Minitartas de aguacate y salmón

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 8 de mayo de 2015 | 6:00:00

¡Buenos días! Como cada viernes os traemos una nueva receta, y como el tiempo acompaña hoy cocinamos con una fruta tropical. Una fruta muy usada para hacer salsas y numerosos platos, que llegó a España y Europa con el descubrimiento de América.
El aguacate es el fruto del árbol del aguacate. Con forma de pera, en su interior contiene una única semilla redondeada de color claro y 2-4 cm de longitud (salvo la variedad dátil), que aparece recubierta de una delgada capa leñosa de color marrón.
Es originario de México, Colombia y Venezuela. Los antiguos aztecas lo llamaban ahuacatl (testículo), ya que se le consideraba como un fruto afrodisíaco. Los primeros españoles que llegaron a América lo bautizaron con el nombre de “pera de las Indias”, por su similitud en la piel con las peras españolas.
Las variedades más usadas son: 
  • Hass, la variedad más conocida y comercializada. Es de pequeño tamaño, rugoso y de piel oscura y pulpa amarilla. Se produce en México y en España, concretamente en Andalucía.
  • Bacon, la variedad más temprana, de color verde brillante. Muy cultivada en España.
  • Cocktail o dátil, es alargado y sin hueso central, de sabor fino y delicado. Se cultiva en Israel y España, aunque se comercializa sobre todo en Francia.
  • Fuerte, en forma de pera, sin brillo, de piel fina, áspera y sabor exquisito. Es cultivado en Israel, Kenia, Sudáfrica y España.
  • Pinkerton, es alargado y con forma de pera, de piel rugosa y sabor agradable, cultivado en Israel.
En cuanto a su composición nutricional, el contenido de agua es inferior al de la mayoría de las frutas, mientras que el aporte de lípidos, como en el caso de la aceituna, es muy superior, lo que aumenta su valor calórico.
Las grasas que contiene son en su mayor parte insaturadas, del tipo monoinsaturadas, destacando su contenido en ácido oleico, el mismo tipo de grasa que encontramos en las aceitunas, y por supuesto, en el aceite de oliva. 
Además, el aguacate es una de las frutas más ricas en fibra, tanto de tipo soluble como insoluble, siendo más abundante la insoluble.
Gracias a su contenido tanto en grasa como en fibra, diversos estudios han determinado que el consumo de aguacate ayuda a reducir los niveles de colesterol total y el colesterol LDL, también conocido como colesterol malo, sin olvidarnos de los triglicéridos.
En cuanto a los micronutrientes, es rico en minerales como el magnesio y el potasio, y en cuanto a su composición vitamínica, el aguacate aporta cantidades destacables de vitamina E, a diferencia del resto de las frutas que apenas la contienen. Además, su consumo contribuye a cubrir las necesidades de otras vitaminas como la vitamina C, y, en menor grado, la vitamina B6.
No debemos olvidar que esta fruta también mejora algunas enfermedades de la piel como la psoriasis, las cremas elaboradas a base de aceite de aguacate y vitamina B12, han demostrado buenos resultados en el tratamiento tópico de esta enfermedad.
Y tras conocer un poco más de esta fruta con muchos siglos de historia, pasamos a cocinar unas deliciosas… Minitartas de aguacate y salmón
Ingredientes para 2 personas
  • 2 lonchas de salmón ahumado
  • 1 tomate maduro
  • 1 aguacate
  • Sal
  • Limón
Preparación
Primero lavamos el tomate, le quitamos las semillas y lo troceamos. A continuación, lo ponemos en un bol y añadimos un poco de sal.
Cogemos el aguacate, lo abrimos y lo ponemos en un bol; añadimos sal y un chorrito de limón. Machacamos y mezclamos hasta que quede una especie de puré espeso.
A continuación lo mezclamos con el tomate y procedemos a emplatar con la ayuda de un molde redondo.
Finalmente, ponemos encima una loncha de salmón y ya tendríamos una de las minitartas. Repetimos la acción para la segunda minitarta.
Realizado por Jorge Ibarra Morato y Tamara Valencia Dueñas
Fuentes

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario