Menestra de verduras

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 10 de junio de 2016 | 6:00:00

¡Buenos días! Como cada viernes os traemos una nueva receta y un nuevo protagonista. Hoy vamos a hablar… del haba.
El haba (Vicia faba) da nombre a la familia de las fabáceas. Es una planta herbácea anual, trepadora. Dentro de las vainas de la planta se ubican las semillas, de 2 a 9 por vaina y puestas en fila, que son tiernas cuando no han madurado, reniformes y de color blanco, verde, o, rara vez, carmesí. Existen tres variedades de haba las cuales se distinguen sobre todo por el tamaño de sus semillas. Todas se cultivan indistintamente.
  • En Vicia faba variedad minor, las semillas son pequeñas, pesando entre 0,3 y 0,7 gr cada una, y de forma elipsoidal. La vaina es cilíndrica y alcanza los 15 cm de largo.
  • En Vicia faba variedad equina, las semillas son de tamaño mediano y chatas, pesando entre 0,7 y 1,1 gr. Las vainas son moderadamente dehiscentes.
  • En Vicia faba variedad major, la más usada para consumo fresco, las semillas pesan entre 1,2 y 1,8 gr. La vaina es indehiscente y alcanza 35 cm de largo. El cultivar más extendido, el llamado aguadulce, pertenece a esta variedad.
Se cree que el haba fue una de las primeras plantas cultivadas y se han encontrado semillas en excavaciones arqueológicas en Oriente Próximo que se remontan a miles de años.
Hoy en día, el haba se cultiva fácilmente en cualquier clima. Es un cultivo de invernal a primaveral, que necesita un clima templado. Las habas se cosechan cuando todavía están tiernas, normalmente dos o tres meses después de plantarlas.
Las habas frescas proporcionan proteínas e hidratos de carbono. Su importante aporte de fibra, procedente de la piel, facilita la movilidad intestinal y evita el estreñimiento; aunque también aumenta, junto a algunos oligosacáridos (rafinosa, estaquiosa) la flatulencia, al ser fermentados por la flora intestinal. Las habas frescas tienen mucha menos cantidad de hidratos de carbono complejos (almidón) que las secas, por lo que son menos calóricas, lo que resulta interesante en dietas de control de peso.
Respecto a su contenido de vitaminas destacan la vitamina C y los folatos, seguidos de la tiamina y la niacina. En cuanto a su contenido mineral, cabe destacar la presencia de hierro y fósforo; y en menor cantidad potasio y magnesio.
Tras conocer un poco más sobre las habas, que aunque muchos las clasifiquen como una verdura al igual que los guisantes, pertenecen al grupo de las leguminosas, pasamos a cocinar una rica… Menestra de verduras al estilo Nutrición a las 6
Ingredientes para 4 personas
  • 500 gr. de judías verdes
  • 250 gr. de habas
  • 100 gr. de champiñones pequeños
  • 3 zanahorias
  • 2 tomates
  • 2 patatas medianas
  • ½ cebolla
  • 2 lonchas de jamón serrano
  • 1 diente de ajo
  • 1 ramita de perejil
  • Aceite de oliva
  • Sal
Preparación
Lo primero que vamos a hacer es preparar las verduras, cortamos y pelamos las judías verdes, las habas, las zanahorias, las patatas, los tomates y los champiñones. Reservamos.
A continuación picamos la cebolla, el diente de ajo y el perejil y lo echamos en una cacerola, donde previamente hemos calentado el aceite. Cuando empiecen a estar dorados, se añade el jamón a taquitos y las verduras que teníamos reservadas, y vamos rehogando.
Cuando esté todo mezclado y rehogado, añadimos agua hasta que cubra todo y dejamos cocer lentamente hasta que se evapore el agua, aproximadamente 30 minutos.
Ya está lista para servir y disfrutar de este rico plato que nos va a aportar fibra y todas las propiedades de las verduras y de las legumbres.
Con esto nos despedimos, esperamos que paséis un feliz fin de semana :)
Realizado por Tamara Valencia Dueñas y Jorge Ibarra Morato

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario