Tulipanes con salsa de setas

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 24 de octubre de 2014 | 6:00:00

¡Buenos días! La semana ya ha pasado y ya estamos a viernes. Esto ya sabéis lo que significa, al blog llega una nueva y saludable receta pero antes si os parece hablemos un poco de las propiedades de un ingrediente suyo, en esta ocasión vamos a hablar del vino.
El vino es la bebida natural obtenida por fermentación alcohólica del zumo de uva a través de un proceso microbiológico de transformación del azúcar en etanol, CO2 y numerosos compuestos secundarios. Pero de la elaboración del vino ya hablaremos más adelante en la sección "Cómo se hace...". 
Los primeros datos que se tienen del vino parecen situarlo ya en el año 7000 a.C., con el cultivo de viñedos en una región del sur del Mar Negro de la antigua Mesopotamia, y las primeras referencias del consumo de vino se sitúan en la antigua Grecia, donde se bebía mezclado con agua. 
Bajo la denominación de vino se pueden incluir los llamados tintos, blancos y rosados, diferenciándose en que el vino tinto se elabora mezclando el zumo de la uva con la piel y los hollejos de la uva, mientras que en la elaboración del vino blanco sólo se utiliza la uva o utilizando una uva blanca donde la piel y los hollejos no tienen esos pigmentos oscuros. 
Además de en función del color, los vinos también se pueden clasificar en función de su edad, encontrando el vino joven o cosechero, el vino de crianza, el vino de reserva o el vino de gran reserva. También en función de su contenido en azúcaressecos, semisecos, abocados, semidulces y dulces
Asimismo, podemos encontrar según se utilicen una o más variedades de uvas, en cuyo caso tenemos vinos monovarietales o multivarietales, y según si tienen anhídrido carbónico (gas) que serían tranquilos o espumosos.
El vino lo podemos encontrar a lo largo del año y es fuente de agua y de antioxidantes.
El vino es un líquido muy complejo que contiene agua, alcohol, azúcares no fermentables, ácidos orgánicos, minerales y muy pocas vitaminas del grupo B. Además, contiene sustancias colorantes y taninos con potente capacidad antioxidante. 
A pesar de que sea un alimento compuesto básicamente por agua, su valor calórico es bastante elevado, debido principalmente a su contenido en alcohol. Contiene minerales, entre los que cabe destacar el hierro.
Pero lo que sin duda cabe destacar del vino es su poder antioxidante. Del mismo modo que otros productos de origen vegetal, especialmente frutas y verduras, el vino tiene compuestos fenólicos pertenecientes a la familia de los flavonoides y ácidos fenólicos, que proceden sobre todo de la piel y hollejos de las uvas. Por esta razón, cabe destacar que el vino con mayor poder antioxidante es el vino tinto.
El vino es considerado un alimento y no una bebida, y es un alimento tradicional dentro de los patrones dietéticos mediterráneos. Su consumo debe ser moderado en adultos sanos y mujeres no gestantes.
Tiene múltiples beneficios para la salud. Tiene una actividad aterogénica gracias a esa capacidad antioxidante, de tal modo que previene múltiples enfermedades relacionadas con nuestro sistema cardiovascular.
Bueno, ahora cojamos los delantales y a la cocina a preparar nuestra receta. Hoy cocinamos... Tulipanes con salsa de setas
Ingredientes
  • 500 gr de pasta
  • 1 cebolla roja
  • 2 zanahorias
  • 2 puerros
  • 2 cucharadas soperas de tomate
  • ½ vaso de vino blanco
  • 1 vaso de caldo de carne
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Setas, 8 unidades
  • 1 cazo agua de cocer pasta
Preparación
Hervimos la pasta según recomendaciones del fabricante en un poco de agua con sal. Pasado ese tiempo, escurrimos la pasta, reservando un cazo de esa agua y el resto desechándola. 
Mientras tanto, podemos ir preparando la salsa. Para ello, picamos media cebolla, un puerro, una zanahoria y los pies de los hongos.
En una sartén con un poco de aceite, añadimos la cebolla, el puerro y la zanahoria y pochamos bien. Cuando veamos que la cebolla está transparente y el puerro y la zanahoria comienzan a estar cocinadas, incorporamos los pies de las setas y cuando estén hechas añadimos el vino y dejamos reducir. A continuación, incorporamos el tomate, volvemos a remover todo el conjunto y añadimos el vaso de caldo de carne. Dejamos a fuego bajo más o menos 10 min y pasamos por la batidora. Agregamos el cazo que hemos reservado de cocer la pasta y batimos bien.
En otra sartén, ponemos un poquito de aceite a calentar, picamos el resto de la verdura (la media cebolla restante, la otra zanahoria y el otro puerro). Ponemos a pochar en la sartén y, una vez cocinadas, añadimos los sombreros de las setas cortados en trozos pequeños. 
Incorporamos la salsa que hemos batido y dejamos que se incorporen y mezclen todos los ingredientes con la salsa. 
Ya sólo queda emplatar, poniendo la pasta en un plato y por encima la salsa. Otra opción es agregar la pasta también a la salsa y remover.
Con esto nos despedimos hasta el lunes.
Os recordamos que hoy acaba el plazo para apuntarse al sorteo ¿Os lo vais a perder?
Realizado por Cristina Vallespín Escalada y Tamara Valencia Dueñas
Fuentes
Nutrición y alimentación humana.2aed. Mataix J. Ergon 2009.

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario