Inicio » , , , » La oxitocina, de hormona del amor a ¿tratamiento de la obesidad?

La oxitocina, de hormona del amor a ¿tratamiento de la obesidad?

Escrito por Nutrición a las seis el lunes, 9 de marzo de 2015 | 6:00:00

¡Buenos días! Hoy os traemos a Nutrición a las 6 una noticia recién salida del horno. Y es que ayer domingo, en el marco de la 97ª reunión anual de la Sociedad de Endocrinología en San Diego se dio a conocer la relación entre la oxitocina y la ingesta de calorías.
La oxitocina es una hormona producida por los núcleos supraópticos y paraventriculares del hipotálamo. Es conocida por algunos como la "molécula del amor" o "la molécula afrodisíaca", ya que está relacionada con los patrones sexuales y con la conducta maternal y paternal que actúa también como neurotransmisor en el cerebro.
Además, en las mujeres, se libera una gran cantidad de esta hormona durante el parto, facilitando el parto y la lactancia.
Pero con el estudio del que hablamos hoy, realizado por Elizabeth Lawson, profesora de la Facultad de Medicina de Harvard en Boston, y colaboradores, parece ser que una formulación nasal sintética de oxitocina podría reducir la ingesta de calorías en hombres sanos, especialmente reduciendo el consumo de alimentos ricos en grasas.
Pero este spray no sólo podría servir para disminuir la ingesta calórica, también se ha visto que el tratamiento mejoró procesos metabólicos, como la sensibilidad a la insulina, por lo que podríamos estar ante un nuevo tratamiento de la obesidad y sus comorbilidades.
Para el estudio, que previamente se conocía que en animales también se disminuía el consumo de calorías, los investigadores escogieron a 25 hombres con un buen estado de salud y con una edad media de 27 años.
De entre los 25 hombres seleccionados, 13 de ellos presentaban normopeso y el resto sobrepeso u obesidad.
En la primera prueba, los hombres fueron asignados al azar a la libre administración de una dosis única del spray nasal de oxitocina o un placebo después de un ayuno, siendo en todo momento conscientes del tratamiento que recibieron.
Una hora más tarde, los hombres recibieron un desayuno, que escogieron a partir de un menú. Cada comida que se les dio contenía porciones dobles, y tras la comida, los investigadores midieron la cantidad de calorías que ingirió cada uno.
En una visita posterior, los hombres repitieron el experimento pero recibieron el tratamiento opuesto de la primera visita.
Según los investigadores, no hubo diferencia en la cantidad de comida que los hombres afirmaron comer durante la duración del experimento. Aunque de media, los hombres comían 122 calorías menos y 9 gramos menos de grasa en la comida después de que recibieran tratamiento con el aerosol nasal de oxitocina en comparación con el placebo.
Para los expertos, la oxitocina también habría aumentado el uso de la grasa corporal como “combustible” para obtener energía. No obstante, no se encontraron efectos secundarios graves.
Aunque todavía es necesario realizar más estudios, ya que la oxitocina tiene efectos específicos en el organismo al tratarse de una hormona, se debería estudiar su efecto en mujeres, así como en hombres y mujeres con un tratamiento prolongado. Pero los expertos creen que la oxitocina se podría usar como tratamiento de la obesidad.
Todavía no se conoce el mecanismo por el cual la oxitocina afecta a la ingesta de calorías, sí que se ha visto en estudios preclínicos que está asociada a los mecanismos de reducción del apetito en el cerebro. Pero durante el estudio no tuvo ningún efecto sobre el apetito o en las hormonas que regulan éste.
Y con este nuevo estudio, donde se van conociendo nuevos fármacos o tratamientos para frenar o paliar la gran epidemia de este siglo, me despido hasta el próximo post, el miércoles podréis disfrutar de una nueva entrega de “Dietas Milagro” y el viernes de una nueva y rica receta.
Hasta entonces, ¡¡ser felices!!
Realizado por Jorge Ibarra Morato
Fuentes

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario