Tarta de fruta

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 10 de octubre de 2014 | 6:00:00

¡Días buenos! El próximo domingo día 12 de Octubre celebramos una fecha muy especial y es que ¡¡Nutrición a las 6 cumple 2 añitos de vida!! Por eso hoy toca un rico postre, ¿qué será...? Pero antes de entrar en la cocina conoceremos uno de los ingredientes principales, el melocotón.
El melocotón es el fruto del melocotonero, árbol de la familia de las rosáceas. El fruto es una drupa típica: pulpa carnosa con un hueso duro en el centro. Es normalmente amarillo con tonalidades rojizas y está dividido por una hendidura que le da su forma característica.
A pesar de su nombre, el melocotón no procede de Persia, sino de China septentrional, donde ya era conocido en el tercer milenio antes de Cristo y considerado símbolo de fecundidad. Fue introducido en Roma en los días de Augusto, donde se distribuyó por todo Occidente, llegando a toda Europa y desde ahí se extendió a América.
Estuvo considerada una fruta de carácter excepcional en sus inicios, aunque su popularidad decayó durante la Edad Media, para ser recuperada poco después.
El melocotón se puede clasificar en tres familias:
  • De pulpa blanca.
  • De pulpa amarilla.
  • Tipo pavía, de pulpa dura o semidura, adherida a la semilla.
Reúne más de dos mil variedades, incluyendo las que han sido mejoradas por injerto. Entre las más conocidas están: alba, alboplena, atropurpúrea, péndula, purpúrea, rosea, rubra, rubroplena y calanda.

A nivel nutricional el melocotón es rico en fibra, potasio, vitamina C y carotenoides.

Los melocotones contienen una mezcla de ambos tipos de fibra (con predominio de la insoluble), que mejora el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento y protege frente al cáncer de colon y la enfermedad cardiovascular.
Aportan pequeñas cantidades de vitaminas, entre las que destaca la vitamina C (con un melocotón se cubren más del 20% de las ingestas diarias recomendadas de esta vitamina) y proporciones moderadas de carotenoides con actividad provitamínica A como alfa-caroteno, beta-caroteno y criptoxantina, y otros carotenoides sin esta actividad como luteína y zeaxantina.
Su bello color se debe al beta-caroteno, un antioxidante que también da un buen color a nuestra piel y fortalece uñas, dientes y cabello, sin olvidarnos de la salud ocular. Entre los minerales, el más elevado es el potasio.
En su composición también presentan cumarinas, compuestos con acción protectora vascular, debido a su capacidad de disminuir la permeabilidad de los capilares y aumentar su resistencia, lo que beneficia la microcirculación venosa mejorando la tonicidad de las paredes. Además, a estas sustancias también se les han atribuido supuestos efectos anticancerígenos. Por último, algunos estudios han indicado que el extracto obtenido a partir de las hojas de melocotón contiene ácido mandélico, el cual presenta una potente actividad espermicida y antimicrobiana.
Y ahora sí, pasamos a la cocina a preparar nuestro postre que...siendo un cumpleaños, ¿adivináis que puede ser? Pues sí, una Tarta de fruta al estilo Nutrición a las 6
Ingredientes
  • 1 masa de hojaldre
  • 3 kiwis
  • 1 melocotón
  • 2 plátanos
  • Mermelada de melocotón
Preparación
Lo primero que vamos a hacer para preparar nuestra receta es precalentar el horno a 180oC.
Ponemos el hojaldre encima de una superficie y con el rodillo la estiramos un poco. Una vez estirado, lo ponemos en un molde no demasiado alto y lo pinchamos para que cuando lo metamos al horno no se nos hinche, así conseguiremos  que quede finita, pero el borde quedará alto y crujiente. Si nos sobra mucho hojaldre por los lados, lo recortamos un poco. Lo metemos, como dicen las instrucciones, 10 minutos al horno hasta que haya crecido el hojaldre.
Mientras está en el horno, vamos pelando los kiwis, los melocotones y los plátanos y los cortamos en láminas o rodajas, el grosor dependerá del gusto de cada uno. Para saber la cantidad exacta que vamos a necesitar y así no cortemos de más, lo que podemos hacer es que mientras cortamos la fruta podemos ir montando la tarta por pisos. Empezamos por el melocotón, que iremos poniendo sobre el hojaldre hasta cubrirlo y hacer una primera capa. Subimos a la siguiente capa con el kiwi, que iremos poniendo encima del melocotón como hemos hecho en el caso anterior. Por último, colocamos los plátanos encima del kiwi, haciendo una tercera capa.
Cuando tenemos los 3 pisos montados, volvemos a meter al horno y horneamos unos 5 minutos más. Pasado este tiempo, volvemos a sacar la tarta, cubrimos con un poco de mermelada de albaricoque casera y volvemos a meter al horno otros 5 minutos. Ojo, cuando digo poca mermelada es poca, que si no saldrá sirope y nos quedará muy líquida; si os pasa que os queda líquida, podéis esparcir con 1 cucharadita de azúcar. Sacamos y dejamos enfriar (al principio a temperatura ambiente y luego en la nevera) alrededor de 2 horas para que solidifique un poco la mermelada.
Para hacer la mermelada casera, podéis utilizar nuestro post sobre la mermelada de ciruelas, y sólo tendréis que sustituir las ciruelas por melocotón.
Y con esto conseguimos esta tarta ligera y muy vistosa que será la delicia de vuestras celebraciones y reuniones. Eso sí, por muy ligera que sea ya sabéis que no debemos excedernos en su consumo. 
¡Un saludo!
Realizado por Jorge Ibarra Morato y Cristina Vallespín Escalada
Fuentes

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario