Porrusalda

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 5 de abril de 2013 | 6:00:00

Muy buenos días a todos. Aprovechando que no hace mucho estrenábamos nueva estación, en lo que queda del mes vamos a dedicar las recetas a alimentos propios de la primavera, empezando por el puerro.
Los puerros (Allium porrum L.) son una planta herbácea de la familia de las Liliáceas y de género Allium, al que también pertenecen las cebollas, cebollino, cebolletas y los ajos. De hecho, los puerros son también conocidos por el nombre de ajo porro.
Su cultivo viene de la antigüedad, alrededor de 4.000 años, y son originarios del Extremo Oriente (Egipto, Mesopotamia, Israel) aunque su uso se extendió entre los griegos y romanos. En la actualidad, el país que más produce y consume puerros es Francia. En España se cultiva principalmente en el norte (País Vasco, Navarra y La Rioja).
Existen 3 tipos, según la época de cultivo:
  • Puerros de primavera, que se siembran a finales del verano y se recogen ahora en primavera.
  • Puerros de verano, se siembran en invierno para recogerlos durante los meses de mayo y junio.
  • Puerros de invierno, se siembran en primavera (de abril a mayo) y se recogen entre los meses de noviembre a marzo.
También se pueden clasificar según la longitud, donde encontraríamos dos tipos: variedad puerros largos y variedad puerros cortos o semilargos. Para crecer sin problemas necesitan de climas templados y húmedos.
Y ahora, tras esta breve introducción, vamos a ver los beneficios y propiedades de esta verdura.
Se trata de una verdura baja en calorías (20 kcal aprox. por puerro) y proteínas, y muy rica en agua. Tiene una cantidad apreciable de fibra e hidratos de carbono (sobre todo almidones) y una cantidad muy baja de grasas, de las cuales la mayoría son poliinsaturadas.
A nivel de minerales y vitaminas, aporta el 50% de las necesidades diarias de vitamina C, un 10% de calcio y hierro, y un 13% de vitamina E, B6 y Selenio. Además contienen una apreciable cantidad de carotenos, potasio, magnesio, fósforo, ácido fólico y vitamina B1.
Por su contenido en potasio es un alimento muy beneficioso para aquellas personas que retienen líquidos. El potasio nos ayuda a eliminar toxinas de nuestro cuerpo, y es muy recomendable para enfermedades reumáticas, gota, cálculos y enfermedades del riñón, y también para enfermedades de la vejiga.
La vitamina A que contiene, nos protege la piel ayudándola a mantenerla sana. Por otro lado, el puerro ayuda a protegernos de los resfriados gracias a su contenido en vitamina C, la cual, además, interviene en la cicatrización de las heridas mejorándola. Estas dos vitaminas junto con la vitamina E, el selenio y el zinc, hacen que el puerro “nos proteja” de los tóxicos y del envejecimiento.
Por su contenido en vitaminas del grupo B (en especial su contenido en vitamina B9) nos va a ayudar a obtener energía de las grasas, proteínas y carbohidratos que ingerimos, para crecer correctamente y mantener en buen estado nuestras defensas.
Gracias a su contenido en fósforo y manganeso el puerro nos ayuda a mantener unas correctas funciones cerebrales; además, el manganeso también ayuda a mantener un correcto estado de las funciones respiratorias. Por su parte, el fósforo en conjunto con el calcio, mantiene el equilibrio de la formación de unos huesos fuertes. Por su contenido en magnesio ayuda a una correcta contracción y relajación de la musculatura.
El hierro nos ayuda a prevenir la anemia, aunque deberemos combinarlo con otros alimentos para que la disponibilidad del hierro se vea favorecida. También es importante señalar al ácido fólico como preventivo ante otro tipo de anemia.
La fibra que contiene es de carácter mucilaginoso, esto significa que favorece el desplazamiento de las heces a lo largo del intestino, lo que hace que el puerro sea ideal, junto con más alimentos, para combatir el estreñimiento. Esto además se ve favorecido puesto que el puerro tiene gran cantidad de agua.
Es un alimento muy recomendado en hipercolesterolemias y triglicéridos elevados en sangre, puesto que dietas ricas en este alimento tienden a disminuir dichos niveles, además de mantener en buenas condiciones las arterias y prevenir los accidentes cerebrovasculares relacionados con altos niveles de colesterol LDL en sangre. Con relación a esto, también cabe destacar que el puerro posee propiedades fluidificantes para la sangre, tal y como la tienen el ajo y la cebolla (os recuerdo que esto se debe al componente llamado aliína), lo que favorece la circulación y beneficia a todas las enfermedades y síntomas relacionados con el sistema cardiovascular como anginas de pecho, infartos de miocardio, hemorroides, varices, arteriosclerosis, trombosis, etc.
Y ya antes de pasar a la receta de la semana, decir que el puerro es un alimento con propiedades antibacterianas, características del grupo al que pertenece. Al igual que la cebolla y el ajo, el puerro contiene alicina, que ayuda a eliminar los microorganismos que provocan múltiples enfermedades intestinales.
Después de leer la composición y características de los puerros, nos metemos en la cocina para hacer una rica Porrusalda ¡A los fogones!
Ingredientes para 4 personas
  • 3 puerros grandes
  • 5 patatas medianas
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 hoja de laurel
Preparación
Es un plato muy rápido de preparar y sencillo. Como vemos lleva pocos ingredientes, aunque eso no quita para que no esté bien rico, porque os aseguro que ¡lo está!
Lo primero que hacemos es limpiar los puerros y pelar las patatas. Una vez hecho esto, troceamos los puerros y las patatas en trozos grandes, los añadimos en una cacerola y echamos aproximadamente medio litro de agua (si vemos que es poco durante la cocción se añade un poco más), sin olvidarnos de añadir aceite (un chorrito), la hoja de laurel y la sal (al gusto). Llevamos a ebullición, momento en el cual bajamos a fuego lento y cocemos hasta que veamos que está todo cocido, son unos 20 minutos aunque puede llevar a más tiempo.
Ya por último emplatamos sirviendo con parte del caldo y…. ¡¡a comer!!
Esperamos que os guste esta sencilla receta. Hay muchas variantes donde se añaden más hortalizas, ¿vosotros cuál hacéis?
Un saludo muy grande, nos vemos el lunes. :D
Realizado por Cristina Vallespín Escalada y Jorge Ibarra Morato

COMPARTIR

2 comentarios :

  1. No sabia que el puerro fuera tan beneficioso, gracias por ello.
    Me encanta vuestro blog, aprendo mucho con vosotros
    H.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos alegra que aprendas mucho con nosotros, enseñar es nuestro objetivo y nos satisface conseguirlo.

      Un saludo de Nutrición a las 6.

      Eliminar