Nutrición para peques - Los dulces

Escrito por Nutrición a las seis el miércoles, 3 de diciembre de 2014 | 6:00:00


¡Buenos días! Se acercan las Navidades, unas fechas muy especiales para los más pequeños de la casa y seguramente no tan pequeños. También son fechas en las que los dulces cobran especial importancia, no sólo porque podemos disfrutar de los tradicionales polvorones y mazapanes, sino porque también se suman a la cesta los bombones, las chocolatinas y otros dulces que se pueden encontrar en las tiendas durante todo el año, pero que en estas fechas se visten de gala y nos los presentan aún más llamativos que de costumbre.
Y ¿por qué os hablo de los dulces? En estas fechas no podemos bajar la guardia, al igual que intentamos no perder el orden día a día, tampoco nos podemos olvidar de la alimentación y deberíamos seguir marcando unas pautas a los más peques para que adquieran unos hábitos de vida saludables.
Para facilitaros la tarea, os traigo unas pautas que se podrían seguir en estas fechas tan especiales:
1. Intentar planificar los menús de estos días con ellos, para que se involucren, ofreciéndoles algunas opciones para que elijan tanto en las comidas clave como en el día a día. Por ejemplo, pueden opinar sobre el postre, dándoles a elegir entre un par de frutas para adornar los platos de postre, etc.
2. Implicarles en las tareas de ir a comprar y, como seguramente vean los dulces y los quieran, lo que se puede hacer es de entre todos los dulces a su disposición darles a elegir uno o dos para disfrutar en estos días, pero no gran cantidad puesto que hay muchas celebraciones y, entre unos sitios y otros, van a encontrar multitud de ocasiones para consumir una gran cantidad de ellos.
3. Hacer ensaladas llamativas que les atraigan y ayuden a depurar el cuerpo y a digerir bien las comidas. Además, si el plato vegetal es más abundante, se quedarán más saciados y querrán menos cantidad de dulces.
4. En esta época encontramos multitud de frutas que dan color a los platos como la piña o la granada, esto nos da mucho juego para hacer platos divertidos y así invitarles a construir un plato con frutas exóticas y que les anime a consumirlas.
5. Intentar, en la manera de lo posible, mantener los horarios de comidas, siendo la más importante el desayuno. No debemos dejar que se salten el desayuno en el que tienen que estar presentes la fruta, los cereales y los lácteos. Aunque sea el día del festejo en el que puede que coman más, es importante no saltarse ninguna comida, de esta manera, como ya hemos explicado muchas veces, conseguiremos que se mantengan los niveles de glucosa en sangre normales y no llegarán con tanta hambre a la comida o cena.
6. Compaginar dulces con frutas, es decir, para media mañana o a la hora de la merienda ofrecer primero una fruta y después dar algún dulce si la ocasión lo merece.
7. Recordar la importancia de mantenerse bien hidratado bebiendo abundantes líquidos, que aunque haga frío el cuerpo sigue necesitando agua. En las comidas, mejor tomar agua antes que dar refrescos o zumos, aunque si optamos a que en algún momento del día tomen un zumo, mejor hacerlos en casa.
Ante todo destacar que todas estas claves no sirven de nada si nosotros los adultos no damos ejemplo. Si les decimos que deben comer ensalada o verdura antes de empezar o con los platos principales, que suelen ser bastante contundentes, pero nosotros no cogemos de la ensalada ellos tampoco lo harán. De igual manera que si nos ven picotear, ellos verán que es lo que se debe hacer y también lo harán.
Por lo tanto, hay que mantener un equilibrio entre una alimentación saludable y la alimentación que en estas fechas llevamos y como siempre os decimos... esto se consigue con una buena planificación (incluso cuando somos los invitados).
Realizado por Tamara Valencia Dueñas

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario