Ñoquis a la mediterránea

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 29 de enero de 2016 | 6:00:00

¡Buenos días! Hoy os traemos un plato muy típico italiano con la patata como protagonista. De este alimento y sus propiedades ya hablamos en este post, por esto hoy vamos a hablar de historia y de nuestros protagonistas, los ñoquis.
¿Qué son los ñoquis?
La palabra gnocchi, aparece frecuentemente en castellano como ñoqui o ñoquis. Significa "bollo" y también "grumo" o "pelotilla" en italiano.
Los gnocchi o ñoquis se engloban dentro de la categoría de las pastas a pesar de tener unos ingredientes muy diferentes y de poseer diferente forma de preparación. Están elaborados a base de patata y sémola de trigo, harinas (maíz, castaña, etc.) y queso ricotta o requesón (con o sin espinacas).
A pesar de que se asocian generalmente a la cocina italiana, existen platos con similar preparación en la cocina austríaca (Salzburger Nockerln), alemana, húngara, eslovena, rusa y rioplatense.
En Italia el término "gnocchi" es usado para señalar a una cantidad de pastas bastante amplia; aunque los más frecuentes son los de patatas. Otras variedades son los preparados con sémola de trigo e incluso harina de maíz; todo va a depender de la cultura y cocina regional y local. Un antecesor de los ñoquis fueron los zanzarelli ("mosquitos") que se preparaban para los banquetes en la Lombardía renacentista, éstos se preparaban con una masa en la que se mezclaban miga de pan, leche y almendras trituradas. En el s. XVII los zanzarelli sufrieron un leve cambio en el nombre y la preparación, y pasaron a denominarse malfatti ("mal-hechos") en los que se sustituyó las almendras y la miga de pan por una masa simple de harina, agua y huevo.
El origen de los gnocchi de patatas se asocia a motivos económicos ocurridos en  Italia durante el siglo XIX, hacia 1880.
Los "signori" (señores feudales) solían ser los dueños de los molinos donde los “contadini” (campesinos) molían el trigo para hacer harina con la cual preparaban sus pastas; en esta época que citamos, los signori decidieron aumentar las tasas de los precios que los contadini debían pagar para poder moler el trigo. Ante el repentino encarecimiento de la harina de trigo, los campesinos italianos experimentaron con un sustitutivo de la harina: el puré de patatas.
¿Cómo se elabora?
Usualmente el puré de patatas para ñoquis se prepara añadiendo leche e incluso manteca y una cantidad ajustada de harina de trigo (la mínima suficiente como para asegurar la cohesión del puré durante el hervor), raramente se usan huevos para su elaboración. Este puré suele ser realizado con un utensilio llamado "prensa puré" que hace más homogéneo y fino al puré sin necesidad de añadirle demasiada agua o leche ya que el puré para los ñoquis debe ser bastante consistente, luego se hacen con esta masa pequeños bollos (gnocchi) de forma que faciliten su cocción homogénea en el agua hirviente a la cual deben ser arrojados.
Tras darles forma, se les realizan unas pequeñas acanaladuras con un tenedor y se echan en agua hirviendo para retirarlos cuando floten en dicha agua. En la región de la Toscana de Italia se suele ingerir con queso de ricota (requesón) y espinacas, a esta variante la denominan strozzapreti
Un detalle a tener en cuenta es que cuanto más suave es la salsa más se disfruta el sabor de los ñoquis.
Tras conocer un poco más la historia de los ñoquis, pasamos a la cocina para preparar unos… Ñoquis a la mediterránea
Ingredientes para 2 personas
  • 500 gr de ñoquis
  • Pimiento rojo
  • Puerro
  • Cebolla
  • Tomate
  • Salsa de tomate casera (4 cucharadas)
  • Aceite de oliva
  • Orégano
  • Ajo en polvo
  • Pimienta negra
  • Sal
Preparación
Lo primero que tenemos que hacer es cocer los ñoquis siguiendo las instrucciones del fabricante, normalmente cuando el agua esté cociendo se echan, y cuando empiecen a flotar se sacan y escurren.
Una vez cocidos, dejamos que se enfríen en el escurridor y procedemos a preparar las verduras; para ello picamos la cebolla y el puerro a juliana, el pimiento y el tomate en dados. En una sartén ponemos un poco de aceite y agregamos todas las verduras a excepción del tomate, para que se vaya haciendo un sofrito y cuando estén pochadas añadimos el tomate y 4 cucharadas de salsa de tomate casera.
Rehogamos un poco y a continuación, añadimos las especias al gusto, orégano, ajo en polvo, pimienta negra y sal, para que el sofrito coja más sabor.
Por último, añadimos los ñoquis y rehogamos con las verduras. Ya sólo nos queda servir y disfrutar de esta rica receta, cuyo secreto está en el sofrito.
Con esto nos despedimos esperando que os haya gustado, disfrutar del fin de semana y esperamos que os animéis a preparar esta rica receta :)
Realizado por Tamara Valencia Dueñas y Jorge Ibarra Morato

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario