¡Activa tu Corazón!

Escrito por Nutrición a las seis el miércoles, 16 de septiembre de 2015 | 6:00:00

¡Buenos días! Se acerca el Día Mundial del Corazón y con él la Semana del Corazón, que a lo largo de Septiembre se irá celebrando en diversos puntos de nuestra geografía.
El lema de este año para este día es “Opciones de vida cardiosaludables para todos en cualquier lugar”, y en el folleto se dan unas claves para prevenir y mejorar la salud cardiovascular en los distintos ámbitos de la vida.
Opciones de vida cardiosaludables donde VIVES, ya que cada uno en su casa puede poner de su parte para prevenir estas patologías haciendo pequeños cambios de hábitos y siguiendo algunas pautas básicas como la que nos proponen en este folleto: 
  • Llena la cesta de la compra con alimentos y bebidas para una alimentación saludable. Este paso es básico y no solo va a ayudar en la prevención de enfermedades cardiovasculares sino de otras muchas enfermedades que muchas veces derivan de una mala alimentación. En nuestra cesta es fundamental incluir una proporción importante de frutas y verduras y, en la medida de lo posible, eliminar alimentos precocinados y bebidas azucaradas.
  • No permitas que se fume en tu hogar. Atentos al dato que nos facilitan “El humo de tabaco ajeno es responsable de más de 600.000 muertes de no fumadores cada año, incluidos niños. Fuente: Organización Mundial de la Salud”. Es una cifra alarmante, ya no solo el que fuma se perjudica a sí mismo sino que además afecta a la salud de los que le rodean.
  • Conoce el riesgo cardiovascular (CV) de tu familia. Si existe un riesgo cardiovascular en alguno de los miembros de la familia, hay que poner especial cuidado en sus hábitos de vida, debería llevar una alimentación algo más controlada (en este caso se puede consultar a un nutricionista que diseñe un plan de alimentación adecuado para esa persona o, incluso, para toda la familia) y realizar ejercicio físico de forma regular, mantenerse activo es fundamental. En el caso de que sea un riesgo más elevado, puede que se requiera de un control a nivel farmacológico, por lo que habría que consultar a un médico y valorar opciones. Si quieres conocer tu riesgo cardiovascular, calcúlalo en este enlace.
  • Aprende los signos y síntomas del infarto y del ictus, del que ya hablamos en este post.
Opciones de vida cardiosaludables donde TRABAJAS. Pasamos una cantidad importante de nuestro tiempo en el trabajo o colegio, por lo que en estos lugares debería favorecerse un ambiente adecuado para que cada uno pueda llevar unos hábitos de vida saludables.
  • Di «NO» al tabaco. Como hemos mencionado antes no solo es tu salud sino la de los demás.
  • Actividad física en el trabajo. Muchas empresas están incorporando programas para favorecer la actividad física de sus trabajadores, clubs de corredores, competiciones en diversos deportes, etc. Además si es posible, deberíamos trasladarnos al lugar de trabajo andando o en bici, ya que es un hábito saludable que se puede introducir fácilmente y que no cuesta nada.
  • Cuida tu alimentación. Si comes de tupper, intenta llevar platos completos con verduras, carne, pescado o huevo y algo de pasta, arroz o patata; y si es posible de vez en cuando un plato de legumbres. ¿De postre? Variar entre fruta y lácteos. Si por el contrario comes en la cafetería o comedor, exige un menú equilibrado y asequible.
  • Reduce el estrés. Como bien se indica en el folleto “La salud en el trabajo no solo beneficia a los individuos sino también a las empresas: ayuda a mejorar la productividad y reduce el absentismo laboral. Fuente: Organización Mundial de la Salud/Foro Económico Mundial
Opciones de vida cardiosaludables donde DISFRUTAS. Hoy en día existen multitud de actividades tanto al aire libre como en lugares cerrados, por lo que ¡Hazte con un plan de actividades de tu ciudad y a disfrutar de la actividad!
  • Anima a los niños a ser activos. Para ellos es fundamental el ejercicio físico, ayuda en su crecimiento y es una vía de escape de toda esa energía que tienen y necesitan canalizar.
  • ¡Ponte en marcha! Con precaución y siempre consultando a un médico si crees que existe algún tipo de riesgo de salud. Lo importante es hacer algo así que si vas a empezar, hazlo poco a poco, pasito a pasito, que a veces nos ponemos a hacer ejercicio como si no hubiera un mañana y al final no solo no conseguimos nada sino que podemos perjudicar nuestra salud.
  • ¿Cuáles son las actividades más recomendables? Lo mejor es hacer de todo un poco, el ejercicio aeróbico mejora el riesgo cardiovascular, pero con ejercicios de fuerza mejoramos el tono muscular y los ejercicios de estiramientos, además de prevenir lesiones, favorecen una mejora de la flexibilidad por lo que aplicar estas tres modalidades sería el ejercicio más completo.
Por lo tanto, para ayudar a la concienciación y bajo el lema de este año, se han programado actividades para peques y mayores tales como el envío de tu selfie cardiosaludable con el hashtag  #DíaMundialdelCorazón o #HeartChoices para compartirlo en redes sociales; para los más peques podemos encontrar materiales de la mano de “Supercorazón” con multitud de actividades para que disfruten y pasen un buen rato poniéndose en forma, aquí os dejo el folleto.
Como he dicho antes, se celebra la semana del corazón en diversos puntos de nuestro país donde se realizarán charlas, talleres, mediciones de riesgo cardiovascular, etc. ¡No lo dudéis e informaros de cuáles son y cuándo en vuestra ciudad!
Para acabar aclarar que si pudiésemos llevar a cabo todas estas pautas de alimentación saludable, actividad física y reducción del estrés, muchos de los casos de estas enfermedades se podrían prevenir; es increíble cómo hemos pasado de tener un porcentaje elevado de muertes por enfermedades infecciosas a un porcentaje importante de muertes por enfermedades derivadas de nuestros malos hábitos. Un 80% de infartos y diabetes tipo II, así como un 40% de cánceres podrían evitarse siguiendo una dieta adecuada y un aumento de consumo de alimentos beneficiosos.” Doll and Peto, 1981. Desde que se llegó a esta conclusión pocos han sido los pasos dados para reducir este porcentaje. Sí, se han hecho multitud de campañas de concienciación y prevención. No obstante, la tasa de mortalidad por este tipo de enfermedades sigue siendo alta, por lo que está claro que hay algo que falla.
Con esta última reflexión, me despido hasta el próximo post. No os perdáis la receta del viernes. :)
Realizado por Tamara Valencia Dueñas
Fuentes

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario