¿Qué sabemos de la cafeína?

Escrito por Nutrición a las seis el miércoles, 24 de abril de 2013 | 6:00:00

¡Buenos días! Hoy vamos a hablar del café y del té.
Son junto con el cacao o el guaraná unas bebidas denominadas “excitantes”, debido a su contenido en cafeína, teína o guaranina según al alimento al que hagamos referencia.
Lo cierto es que lo dicho en este párrafo anterior no es correcto, no existe la teína o la guaranina, ambos fueron denominaciones adquiridas antes de estudiar en profundidad la composición de estas bebidas y alimentos a los que denominamos excitantes. Tras su estudio se descubrió que no eran compuestos distintos sino más bien todos son un mismo compuesto de misma fórmula:
Esta es la fórmula de la cafeína, compuesto que está presente en café, guaraná, hierba mate, cacao, té, e incluso podemos encontrarlo en alimentos como el limón o el pomelo.
La cafeína, junto con la teobromina y la teofilina, son alcaloides pertenecientes a las metilxantinas o también denominadas bases xánticas. Estas sustancias se encuentran en las bebidas excitantes, en proporción variable, en algunos casos ni existen, es decir, en el caso del café existe un alto contenido en cafeína pero la presencia de teobromina es inexistente mientras que en el caso del té coexisten las tres bases xánticas siempre estando en mayor proporción la cafeína.
Reciben la acepción de sustancias excitantes ya que, y aquí recurro a un tecnicismo, uno de los mecanismos de acción de las metilxantinas es la inhibición de fosfodiesterasas que llevan al aumento de AMPc, al final este es el responsable de todos los efectos producidos en el sistema nervioso y cardíaco.
En general estas sustancias ejercen un efecto lipolítico, broncodilatador, vasodilatador, diurético y actúan a nivel muscular sobre el músculo esquelético y cardíaco. Concretamente, de la cafeína podríamos decir que tiene predilección por el sistema nervioso ayudando, en ocasiones, al alivio de cefaleas.
La teofilina por el contrario, prefiere actuar sobre el corazón, aumentando la fuerza de contracción.
La teobromina tiene preferencias más variadas, tanto del sistema nervioso, que en ocasiones puede dar lugar a dolores de cabeza, como del sistema cardiovascular.
Entonces, si la sustancia que creíamos que era distinta según la bebida o alimento que nos refiriéramos es la misma, ¿por qué sus efectos “estimulantes” varían según a que bebida o alimento nos refiramos?
La respuesta es muy sencilla. Como he dicho antes, las proporciones varían de un alimento a otro y es por eso que el contenido en cafeína varía mucho entre el café y el té, por hablar de los dos productos más comparados.
Una taza de café contiene de 60 a 85 mg/100 mL mientras que una taza de té contiene casi la mitad 30- 50 mg/100 mL (fuente J. Mataix, nutrición y alimentación humana), por esto se debería suponer que el té posee menor capacidad excitante.
Además, aunque aún está en estudio, parece que existe un componente en el té con propiedades ansiolíticas o relajantes. Esta sustancia es un aminoácido derivado de la glutamina, elemento fundamental para el aporte de glucosa al cerebro asegurando su buen funcionamiento, me refiero a la teanina, sustancia presente en el té verde pero inexistente en otros tés sometidos a fermentaciones y oxidaciones como son el té negro o el té rojo.
Así que ya conocemos la causante de que nos tomemos un par de cafés y nos tengan como búhos por las noches, la cafeína, y da igual a qué bebida nos refiramos que su nombre no varía.
Con esto me despido. Nos vemos en el próximo post. :)
Realizado por Tamara Valencia Dueñas

COMPARTIR

4 comentarios :

  1. Hay personas que no pueden pasar de tomar café, incluso toman 4 ó 5 al día.
    Como siempre un post muy bien explicado para las personas que no somos nutricionistas, ni similar, vamos los que somos de apie, je, je
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María!!

      Depende mucho de la tolerancia, cuanto más café tomemos el organismo se habitúa a él, con lo cual si estás acostumbrado a tomar 2 cafés cuando sólo tomas uno estás dormido. Otra razón es que el café crea adicción.

      Un saludo del equipo de Nutrición a las 6. :D

      Eliminar
  2. Yo antes me tomaba 2 cafés al día pero deje de hacerlo porque note que me costaba dormir y ahora me los tomo descafeinados.
    ¿Si te los tomas por la mañana pueden hacerte no dormir por la noche?
    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elena,

      Respondiendo a tu pregunta, tomarte el café por la mañana no necesariamente va hacer que por la noche no puedas dormir, depende de muchos factores como la cantidad consumida, la tolerancia del organismo a la cafeína, etc.

      Un saludo del equipo de nutrición a la 6. :)

      Eliminar