qué es la piramide alimentaria?

Seguro que muchos de vosotros ha visto alguna vez la famosa pirámide alimentaria en algún sitio o incluso la tiene de imán en la nevera. Pero, ¿cuántos realmente saben qué es o para qué sirve?

Pues bien, la pirámide de la alimentación es una herramienta que plasma gráficamente las recomendaciones alimentarias para la población general (hay ciertos grupos que tienen unas recomendaciones distintas y por tanto, una pirámide distinta, como son: niños, ancianos, mujeres embarazadas). Es decir, indica la frecuencia de consumo, incluyendo la ración orientativa, de los diferentes alimentos, o grupos de alimentos, que hay que ingerir diaria, semanal u ocasionalmente para lograr una dieta saludable y equilibrada. Se puede representar de muchas formas: el rombo, la rueda, la pirámide, incluso en Colombia se utiliza un trenecito.

En España la forma más común es en pirámide. La base de la pirámide incluye aquellos alimentos que deben estar presentes frecuentemente en la dieta, y según se suba a segmentos superiores el consumo debe ser menor, teniendo en el vértice aquellos alimentos que se deben consumir ocasionalmente.

La que muestro a continuación, es la actual pirámide de la Dieta Mediterránea que se ha adaptado al estilo de vida actual. Su principal novedad es la localización del aceite de oliva en el centro de la pirámide y la incorporación de los aspectos sociales y culinarios. No sólo se trata de comer bien, sino de disfrutar con ello. La acción de cocinar, se puede realizar en familia o con los amigos y divertirse con ello, y luego sentarse a la mesa potencia ese sentido y estado de comunidad.

Las comidas principales, comida y cena, deben contener una o dos raciones de: cereales (pan, pasta, arroz, etc.), verduras (al menos una ración debe ser cruda) y frutas (siendo el postre habitual); es decir, aquellos alimentos que se encuentran en la base de la pirámide. En la base también se debería encontrar la leche (aunque la encontramos en la mitad), debido a que se recomienda el consumo de al menos dos raciones de productos lácteos al día eligiendo aquellos bajos en grasa.

A continuación, según subimos en la pirámide, encontramos las legumbres, pescados, huevos y carne (preferiblemente elegir la carne blanca que es la menos grasa). Estos alimentos se ingieren de manera alternativa; así, por ejemplo, encontramos de 3 a 5 veces por semana el pescado y la carne (consumiendo más pescado que carne), 3-4 veces los huevos y  2-3 las legumbres.

En el vértice de la pirámide, y por lo tanto los alimentos que se deben comer de forma ocasional, encontramos las carnes grasas, los derivados cárnicos y la pastelería y bollería.

La pirámide también incluye recomendaciones en el consumo de vino y cerveza, admitiéndose hasta dos vasitos al día. Esto no incluye otras bebidas alcohólicas cuyo consumo debe ser muy ocasional puesto que contienen las famosas “calorías vacías”. El agua es otro componente esencial en la dieta de la que no nos podemos olvidar, debiéndose consumir al menos 1,5L preferiblemente 2L.

Por último, y aunque no tiene carácter alimentario, en la pirámide también se incluye la práctica de actividad física de una manera habitual.

 

Me despido, ¡hasta el próximo día!

 

Realizado por Cristina Vallespín Escalada.

1 comentario:

  1. Muy buen articulo. Animo y seguir en esta linea y mejorando. Un saludo

    ResponderEliminar

Más vistos de la semana