Dietas milagrosas - Té verde

Escrito por Nutrición a las seis el lunes, 8 de diciembre de 2014 | 6:00:00


¡Buenos días! Festivo para unos, laboral para otros, el caso es que nutrición a las 6 no se coge fiesta y aquí estamos un lunes más para hablaros sobre nutrición y alimentación. Hoy toca nuestra sección mensual “Dietas y productos milagrosos” y en este mes me gustaría hablar sobre un tema un tanto polémico. El té verde
El té es un alimento al que se le otorgan múltiples y muy diversas propiedades, todas buenas todo hay que decirlo, y entre ellas está la de disminuir la grasa corporal pero... ¿realmente quema grasas?  
Es cierto que el té tiene un efecto termogénico al aumentar el metabolismo y, muchos son los que piensan que gracias a este efecto vamos a quemar más grasa. Además, el té contiene unas sustancias, los polifenoles, los cuales se supone son los responsables del efecto quema grasa debido a que liberan noradrenalina, la cual se utiliza para que la obtención de energía aumente y, de esta manera, perdamos mayor cantidad de grasa acumulada en el organismo
Hasta aquí todo claro; ahora bien, ¿qué cantidad de polifenoles son necesarios para que aumente el metabolismo de tal manera que sea notable la pérdida de grasa? ¿2 tazas, 3... 10? ¡Este dato es el que en ningún sitio nos cuentan! Sólo nos cuentan que beber té verde ayuda a quemar grasa, pero, queridos lectores, yo bebo té todos los días y, si esto fuera cierto acabaría desapareciendo. Así que no empecemos a llamar al té verde alimento milagro.  
De hecho, a pesar de los múltiples beneficios que el té tiene, sobre todo su poder antioxidante y diurético, no olvidemos que no a todo el mundo se le recomienda tomar té. Por ejemplo, personas que sufren de insomnio, epilepsia, arritmias u otros trastornos cardíacos, mujeres embarazadas o en lactancia, así como niños pequeños. Un consumo excesivo de té verde puede provocar toxicidad en el hígado, puede interaccionar con algunos medicamentos y puede inhibir la absorción del hierro no hemo (consumiendo el té junto con el alimento en concreto, no por separado). 
Ahora empecemos con los datos. Son numerosos los estudios que en los últimos años se han realizado para afirmar este hecho o para negarlo.  
Es verdad que hay estudios preliminares que afirman que el té tiene un efecto quema grasas, sin embargo lo que no se determina es la dosis terapéutica para ello, por lo que son necesarios más estudios que, además, determinen también el mecanismo de acción de los polifenoles.  
Pero son más los estudios que niegan este efecto. El primero que encontramos, es un meta-análisis en el que se pone en entre dicho la eficacia de suplementos de té verde para la pérdida de peso en personas adultas con sobrepeso y obesas. Está en inglés, pero si os interesa leerlo, podéis acceder a él desde aquí. Yo os diré sus conclusiones:  
“Las preparaciones de té verde parecen promover una pequeña y no estadísticamente significativa pérdida de peso en adultos con sobrepeso u obesidad. Debido a que la magnitud de la pérdida de peso es pequeña, no es probable que sea clínicamente importante. Por otra parte, no hay ningún efecto significativo en el mantenimiento de la pérdida de peso alcanzada. De los estudios en los que se constataron algunos efectos adversos, sólo dos requirieron hospitalización. Del resto de efectos adversos se consideraron entre leves y moderados.” 
También podemos encontrar la opinión de la EFSA (European Food Safety Authority), aquí. Aunque en este caso se habla concretamente de las catequinas que contiene el té, la EFSA concluye que
“En base a los datos presentados, no se puede establecer una relación causa y efecto entre el consumo de catequinas provenientes del té verde [...] y su contribución al mantenimiento o la consecución de un peso corporal normal [...] ni a la reducción de la masa grasa corporal [...] ni al mantenimiento a largo plazo de unos niveles normales de glucosa en sangre.”  
Y se podrían encontrar más estudios, pero tampoco quiero aburriros.  
Mi opinión sincera. No hay milagros, ni dietas ni alimentos. Lo que nos hace estar saludables es llevar una vida saludable, comiendo de todo (sin necesidad de privarse de nada) y realizando ejercicio físico regular adecuado. El té verde como tal, es un aliado, y recalco que aliado, para la pérdida de peso, pero no sólo porque contenga una o dos sustancias beneficiosas, es una bebida diurética que nos ayuda con la retención de líquidos, contiene sustancias antioxidantes que mejoran nuestra salud celular y al llenar nuestro estómago de agua, es cierto que puede ejercer un efecto saciante. Incluso podríamos considerar que existe cierto efecto placebo. Sin embargo, todas estas propiedades no son exclusivas del té verde, son las características de muchos otros alimentos, por lo que no deberíamos otorgar un poder milagroso a ciertos alimentos sino valorarlo en un conjunto, en una dieta equilibrada y adecuada para cada uno.
Con esto me despido hasta el próximo día. ¡Feliz lunes! 
Realizado por Cristina Vallespín Escalada 
Fuentes 
Nutrición y alimentación humana. 2aed. Mataix J. Ergon 2009. 

COMPARTIR

2 comentarios :

  1. Totalmente de acuerdo con el artículo. Hace unos meses también publicamos un artículo sobre los mitos del té verde y sus propiedades adelgazantes. Propiedades adelgazantes del té verde

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas tardes, Bebiendo Te!

      Gracias por dejar un comentario. Muy interesante vuestro artículo también. A cuanta más gente le llegue esta información mucho mejor.

      Un saludo.

      El equipo de Nutrición a las 6.

      Eliminar