Hamburguesas de quinoa a las hierbas de la abuela

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 19 de febrero de 2016 | 6:00:00

¡Buenos días! Llega el viernes, y con él una nueva receta, pero antes de pasar a la cocina, hablaremos de uno de sus ingredientes, el romero.
El romero (Rosmarinus officinalis L.) pertenece a la familia de las labiadas. Crece espontáneamente en los matorrales mediterráneos en compañía de otras plantas como el tomillo (Thymus vulgaris), el espliego (Lavanda spp.) y las laras (Cistus spp.).
En un principio se consideró que el nombre latino de rosmarinus estaba formado por dos vocablos: ros (rocío) y marinus (marino); asociándose así a su hábitat que no suele alejarse mucho de las costas. Actualmente, las teorías se inclinan hacia la siguiente procedencia, ros sería la misma voz griega rwy, rhops, que significa arbusto, y marinus derivaría de murinoz, myrinos, es decir, aromático (arbusto aromático).
Es un arbusto de hojas perennes, muy aromático, florece dos veces al año, en primavera y en otoño, y las flores son de color azul claro con manchas violetas. Las hojas, frescas o secas, son las que se usan en cocina para condimentar todo tipo de platos, carnes, asados, guisos de pescado y salsas como las del tomate o bechamel. El aliño de aceite de oliva con ramas de romero, al que también se puede añadir algunas flores del mismo, se utiliza en ensaladas. Se puede agregar a los escabeches, y combina también con los mariscos.
Como casi todas las especias, la ración de consumo de romero utilizada para la alimentación no suele ser superior a 1gr por lo que a nivel nutricional su aporte no es muy significativo. No obstante, podríamos destacar el hierro (2% de las IR en hombres y 1% en mujeres) y la vitamina B6 (1% de las IR para hombres y mujeres).
Es una planta muy rica en principios activos que ejercen su acción sobre numerosos órganos. Las hojas y sumidades floridas de romero contienen taninos (un principio amargo con propiedades astringentes), vitamina C, ácido rosmarínico, una saponina y el alcaloide rosmaricina (responsable del efecto estimulante). Tiene, por tanto, propiedades estimulantes, aperitivas, digestivas y actúa asimismo como colerético y colagogo, es decir, actúa sobre el hígado y la secreción de la vesícula biliar.
El principal principio activo de los citados anteriormente es el aceite esencial, que le confiere una acción tónica y estimulante sobre el sistema nervioso y circulatorio. En uso externo es antiséptico, analgésico, cicatrizante y estimulante pudiéndose destacar su acción sobre el cuero cabelludo.
Después de conocer las propiedades del romero, nos ponemos a preparar unas ricas… Hamburguesas de quinoa a las hierbas de la abuela
Ingredientes para 4 personas
  • 1 taza de quinoa
  • 1 zanahoria
  • 2 cebollas
  • 7 cucharadas de copos de avena
  • 2 huevos
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • Pan rallado
  • Perejil
  • Tomillo
  • Romero
  • Orégano
  • Sal
Preparación
En primer lugar debemos preparar la quinoa, para ello medimos una taza de moka, ponemos la quinoa en un colador y lavamos en agua. A continuación, en un cazo o cacerola ponemos la quinoa con 3 partes de agua medidas con la misma taza y dejamos hervir, como hacemos con el arroz pero sin añadir sal. Aproximadamente en 20 minutos tenemos lista la quinoa, si queda agua colamos y reservamos.
Mientras se está cociendo la quinoa, pelamos y troceamos las cebollas, el diente de ajo y el perejil. Lavamos la zanahoria y la rallamos. Reservamos.
En un bol batimos los huevos, a los que añadiremos las cebollas, el diente de ajo, el perejil, una pizca de sal, el orégano, el romero y el tomillo. Batimos de nuevo para que se integren todos los ingredientes.
A continuación, echamos la quinoa y mezclamos de nuevo; cuando se hayan juntado todos los ingredientes agregamos las cucharadas de copos de avena y la zanahoria rallada, removemos bien y esperamos entre 1 y 2 minutos para que todos los ingredientes se integren bien. Ahora es el momento de añadir pan rallado en la cantidad oportuna para que la masa coja cuerpo y sea manejable.
Por último, damos forma de hamburguesa a la masa y volvemos a pasar por pan rallado. Ponemos en una sartén un  poco de aceite y freímos vuelta y vuelta nuestras hamburguesas.
Es un plato muy rico y otra forma de incorporar verduras en la alimentación de los más peques de la casa, esperamos que os gusten e incorporéis alimentos como la quinoa en vuestra alimentación. ¡¡Con esto nos despedimos, pasar un buen fin de semana!!
Realizado por Tamara Valencia Dueñas y Jorge Ibarra Morato
Fuentes

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario