Inicio » , , , , » La biotina o vitamina H, una vitamina con tupé

La biotina o vitamina H, una vitamina con tupé

Escrito por Nutrición a las seis el lunes, 2 de marzo de 2015 | 6:00:00

¡Buenos días! Dejamos atrás el mes de febrero y entramos en marzo, el último mes del invierno, aunque ayer entro meteorológicamente la primavera, pero según el calendario, todavía nos queda un poco para empezar con esta estación.
Y el post de hoy lo dedicaremos a una vitamina, la vitamina de los diferentes nombres, hablamos de la biotina, la conocida vitamina H, y también vitamina B8.
La biotina está clasificada como una vitamina del grupo B, es decir, de las hidrosolubles. Es una vitamina imprescindible, no obstante, el déficit en las personas sanas con una dieta equilibrada se da en raras ocasiones
Se aisló por primera vez en 1936 y se sintetizó en 1942 por Kögl y colaboradores. Observaron que pollos y ratas alimentados con grandes cantidades de clara de huevo cruda presentaban eczemas acompañados de alopecia alrededor de los ojos.
El síndrome se curó al agregar yema de huevo a la dieta de los animales afectados, denominando vitamina H al factor correctivo presente en la yema.
La biotina es un ácido monocarboxílico compuesto por carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y azufre.
Las sustancias químicamente relacionadas, oxibiotina y biocitina, poseen también actividad biológica en algunas especies.
Pero, ¿cómo se absorbe y se metaboliza en el cuerpo?
La biotina y la biocitina se absorben con rapidez. La biocitina es hidrolizada en el plasma para liberar biotina que es captada por el hígado, los músculos y el riñón. Además, la biotina es sintetizada a su vez por la microflora intestinal y contribuye de manera importante a los requerimientos tisulares, aunque la principal fuente de aporte es a través de la dieta.
Se elimina por las heces y la orina, su excreción por las heces suele ser superior a la biotina sintetizada en el intestino, así como la contenida en la dieta, esto refleja la magnitud de la síntesis de la microflora.  En cambio, la orina contiene biotina dietética absorbida de las reservas corporales y posiblemente de la síntesis intestinal.
¿Cuáles son sus funciones?
Sus funciones son contribuir al crecimiento saludable de la piel y el cabello. Por eso se recomienda el consumo de biotina cuando aparecen distintos problemas dermatológicos, como el acné, y previene la calvicie. Además, tiene un efecto positivo en la calidad de las uñas. En las personas con uñas débiles y quebradizas esta vitamina puede ayudar a mejorar el grosor y la textura de las uñas así como su fuerza.
La biotina también desempeña un papel central en el metabolismo de grasas, carbohidratos y proteínas, ya que funciona como coenzima en los procesos metabólicos.
Por otra parte, la biotina es importante para el crecimiento y la vida de las células de la sangre, ya que interviene en la formación de la hemoglobina, el tejido nervioso y las glándulas sebáceas.
Asimismo, la biotina está estrechamente relacionada con el ácido fólico, el ácido pantoténico y con la vitamina B12.
Después de conocer sus funciones, ¿cuáles son sus requerimientos y toxicidad?
Con una dieta equilibrada se pueden cubrir las necesidades diarias. Se estima que el valor diario necesario está entre los 30 y los 60 microgramos/día para los adultos. Los niños en edad escolar, entre siete y diez años, tienen unas necesidades diarias de alrededor de 30 microgramos. En los lactantes y niños pequeños, el consumo adecuado se sitúa entre los 5 y los 15 microgramos.
En cuanto a las mujeres embarazadas y lactantes, pueden tener una mayor necesidad de biotina. Así como con las personas que hacen un consumo excesivo de alcohol o que consumen nicotina, y en especial, las personas que tienen una dieta basada en el consumo de huevos crudos deben asegurarse de que consumen suficiente biotina.
En cuanto a la toxicidad, al ser una vitamina hidrosoluble, es baja, no se han observado efectos negativos en la utilización masiva de la vitamina para el tratamiento de dermatitis seborreica.
¿Cuáles son sus fuentes?
La podemos encontrar en una gran cantidad de alimentos tanto de origen animal como de origen vegetal.
Son buenas fuentes de esta vitamina el hígado, los riñones, la soja, la leche, los huevos y varias frutas y verduras como los plátanos, las espinacas y los tomates. También, frutos secos como las nueces y las almendras.
En los alimentos de origen vegetal, la biotina está en su forma libre. En cambio, en los alimentos de origen animal y la levadura, la biotina debe separarse a través de la digestión para que el cuerpo pueda absorberla.
Por último queda un punto importante, ¿qué pasa si existe déficit?
La deficiencia a veces es producida por la ingestión de grandes cantidades de avidina, que es una glucoproteína copuladora de la biotina, que se encuentra sólo en la clara de huevo cruda, impidiendo su absorción por el intestino y provoca deficiencia orgánica de la vitamina.
El déficit se caracteriza por anorexia, náuseas, vómitos, glositis, palidez, depresión mental, alopecia, dermatitis seca escamosa y aumento del colesterol.
En ancianos y alcohólicos, los niveles de biotina son habitualmente bajos. Al igual que los pacientes en hemodiálisis y los sometidos a nutrición parenteral total durante largo tiempo.
Y tras conocer un poco más sobre esta vitamina, cuyo déficit es difícil que se presente, me despido hasta el próximo post. Mientras tanto, ¡ser felices!
Realizado por Jorge Ibarra Morato
Fuentes
Nutrición y alimentación humana.2a ed. Mataix J. Ergon 2009.
Nutrición y dietética. Martin Salinas C, Díaz Gómez J, Montilla Valeriano T, Martínez Montero P. Ediciones DAE (grupo Paradigma) 2000.

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario