Inicio » , , , , , , , , » Elige bien a tu comensal... hoy con ácido iboténico, muscimol y muscazona.

Elige bien a tu comensal... hoy con ácido iboténico, muscimol y muscazona.

Escrito por Nutrición a las seis el miércoles, 15 de octubre de 2014 | 6:00:00


¡Buenos días! En pleno otoño y con las lluvias que estamos teniendo, cuando salga el sol, dará lugar a temporada de setas. Por ello, en “elige bien a tu comensal” os quiero traer un miércoles más, un nuevo síndrome producido por setas, el Síndrome panterínico (micoatropínico o delirante).
Las especies causantes son del género Amanita, siendo las causantes la Amanita pantherina, la Amanita muscaria y la Amanita gemmataque a simple vista pueden tener un parecido a setas comestibles, como la Amanita spissa y Amanita rubescens en el caso de la Amanita pantherina, y a la Amanita caesarea en el caso de Amanita muscaria y gemmata.
El periodo de incubación de este síndrome es corto, aparecen los primeros síntomas entre 30 minutos y 3-4 horas tras la ingesta de la seta.
¿Cómo podemos saber si nos hemos intoxicado por el consumo de este tipo de setas?
Los síntomas principales consisten en náuseas, dolores abdominales y los signos llamados anticolinérgicos, que son agitación, confusión, delirio, alucinaciones, incoordinación motora, dilatación pupilar (midriasis), taquicardia, enrojecimiento y sequedad de piel y mucosas, y posibles estados de euforia y agresividad seguidos de depresión, somnolencia y sopor profundo. 
El síndrome tiene aspecto de una embriaguez, conocido como “borrachera de setas”, por la incoordinación motora y los episodios de euforia e irritabilidad. Puede producirse una depresión neurológica que en algún caso ha llegado hasta el coma. No obstante, no suelen presentarse diarreas.
¿Cuál es la causa?
Durante años se ha denominado como síndrome micoatropínico, en base a la similitud de los síntomas con los producidos por la atropina. Aunque, en realidad las sustancias responsables del mismo son el ácido iboténico, el muscimol y la muscazona
En el caso de la intoxicación por Amanita muscaria no es debida a la muscarina, sino a los dos primeros compuestos mencionados anteriormente, el ácido iboténico y el muscimol.
Para que se produzca la intoxicación, el ácido iboténico se descarboxila en el organismo y da lugar al muscimol, que sería la sustancia verdaderamente activa. El muscimol es una sustancia soluble en agua, cuya fórmula tiene cierto parecido con la del GABA (un aminoácido que se encuentra en altas concentraciones en el cerebro humano cuya función es actuar como neurotrasmisor), por lo que puede estimular sus receptores cerebrales. La especie que provoca los síntomas más severos es la Amanita pantherina. En general, el pronóstico es bueno desapareciendo completamente los síntomas entre 4 y 24 horas tras la aparición de los primeros.
Una vez que hemos visto los síntomas, similares a los de una borrachera, pasamos a conocer el tratamiento, que será sintomático y de soporte.
Se basa en eliminar la toxina del tubo digestivo mediante lavado aspirado gástrico, aunque generalmente no es necesario, y el empleo de tranquilizantes, siendo las benzodiacepinas (diacepam, midazolam…) los fármacos de elección. Si los signos anticolinérgicos son muy severos se recomienda el uso prudente del antídoto específico, la fisostigmina, a dosis inicial de 1 mg por vía endovenosa.
Después de conocer un poco más este síndrome, desde Nutrición a las 6 os recomendamos que si vais a salir al campo, tengáis mucho cuidado y echéis un ojo al post dedicado a las setas. “Setas: frágiles, bellas, deliciosas, pero en ocasiones muy peligrosas
Yo me despido hasta el viernes que nos vemos en la cocina, mientras tanto, ¡ser felices!
Realizado por Jorge Ibarra Morato
Fuentes
Conocimientos adquiridos durante la Diplomatura de Nutrición Humana y Dietética.
Setas tóxicas e intoxicaciones. Pedro Arrillaga Anabitarte y Xabier Laskibar Urkiola. Volumen 22 Munibe - Aranzari. 2006


COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario