Día Europeo de prevención del riesgo cardiovascular

Escrito por Nutrición a las seis el lunes, 16 de marzo de 2015 | 6:00:00

¡Buenos días! El pasado sábado, 14 de Marzo, se celebró el día Europeo de prevención del riesgo cardiovascular, y por ello hoy me gustaría dedicar el post a este tema.
Las enfermedades cardiovasculares son en conjunto los trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos que constituyen la primera causa de muerte en España (el 30%) por delante del cáncer y de las enfermedades respiratorias. Estas enfermedades incluyen: hipertensión arterial, cardiopatías, enfermedad cardiovascular, enfermedad vascular periférica (varices, trombos, etc.), insuficiencia cardíaca, miocardiopatías...
Dicha mortalidad, podría evitarse en un 80% de los casos con una buena prevención, interviniendo directamente sobre los factores de riesgo cardiovascular. Estos factores son tener unos niveles de colesterol elevados (colesterol LDL y triglicéridos), la hipertensión arterial, el tabaquismo, la obesidad y el sobrepeso, la diabetes, el sedentarismo y una alimentación poco saludable. Tener uno de estos factores aumenta significativamente las posibilidades de padecer una enfermedad cardiovascular, pero tener más de uno multiplica exponencialmente la probabilidad.
Desde la nutrición, podemos influir en la mayoría de estos factores, y sobre los que no, como profesionales de la salud intentamos concienciar a la población para adoptar un estilo de vida más saludable para mejorar y reducir los síntomas.
A lo largo de estos tres años, desde Nutrición a las 6 hemos querido recalcar la importancia de realizar un buen desayuno, tanto los adultos como los peques, haceros ver cómo la compra influye en nuestra alimentación, y las maneras de llevar a cabo una buena alimentación, sin olvidarnos de realizar ejercicio físico a diario. Todo ello influye en nuestra salud, previniendo numerosas enfermedades, entre ellas y sobre todo, de las que hoy hablamos, enfermedades cardiovasculares.
Debe primar el consumo de frutas, verduras y hortalizas a diario, el famoso “5 al día”. Estos alimentos nos aportan micronutrientes que ayudan a mantener nuestro organismo en perfecto estado para su correcto trabajo. No debemos olvidarnos del pescado, los huevos, la carne magra y los lácteos desnatados (en edades adultas).
Y por supuesto, los cereales (preferiblemente en su forma integral): la pasta, el arroz y el pan deben estar diariamente presentes, sin dejar de lado la patata y las legumbres. Éstas últimas están siendo las grandes abandonadas de los últimos años. ¿Quién no recuerda ir a casa de la abuela a comer de puchero? Esta tradición cada vez es menos frecuente, o por lo menos cada vez se escucha menos. Estamos dejando de lado el consumo de legumbres, las cuáles son una excelente fuente proteica (al combinarlas con un cereal), de hidratos de carbono, fibra y micronutrientes. Se deben consumir de 2 a 4 raciones de legumbres a la semana, siendo el margen de ración de 60 a 80 gramos de producto en crudo.
¿Por qué me entretengo en las legumbres? Porque tienen relación con las enfermedades cardiovasculares. Según el estudio PREDIMED, uno de los estudios más recientes, relevantes e importantes en temas de nutrición, indica que el consumo de tres raciones semanales de legumbres se relacionaba con una menor incidencia de eventos cardiovasculares.
Otros dos estudios, un metaanalisis publicado en la American Journal of Clinical Nutrition y otro en la Canadian Medical Association Journal, refuerzan los resultados del estudio PREDIMED, al detectar que una dieta rica en legumbres reducía un 14% el riesgo de infarto y angina de pecho. 
En cuanto a la grasa, preferiblemente debe proceder del aceite de oliva y de los frutos secos. Lo ideal para elaborar las salsas es utilizar el vino y los caldos caseros de carne, pescado y verduras, así como inventar nuestros propios aliños con los múltiples ingredientes que tenemos a nuestra disposición: aceites aromatizados caseros, utilizando lima y limón para las vinagretas, el  uso de yogur para distintas salsas, todo ello acompañado de condimentos (hierbas aromáticas y especias) para evitar en la medida de lo posible un excesivo uso de sal y no perder los sabores.
Con esto termino por hoy. ¡Feliz comienzo de semana!
Realizado por Cristina Vallespín Escalada
Fuentes

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario