A mal tiempo... peores resfriados

Escrito por Nutrición a las seis el lunes, 5 de noviembre de 2012 | 6:00:00

¡Pues sí! Aunque el refrán nos dice “a mal tiempo, buena cara”, lo cierto es que con esto de los cambios de temperatura, que si ahora hace calor y ahora frío, que si hace frío pero me meto en el transporte público o en cualquier edificio y ¡bam! a pasar calor... pues nos lleva a resfriarnos o a coger la gripe.
Si bien es cierto que nos podemos resfriar durante todo el año, cuando aparecen los cambios de tiempo y comienzan las lluvias, los virus se propagan más y somos más propensos a enfermar.
Pero ¿qué es el resfriado? y ¿la gripe? Ambas son infecciones contraídas por virus y afectan al tracto respiratorio (nariz, garganta, vías respiratorias y pulmones). Entonces, ¿qué es lo que los diferencia? Se encuentran dos diferencias básicas: los síntomas, que no son los mismos aunque parecidos, y los virus. Hay más de 200 virus que provocan los resfriados pero no hay tantos que provoquen la gripe y por ello existe una vacuna para la gripe mientras que no la hay para los resfriados.
Por lo general, los síntomas de un resfriado suelen ser más leves que los de la gripe y se desarrollan de forma lenta (se tardan de 2 a 3 días a padecerlos), entre ellos encontramos:
  • Fiebre hasta 38.8oC o ni siquiera tener fiebre.
  • Goteo o congestión nasal, mucosidad verdosa o amarillenta.
  • Dolor de garganta.
  • Tos y estornudos.
  • Malestar (dolor muscular, fatiga, dolor de cabeza, ojos llorosos).
Los síntomas de la gripe, por el contrario, aparecen de forma repentina, entre los que se incluyen:
  • Fiebre más alta de la del resfriado.
  • Congestión nasal y tos.
  • Náuseas, escalofríos y sudoración.
  • Fatiga, dolor de cabeza y dolores musculares (en especial, espalda, brazos y piernas).
  • Pérdida del apetito.

Ahora bien, ¿cómo debemos tratar los resfriados? Para la gripe ya sabemos que existe la vacuna, aunque se debe poner ANTES de padecer los síntomas después no hace ningún efecto; en todo caso para después el médico, si los síntomas son muy malos, puede recetar un antiviral.
Para el resfriado lo único que se puede hacer es intentar tratar los síntomas para sentirse mejor mientras nuestro propio cuerpo combate el virus. Algunos consejos:
  • Descansar mucho.
  • Beber mucho líquido, tanto agua como sopas o consomés para evitar la deshidratación y ayudar a que la mucosidad sea menos espesa.
  • Evitar el alcohol y el humo del tabaco o de cualquier tipo.
  • Utilizar medicamentos genéricos (siempre con el consentimiento del médico) como pastillas para el picor de garganta o tos, gotas nasales, etc. Aunque no acortan la duración del resfriado sí ayudan a mejorar los síntomas.
  • Para el dolor de garganta también es útil hacer gárgaras de agua tibia con sal.
Sin embargo, si los síntomas del resfriado persisten más de una semana o 10 días consultar con vuestro médico de cabecera. También debéis consultar si los síntomas en lugar de mejorar, empeoran.
Y para evitar los resfriados aquí os dejo una serie de alimentos que os pueden ayudar, pero antes tenemos que saber el “¿porque nos resfriamos?”.
Principalmente porque durante estas fechas, los microorganismos están más activos y nosotros más indefensos. Buscamos los sitios cerrados donde se juntan más personas, por lo que sólo con que una de esas personas este en proceso catarral puede contagiar a muchas de las de alrededor. Al toser, estornudar o incluso si se suena la nariz puede expulsar los virus que entonces “volarán” hasta otra persona o superficie. Si tocamos esa superficie y después nos tocamos la nariz, boca u ojos nos podemos contagiar.
Por ello, es importante que durante estas fechas tomemos una serie de medidas de prevención como pueden ser: lavarse las manos a menudo, sobre todo antes de tocarse la cara, antes de comer y, por supuesto, antes de preparar alimentos; desinfectar superficiestaparse la boca antes de estornudar o toser; utilizar cosas de un solo uso como papel higiénico para secarse las manos en lugar de toallas de tela o del secador (en los sitios públicos)...
Lo más importante en la prevención de la gripe y resfriados es llevar una alimentación sana, realizar ejercicio y dormir lo suficiente y bien, todo ello para estimular el sistema inmunitario que, a fin de cuentas, es lo que nos protege contra los virus.
Toma nota de esta lista de alimentos que te ayudarán a prevenir un resfriado.
  • Vitaminas: las vitaminas A y C tienen propiedades antioxidantes que nos permiten eliminar toxinas durante la infección y también ayudan a fortalecer nuestro cuerpo y así poder rechazar cualquier futura invasión. Aunque no curan el resfriado per se ayudan a sentirse mejor y a disminuir la duración del resfriado. Alimentos ricos en vitamina C son: las naranjas, limones, fresas, kiwi, piña, pimientos y verduras de hojas verde como las coles o el brócoli. Alimentos ricos en vitamina A: carnes, tomates, zanahorias, pimiento rojo, etc., cualquier alimento de un color rojo, púrpura o naranja contiene esta vitamina.
  • Alimentos con propiedades inmunoestimulantescomo su nombre indica, son alimentos que nos refuerzan el sistema inmune, el cual es el que realmente nos protege contra las infecciones. Entre ellos destacan el ajo y la cebolla que además, gracias a una sustancia llamada alicina, tienen propiedades bactericidas y antivirales. Los folatos y las vitaminas del grupo B son también favorecedoras del sistema inmune. Alimentos como el repollo, la coliflor, el brócoli y las remolachas contienen folatos, y los cereales integrales o legumbres son ricos en vitaminas del grupo B.
  • Caldos y zumos: como ya he dicho anteriormente es importante una buena hidratación. Los caldos nos mantendrán calientes y nos proporcionan minerales y vitaminas hidrosolubles, los zumos nos ayudan a ingerir las vitaminas del apartado anterior. Si nos tomamos un zumo de limón con una cucharadita de miel, además del efecto antioxidante del limón tenemos un efecto antibiótico por parte de la miel.
  • Zinc: estudios publicados en la web Medlineplus, parecen indicar que el zinc ayuda a acortar la duración de un resfriado. Suplementos de zinc tomados durante al menos 5 días pueden reducir el riesgo de enfermar, y un suplemento dentro de las 24 horas desde el primer momento de síntomas puede ayudan a que estos sean menos graves y a desaparecer antes. Alimentos ricos en zinc son los mariscos (especialmente las ostras), el hígado y los huevos. Sin embargo, aumentan mucho los niveles de colesterol por lo que se prefiere utilizar alimentos vegetales, que aunque no son tan ricos es más beneficioso, como el apio, los espárragos, los higos, las patatas o las berenjenas.
Otra cosa importante que no se debe olvidar: ¡ABRIGAOS!
Con esto me despido. Espero que gracias a estos consejillos no os constipéis y si por desgracia enfermáis, espero que lo llevéis mejor.
Realizado por Cristina Vallespín Escalada

COMPARTIR

2 comentarios :

  1. Gracias por vuestros consejos. Intentaremos hacer uso de ellos. Aunque alguno ya los hago. Una cosita que me comento un naturopata, cuando se esta con resfriado o se complica con neumonia, era no tomar ningún producto lácteo (leche, yogures...) pues produce mas mucosidad.
    Me ha gustado mucho los dibujos, muy originales. Bsos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola María! Me alegra que te gusten los consejos. Sí, algunos de los que he puesto son tan normales que es lógico que ya los pongas en uso.

    La verdad que es cierto lo que comentas sobre lo que te dijo el naturópata, yo también lo he escuchado en boca de un médico otorrinolaringólogo, la leche puede hacer que la mucosidad no se vaya. Aunque también hay estudios científicos que no ven relación entre la leche y la mucosidad en las vías respiratorias. En cuanto a las neumonías, al tratarlas con antibióticos se recomienda tomar yogures para recuperar la flora bacteriana.

    Los dibujos hay que darle la enhorabuena a mi compi.:)

    Saludos.

    ResponderEliminar