Shaslik de pavo

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 18 de septiembre de 2015 | 6:00:00

¡Buenos días! Con la llegada del frío y en pleno temporal, o como se dice ahora, ciclogénesis explosiva, apetecen platos calientes. Por eso hoy viajamos hasta Rusia, hemos regresado un poco viajeros, para cocinar un rico Shaslik, aunque con alguna modificación del plato original; pero antes de ponernos con las manos en la masa, vamos a conocer un poco sobre uno de sus ingredientes principales, el pavo.
El pavo tiene muchos nombres, "gallo de Indias" o "jesuita", dado por los conquistadores españoles a su llegada a América. Actualmente su consumo se ha popularizado gracias a que es un producto bajo en calorías y en colesterol, considerado uno de los ingredientes más usados junto con la carne de pollo, todo ello sin piel, para la realización de dietas.
Debido a este aumento del consumo durante todo el año, ya no es necesario esperar a las fechas navideñas para preparar ricas recetas con este ave, desde la plancha hasta en el horno, pasando por guisos, el pavo acepta muchas preparaciones.
Si nos fijamos en su valor nutricional, es rico en proteínas de alto valor biológico, así como vitaminas del grupo B.
La carne de pavo tiene como componente mayoritario el agua, cerca del 75% de su composición, lo que hace que sea una carne baja en calorías. Le siguen las proteínas con alto valor biológico, dado su contenido en aminoácidos esenciales. 
Tiene una menor concentración de grasa y de colesterol que el pollo, y esto hace del pavo una de las mejores carnes magras del mercado, eso sí, para consumir la menor grasa posible es importante retirar la piel, ya que es la parte donde más se concentra. 
Aunque el músculo del animal vivo contiene una pequeña cantidad de hidratos de carbono en forma de glucógeno, éste se destruye durante los procesos postmórtem del ave, de forma que podemos decir que la carne de pavo no contiene carbohidratos
En relación a los micronutrientes, el pavo es fuente de minerales, entre los que destacan magnesio, zinc, potasio, fósforo y selenio. Sin embargo, el contenido de hierro en esta carne es más bajo que en el resto de carnes magras. Si nos fijamos en las vitaminas, destacan las del grupo B, como la niacina, vitamina B6 y B12. Además, contiene pequeñas cantidades de ácido fólico, y tan sólo trazas de vitaminas liposolubles.
Y tras conocer las buenas propiedades del pavo, sí que sí, nos ponemos el delantal, cogemos el pasaporte y viajamos a Rusia para preparar un... Shaslik de pavo
Ingredientes
Para las brochetas para 4 personas
  • 600 gr de pechuga de pavo
  • 1 pimiento rojo grande
  • 1 pimiento verde grande
  • 1 cebolla
  • 8 pinchos de brocheta
Para el adobo
  • 1 cebolla
  • 2 ajos
  • 1 limón
  • 1 vasito de vino blanco
  • 5-6 clavos
  • Eneldo
  • Cilantro
  • Albahaca
  • Orégano
  • Pimienta blanca
  • Pimentón dulce
Preparación
Lo primero que debemos hacer es preparara el adobo. Para ello, en un bol hondo ponemos la cebolla pelada y troceada junto con los ajos también pelados y troceados, todas las especias en cantidad que queráis (si queréis, podéis utilizar otras al gusto), el zumo del limón y el vasito de vino blanco.
A continuación, introducimos la carne troceada en dados relativamente grandes. Removemos bien para que el adobo llegue a todos los trozos por igual, ponemos un papel film transparente y metemos en la nevera al menos durante 6 horas, cuanto más tiempo mejor. Si el adobo no cubre por completo los trozos de carne, basta con incorporar un poco más de aceite de oliva.
Al día siguiente, cortamos los pimientos y la cebolla en cuadrados más o menos del mismo tamaño que la carne. Cogemos un pincho de brocheta y colocamos un trozo de carne, un trozo de pimiento rojo, un trozo de cebolla y otro de pimiento verde y repetimos la acción en este orden hasta completar la brocheta. Realizamos la misma acción con las demás brochetas. 
Ponemos una plancha o parrilla al fuego y cocinamos las brochetas hasta que la carne de pavo se cocine. No es necesario echar aceite ya que el adobo es el que va a engrasar la plancha. Si lo preferís, también podéis hacer las brochetas al horno. 
Servimos acompañado de un arroz salvaje, bomba o tipo basmati y de una ensalada verde. 
Espero que disfrutéis de la receta. Un abrazo y hasta el próximo día. ¡Feliz fin de semana!
Realizado por Jorge Ibarra Morato y Cristina Vallespín Escalada
Fuentes

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario