Inicio » , , » Día mundial de la menopausia

Día mundial de la menopausia

Escrito por Nutrición a las seis el jueves, 18 de octubre de 2012 | 6:00:00


Hoy, es un día especial dedicado a esa etapa de la vida que, para muchas mujeres, resulta una experiencia para nada agradable. Hablamos de la menopausia
En esta etapa, el cuerpo se ve sometido a muchos cambios hormonales, físicos y psicológicos, es el inicio de una nueva fase de la que hay que estar concienciados y conocer todas sus implicaciones.
Ayer paseando por la plaza de Felipe II, me encontré con una carpa en la que, además de promocionar productos para esta etapa, están realizando una serie de charlas sobre el tema y en las cuales cualquiera puede consultar sus dudas, entre la información que encontré venían consejos bastante útiles sobre las molestias relacionadas con la menopausia.
En un día como este no podría faltar una breve explicación de qué es y cómo se desarrolla la menopausia.
¿Qué es la menopausia? 
Simplemente es un cambio hormonal en el que se produce el descenso progresivo de producción de ciertas hormonas (estrógenos y progesterona) hasta el cese total de secreción hormonal, además esto coincide con el agotamiento de óvulos, todo esto en conjunto desemboca en amenorrea (cese de menstruación).
Hasta ahí una breve descripción de qué es la menopausia, pero veamos sus efectos.
Están aquellos más perceptibles como el cambio físico, en el que hay una redistribución de grasa. Esto conlleva al aumento del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes y osteoporosis, ya que no se tiene el efecto protector de las hormonas.
Hay efectos menos perceptibles pero igualmente importantes que son los efectos psicológicos que la menopausia tiene en las mujeres, y es que este cambio lleva consigo una carga emocional importante. Os dejo una tabla con una serie de síntomas apreciables y su repercusión en el comportamiento y psique de las mujeres:

Debemos tener en cuenta que existen tres tipos de menopausia:
  • Menopausia natural, en todas las mujeres, alcanzada una edad (entre 45-55 años), se producen los cambios con normalidad tal y como hemos explicado antes.
  • Menopausia precoz, puede producirse incluso antes de los 40 años, por posibles causas genéticas o trastornos hormonales.
  • Menopausia inducida, antes o después de los 50 años. Consecuencia de un tratamiento quirúrgico. Los cambios se producen bruscamente por lo que los cambios se notan más, podemos mejorar con la terapia hormonal sustitutiva.
Ya conocemos un poco más esta etapa, pero… ¿nutricionalmente qué podemos hacer? 
Se puede intentar paliar muchos de los síntomas con fitoterapia, un ejemplo claro y que todos conocemos son las isoflavonas de soja.
La alimentación es muy importante. Llevar una dieta equilibrada sin olvidarnos de conseguir un aporte adecuado de calcio, muy importante en prevención de osteoporosis. Ejemplos de alimentos con este mineral:
  • Verduras y hortalizas: espinacas, col rizada, cebolla, berro, cardo, acelga, grelos, brócoli.
  • Legumbres: judías  blancas, garbanzos, lentejas, soja.
  • Leche y derivados: leche, quesos, helados y yogures.
  • Pescados, mariscos y crustáceos: lenguado, besugo, salmón, sardinas, mejillones, pulpo, gambas, ostras, etc.
  • También son una fuente importante, los frutos secos a excepción de las castañas e higos secos.
  • Evitar el consumo de carnes rojas, embutidos, lácteos enteros y bollería industrial.
Por síntomas recomendamos:
  • Para los Sofocos, asegurar el aporte adecuado de líquidos, de forma regular y fríos. Los germinados y derivados de la soja son también muy aconsejables.
  • Para el Insomnio, un buen aporte de carbohidratos tipo patatas, pastas, cereales, etc., es fundamental. Destacan las propiedades de los omega 3 y 6 en estos casos, y los podemos encontrar en pescados azules (omega 3) y en semillas de girasol o calabaza (omega 6).
  • Ante el Nerviosismo podemos destacar el aporte de magnesio y de vitamina B6 comunes ambos en la composición nutricional de la leche.
En definitiva una alimentación equilibrada es la clave para evitar los síntomas así como posibles patologías asociadas a la falta de protección por este cese hormonal.
Me despido ya, deseando que paséis un gran día.
Nos vemos en el próximo post.
Realizado por Tamara Valencia Dueñas 

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario