Pota a la gallega

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 6 de noviembre de 2015 | 6:00:00

¡Buenos días! Hoy, como todos los viernes, os traemos una nueva y rica receta. En esta ocasión, tiene como protagonista un molusco muy parecido al calamar, hablamos de la pota.
La pota es un cefalópodo que, por parecerse al calamar, se la considera en muchas ocasiones como “calamar gigante”. De hecho, hay mucha gente que a la hora de comprarla en el mercado, en la sección de congelados, al venir en anillas, deducen que están comprando anillas de calamar. Es de menor calidad que el calamar y por ello, es más barata.
La pota tiene una coloración violácea más oscura que la del calamar, con manchas violáceas, rojizas o azuladas. La diferencia principal con el calamar es que la pota es más grande que el calamar y tiene dos aletas en la parte final del cuerpo, que ocupan la tercera parte del mismo. Además, tiene 10 tentáculos, de los cuales hay dos más desarrollados.
Encontramos varias especies de pota, como la pota común (Todarodes sagittatus), la pota voladora (Illex coindetii) y la pota argentina Illex argentinus), entre las más conocidas.
En cuanto a su composición nutricional cabe destacar su contenido en proteínas de alto valor biológico, lo que quiere decir, como muchos ya sabréis, que contiene todos los aminoácidos esenciales, que nuestro cuerpo necesita y no puede sintetizar por sí mismo. El contenido en calorías es bastante bajo, debido principalmente a que el aporte en grasas también lo es; sin embargo, el contenido en colesterol, al igual que el calamar, es relativamente alto, unos 190 mg por cada 100 gramos. A pesar de esto, y volviendo a las grasas, cabe destacar que ese alto contenido en colesterol deja de ser tan importante puesto que la principal grasa que tiene es del tipo insaturado, lo cual ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre.
En cuanto al contenido en micronutrientes, la pota aporta vitaminas del grupo B, entre las que destacan la B12 y B3, importantes, como ya os contamos en este y este otro post, para la obtención de energía, formación de glóbulos rojos, para el buen funcionamiento del sistema nervioso, aparato digestivo y piel, entre otras muchas funciones. Por otra parte, los minerales que destacan son el fósforo, potasio y magnesio, los cuales intervienen en la salud ósea, síntesis proteica, obtención de energía y el buen funcionamiento del músculo.
Hemos visto es parecida al calamar, pero sus tentáculos se pueden asemejar a los del pulpo, por lo que si queremos disfrutar de un pulpo a la gallega, sin gastar mucho dinero, podemos usar pata de pota, como la que os traemos hoy para hacer una… Pota a la gallega
Ingredientes para 3 personas
  • ½ kg de patas de pota cortadas y congeladas
  • 3 patatas medianas
  • Aceite de oliva
  • Pimentón dulce
  • Sal
Preparación
Dejamos descongelar la pota según recomendaciones del fabricante, ya que se puede encontrar congelada o refrigerada, dependiendo del supermercado.
Cuando la pota esté completamente descongelada empezamos con la elaboración el plato. En una cacerola, ponemos agua a hervir con un poco de sal; mientras coge temperatura, pelamos las patatas y las cortamos en trozos. Cuando el agua rompa a hervir, las cocemos hasta que estén blandas, escurrimos y reservamos en una fuente.
Mientras tanto en una sartén, echamos un poco de aceite de oliva y pimentón al gusto, puede ser dulce o picante, es importante que no se nos queme porque entonces el plato amargaría. Cuando hayamos tostado muy poco el pimentón añadimos la pota y salteamos unos minutos, si suelta agua dejamos que se evapore a fuego vivo.
Sacamos la pota, la colocamos en la fuente con las patatas y, con el aceite sobrante de la sartén, que irá impregnado con el pimentón, lo extendemos por las patatas. Con esto ya tenemos nuestro plato listo para servir.
No es igual que el pulpo, pero se puede llegar a asemejar, y como bien dice el refrán, en muchos sitios nos pueden “dar gato por liebre”.
Con estos nos despedimos, no sin antes desearos un maravilloso fin de semana y un feliz puente a todos los madrileños, ya que el lunes celebran la fiesta de su patrona, La Virgen de la Almudena. Pero aún siendo madrileños, nosotros nos vemos ese día. Mientras tanto… ¡ser felices! y a poner un poco de sabor y cocina al día a día.
Realizado por Cristina Vallespín Escalada y Jorge Ibarra Morato
Fuentes

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario