Inicio » , , , , » Microbiota y obesidad ¿el secreto está en la dieta?

Microbiota y obesidad ¿el secreto está en la dieta?

Escrito por Nutrición a las seis el miércoles, 10 de febrero de 2016 | 6:00:00

La microbiota se está poniendo de moda y cada día salen nuevos estudios, hoy os traigo uno nuevo con investigadores españoles del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba. En él han demostrado que la dieta mediterránea es importante para el desarrollo de bacterias intestinales que reducen el riesgo de padecer obesidad.
El estudio ha sido publicado en la en la revista Journal Nutrition Biochemistry, y para su realización, los científicos hicieron un estudio con 239 pacientes con enfermedad coronaria. De ellos, 128 padecían síndrome metabólico mientras que el resto, 101, no presentaba dicha patología.
Se parte con la idea de que se conoce que la microbiota está formada por miles de especies de microorganismos, la mayoría de ellos son beneficiosos aunque también los hay perjudiciales. Con el paso de los años, la variedad de microbios buenos se pierden por diversas causas, como cambios en la dieta o el uso de antibióticos.
Según constatan diversos estudios clínicos, este desequilibrio en la composición microbiana puede desencadenar problemas cardiovasculares y enfermedades como la obesidad y sus consecuencias. Entre éstas destaca el denominado síndrome metabólico, un conjunto de patologías como hipertensión, aumento de triglicéridos, niveles bajos de colesterol bueno o HDL y diabetes.
Durante dos años, ambos grupos de personas se sometieron a dos dietas saludables. Por un lado, nuestra dieta mediterránea y por otro, la recomendada por la Sociedad Americana de Cardiología, que es también seguida por la mayoría de países anglosajones, que se diferencia de la primera por su menor contenido en grasa y alta en carbohidratos.
Después de este tiempo, las personas con síndrome metabólico que habían seguido el modelo mediterráneo mostraban un crecimiento de las bacterias beneficiosas y una reducción de las dañinas, situación que no se produjo en los pacientes que siguieron el patrón de la Sociedad Americana.
Además, se detectó que los enfermos con síndrome metabólico presentaban un desequilibrio en la proporción de bacterias, con una menor cantidad de población bacteriana saludable. Sin embargo, aquellos que siguieron la dieta mediterránea, restauraron los niveles de microorganismos buenos, igualándose a la de las personas que no presentan síndrome metabólico. 
Por lo que se puede afirmar que la dieta mediterránea es capaz de aumentar la población de microorganismos beneficiosos que previenen la aparición de alteraciones derivadas del sobrepeso, como la diabetes y enfermedades cardiovasculares, por lo que puede ser una herramienta útil para restaurar los miembros potencialmente beneficiosos de la microbiota intestinal, aunque la estabilidad de estos cambios en el tiempo todavía no se ha evaluado.
Los expertos creen que seguir un patrón de dieta mediterránea es una alternativa al trasplante de hecesEl uso de la dieta supone, además, que la modificación de la microbiota sea estable, es decir, que la sustitución de bacterias perjudiciales por las buenas no sea transitoria. Éste es el principal problema del trasplante de bacterias intestinales, un procedimiento que según han demostrado estudios recientes, es válido para adelgazar. Sin embargo, es un efecto transitorio porque, con el tiempo, esos microorganismos desaparecen.
Con la dieta mediterránea, los expertos han demostrado que la flora intestinal se mantiene inalterable durante dos años por lo que, indican, puede ser una vía para mejorar la obesidad y sus complicaciones.
Y con esto nos despedimos, apostando por que la ciencia siga avanzando en este sentido y poco a poco se descubran muchas más funciones que cumplen las bacterias beneficiosas que viven en nuestro intestino. Mientras tanto, no lo olvidéis, ¡ser felices! :)
Realizado por Jorge Ibarra Morato
Fuentes
Carmen Haro, Sonia García-Carpintero, Juan F. Alcalá-Díaz, Francisco Gómez-Delgado, Javier Delgado-Lista, Pablo Pérez-Martínez, Oriol A. Rangel Zúñiga, Gracia M. Quintana-Navarro, Blanca B. Landa, José C. Clemente, José López-Miranda, Antonio Camargo, Francisco Pérez-Jiménez. (2015). ‘The gut microbial community in metabolic syndrome patients is modified by diet’Journal Nutrition Biochemistry. http://dx.doi.org/10.1016/j.jnutbio.2015.08.011

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario