Primer estudio sobre hábitos en el desayuno de los peques

Escrito por Nutrición a las seis el miércoles, 4 de noviembre de 2015 | 6:00:00

¡Buenos días! Hoy os traigo una nueva entrega de “Nutrición para peques”. En uno de los primeros posts de esta sección hablábamos de la importancia del desayuno en los más peques de la casa, y es que la teoría y todos aquellos consejos que dábamos están muy bien, pero, ¿se siguen realmente estas pautas?
Para arrojar luz sobre ello, el pasado 15 de octubre se presentó en Madrid el primer estudio sobre hábitos de desayuno en la infancia en España, realizado por Tulipán en colaboración con la Fundación Española de Dietistas-Nutricionistas (FEDN) y la Sociedad Española de Pediatría (SEPS), hoy os traigo los resultados de dicho estudio. 
Uno de los primeros datos, bastante importante y preocupante, es que un 40% de los niños españoles no desayuna de forma habitual en compañía de familiares”. Si queremos favorecer una adecuada nutrición, debemos empezar por los hábitos y costumbres; es fundamental dedicar tiempo a comer, sin prisas y, si puede ser, en familia ya que permitirá que los peques se fijen en el ejemplo de los padres y facilitará que el hábito de desayunar se adquiera con mayor facilidad.
Hemos repetido incansablemente que desayunar es una de las comidas más importantes y fundamentales para afrontar el día de la mejor forma posible, esto en los niños no es distinto, desayunar es fundamental para asegurar un buen rendimiento a lo largo del día y un potente preventivo para enfermedades, como es el caso de la obesidad. No obstante, el estudio concluye que el 8% de los niños españoles mayores de 6 años no desayuna todos los días, lo que podría repercutir negativamente en su salud”.
No obstante, hay buenas noticias, ya que “el 80% de los padres de niños encuestados prima la importancia de un desayuno saludable versus la sencillez de preparación (14%) y a que sea divertido y sabroso (6%)”. Aunque quizás sea necesaria una reeducación nutricional ya que el orden, en prioridad de consumo de alimentos según los padres debería ser “en primer lugar, lácteos (85%), en segundo lugar, cereales, galletas o pan (77%) y en tercer lugar, fruta (56%)”. Estos tres grupos de alimentos son muy importantes y fundamentales en un desayuno, no debería faltar ninguno, aún así el orden de prioridad a lo mejor debería ser primero frutas, después lácteos y, finalmente, cereales. Priorizando el orden podemos hacer una mejor dosificación de estos alimentos ya que, muchas veces, no valoramos la importancia de las cantidades justas y ahí es donde herramos por exceso (lácteos y cereales) o por defecto (frutas).
Donde hay más problemas es acerca del consumo o no de grasas; según el estudio, “un 48% de los padres españoles con niños mayores de 4 años cree erróneamente que no es saludable que los desayunos de sus hijos contengan grasas. Debemos diferenciar las grasas saludables de las no saludables, ya que por ejemplo, se está perdiendo el consumo de la famosa tostada de pan con aceite, un desayuno para nada descartable, siempre que el consumo de pan y aceite (de oliva virgen extra) sea el adecuado.
A pesar de que descartamos muchas veces las grasas, ¿qué ocurre con el queso untable o la mantequilla? “Un 63% incluye de manera habitual alimentos como la mantequilla y quesos untablesdesconociendo el aporte de grasas saturadas que tienen estos productos”. Es decir, prescindimos de las grasas vegetales, tales como el aceite de oliva rico en grasas mono y poliinsaturadas pero sí que preferimos consumir grasas saturadas para el desayuno.
Para finalizar la revisión de este estudio, algunos datos también relevantes:
  • Un 10% de los padres considera que su hijo no mantiene una alimentación variada y equilibrada
  • Un 13% revela que sus hijos tiene un peso superior al recomendado. Esta cifra se eleva al 18% en el caso de los niños mayores de 6 años. 
  • El 32.6% reconoce dar a sus hijos una pieza de bollería todos los días, siendo un 65% de ésta bollería industrial.

Este es un estudio lleno de luces y sombras sobre la situación actual del desayuno en los más peques de la casa, por ello tomemos esto en consideración y pongamos remedio, se puede, pues el futuro de la salud tanto de ellos como de futuras generaciones, está en nuestras manos y lo que desde pequeñitos les enseñemos y aprendan. No es fácil pero merece la pena.
Con esto me despido hasta el próximo post. :)
Realizado por Tamara Valencia Dueñas
Fuentes

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario