Dietas milagrosas - Sirope de arce

Escrito por Nutrición a las seis el lunes, 10 de junio de 2013 | 6:00:00

¡Buenos días a todos! Comenzamos la semana con una nueva dieta milagro. De la que hoy voy a hablar se trata de una dieta que se ha hecho muy popular en los últimos tiempos debido a declaraciones de algunos famosos como Beyoncé, Ashton Kutcher o Demi Moore que afirman haber perdido bastante peso en poco tiempo (como hace cualquier dieta milagro poco saludable). Esta dieta no se vende sólo con la intención de perder peso, hay gente que afirma que la hace no debido a las ganas de perder peso sino para depurar el organismo, para hacer una “cura depurativa”. ¿A qué me refiero? 
A la Dieta del sirope de arce.
¿En qué consiste esta dieta?
La dieta del sirope de savia de arce consiste en hacer ayuno o semiayuno en la que tomamos durante no más de 10 días un preparado de sirope de savia, combinado con zumo de limón, cayena y a veces algo de canela. También se pueden incluir infusiones diuréticas (sin incluir café o té). El fin es el de disminuir el peso corporal y “depurar” el organismo.
Ahora bien, ¿os habéis preguntado qué es el sirope de arce?
Como dice su nombre, es un jarabe concentrado procedente de la savia del árbol arce. Es decir, es un alimento principalmente compuesto de azúcar y tiene un contenido en proteínas, grasas, vitaminas y minerales irrelevante.
Normalmente se utiliza como edulcorante natural para usarlo como cualquier sirope con crepes o gofres, como ingrediente en horneados o para preparar postres, dulces, helados, etc. ya que es cierto que contiene la mitad de calorías que el azúcar blanco, por lo que es una buena opción para sustituir uno por el otroSin embargo, últimamente se le han atribuido propiedades desintoxicantes y un poder para eliminar la grasa. De dónde se han sacado éstas propiedades nadie lo sabe ya que no hay investigaciones científicas rigurosas, serias y fiables que afirmen tales conclusiones. Por lo que, que sea bueno sustituirlo por el azúcar no quiere decir que sea bueno sustituirlo por todo lo que podamos comer en todo un día durante 10 días.
En fin, sigamos con “en qué consiste la dieta”. Ya he mencionado que dura 10 días; estos 10 días se dividen en 3 etapas: 3 días en los que sólo vamos a tomar el sirope de arce combinado con zumo de limón y la posibilidad de tomar otras infusiones, 4 días en los que vamos a poder tomar el sirope además de frutas, pan, arroz integral y verduras, y por último, tres días más de post dieta que es como los 3 primeros días.
Pasemos a la parte divertida, ¿realmente sirve para adelgazar?
No es curioso que al buscar esta dieta en internet, salgan muchísimos resultados y que la mayoría de ellos sean artículos que promulgan sus beneficios, foros en los que se preguntan cómo seguir esta dieta y  cuánta cantidad se debe tomar para perder X kg, páginas de venta de este producto (que por cierto lo venden a un precio abusivo), etc. Tampoco es raro no encontrar apenas referencias a los peligros asociados al seguimiento de esta dieta ni tampoco lo que opinan las agencias de seguridad alimentaria, los profesionales y demás asociaciones y organismos gubernamentales.
Lo que a mí personalmente me llama la atención, y debería al resto de todos vosotros, es que en esos foros no son pocas las mujeres que dicen haber hecho este ayuno unas cuantas veces. Parémonos a pensar, si realmente funcionara esta dieta y luego no recuperamos el peso, etc. ¿qué necesidad hay de repetirla más veces? Esto demuestra la poca o nula efectividad de todas estas dietas en el mantenimiento del peso perdido a medio y largo plazo, que es lo que realmente nos debería importar a todos.
Puede ser totalmente cierto que se pierda peso al seguir esta dieta, de hecho no cabe la menor duda ya que, cómo no vamos a perder peso si no comemos durante un día y sólo tomamos agua con azúcar que no nos aporta más que carbohidratos de absorción rápida a nuestro organismo (peligroso por otra parte al provocar picos glucémicos). Lo importante de todo esto no es que perdamos peso, sino ¿qué es lo que realmente perdemos y a expensas de qué? Como no nos cansamos de decir en esta sección, lo que realmente perdemos es líquido corporal y masa muscular ¡NADA DE GRASA! a expensas de nuestra salud. Al deshidratarnos es normal que cuando volvemos a comer recuperemos todo el peso perdido. Además, nuestro organismo se habrá puesto en modo ahorrador y lo que tome en los próximos días lo guardará todo para sí pensando en el próximo y más que posible ayuno al que podamos someterle. Esto se debe a las épocas pasadas de hambruna.
Por otra parte, se expresa claramente que es una dieta no apta para embarazadas, niños, ancianos o personas que padezcan alguna enfermedad: diabéticos (¡sólo faltaba, dale a un diabético una dieta basada en azúcares!), hipotensos, enfermedades renales, etc., sólo la pueden realizar personas que gocen de buena salud. Tal cual... ¡y tan contentos se quedan! A ver, almas de cántaro, si fuera una dieta sana y (por qué no) depurativa... a qué se debe que sólo puedan realizarla personas que gocen de buena salud y se abstengan todos esos grupos poblacionales. Además, ¿por qué restringirla a 10 únicos días? Siendo una buena dieta habría que poder seguirla indefinidamente y sería recomendable para todo el mundo sin excepción.
Y, ¿siguiendo una buena alimentación sería normal sentir mareos, cefaleas, fatiga o agotamiento, irritabilidad, estrés, depresión, ansiedad por comer y un largo etcétera? Supongo que todo el mundo dirá que no, pues bien, esto es lo que se va a padecer al seguir esta dieta (y muchas otras dietas milagro) tal y como se expresa en esos foros mencionados previamente.
Por supuesto, y como pasa por regla general, ninguna mención se hace a la actividad física. Esto en cierta medida es normal, porque siendo sinceros, nadie sería capaz de moverse ni del sillón debido a la falta de energía que aporta esta dieta básicamente porque las calorías totales del ayuno no cubren las necesidades energéticas. Por esta misma razón, aunque se añadiesen alimentos proteicos a la dieta (que no es el caso) para evitar en cierta medida, y reitero: en cierta medida, la pérdida muscular, se seguiría perdiendo ya que el cuerpo no utilizaría las proteínas extra como sustrato de aminoácidos y por tanto, para formar músculo, sino que se utilizarían como fuente de energía.
Además del efecto rebote y todos los síntomas, otras consecuencias que tiene la dieta del sirope de arce son déficits de muchas vitaminas y minerales, ácidos grasos y aminoácidos esencialesy la posibilidad de tener caries, si no se cuida la higiene bucodental debido al contenido de azúcar de la dieta.
Para finalizar sólo quiero mencionar, que para poder perder y mantener el peso perdido lo único que se debe hacer es aprender a comer lo que nuestro organismo necesita, en las raciones en las que lo necesita y cocinado de la manera adecuada. Nosotros los profesionales de la alimentación somos los únicos capaces de hacer eso. Ninguna dieta milagro va a realizar esa reeducación alimentaria. Me quedo con dos frases a modo de reflexión que se dijeron el martes pasado, 4 de Junio, en unas conferencias a las que asistí sobre este tema precisamente:
“Se gastan actualmente 2.050 millones de euros en productos milagro.” (¿No os parece una barbaridad?)
“Si las dietas milagro fueran realmente milagrosas no se reinventarían cada año.”
Un saludo a todos. :D
Realizado por Cristina Vallespín Escalada

COMPARTIR

1 comentarios :

  1. Llego un poco tarde ya que esto se escribió en 2013 pero me gustaría responder porque en la información que se ofrece hay ciertos errores. En primer lugar la Cura de Savia y Zumo de Limón no es una dieta. El libro al que haces referencia,el que aparece en la foto,no lo considera como tal. El ayuno voluntario,que es de lo que realmente se trata,esta contemplado por muchas medicinas y religiones (sin ir más lejos la cristiana) como método de sanación y depuración del cuerpo físico para poder concentrarse en lo espiritual. El ayuno consiste en no ingerir ningún tipo de alimento durante un determinado tiempo de manera voluntaria. En este caso,la cura de savia y limon ofrece la posibilidad de realizar este ayuno sin debilitar y castigar el cuerpo tanto como si no se ingiriese nada más que agua. El libro,que me da la impresión no ha sido leído por la autora de dietas milagrosas viii, te anima a que tras esta cura cambies tu alimentación a una más saludable y aproveches para romper con dependencias nocivas como son el alcohol,el tabaco,la cafeína o la ingesta de comida basura. Si habla del ejercicio físico y te recomienda estar activa durante esos días pero sin hacer ejercicios de alta intensidad. Y por supuesto descansar lo que sea necesario. La pérdida de peso en todo este proceso es una consecuencia,pero no el fin,dado que yo también comparto que la mejor manera de tener un peso saludable es una alimentación sana y equilibrada con una actividad física acorde. Y el autor del libro de la cura de savia y limon también comparte esto. Yo he realizado la cura una vez cada año en estos últimos 5 años y seguramente la repetiré en años posteriores puesto que siempre me ha aportado beneficios como romper con mi adicción a la cafeína. No se la recomiendo a nadie que quiera perder peso,si no a la gente que quiere hacer un cambio en sus malos hábitos de consumo y necesita un empujóncito para ello.

    ResponderEliminar