El azúcar, a prueba y a juicio

Escrito por Nutrición a las seis el miércoles, 2 de julio de 2014 | 6:00:00

¡¡Buenos días!! El pasado viernes se presentó, a cargo de VSF Justicia Alimentaria Global, la campaña “25 gramos” para controlar la publicidad y el consumo de azúcar.
La campaña “25 gramos” nace de la cifra de gramos diarios recomendada por la OMS que inició el pasado mes de marzo una consulta para reducir el consumo de azúcar total en un 5%, que da esos 25 gramos, frente al 10% actual. Así, esa reducción del 5% supone beneficios para la salud; aunque parezca poco, 25 gramos de azúcar es la cantidad de una cuchara sopera colmada o 5 terrones. De media, en España se consume un total de 112 gramos al día, aproximadamente 22 terrones de azúcar o casi 5 cucharadas soperas colmadas, como vemos es una barbaridad. Intentemos endulzar el café con esos 22 terrones, sería imposible disolver tal cantidad de azúcar.
Gran parte de esos 112 gramos de media lo encontramos en el azúcar oculto, así es, lo podemos encontrar en multitud de productos de forma oculta: cereales de desayuno, refrescos, salsas, embutidos, zumos envasados, encurtidos, productos precocinados, etc.
Y es este azúcar oculto, el que desde la campaña “25 gramos” se quiere eliminar, etiquetando de forma fácil y correcta los productos, ya que la gran mayoría de las personas no entienden bien el etiquetado de los productos.
Para ello exigen a las administraciones competentes que se establezca un etiquetado obligatorio para todos los productos alimenticios y bebidas para que indiquen de manera sencilla y clara si contienen altas, medias o bajas cantidades de azúcar en función de las recomendaciones de la OMS. Similar al etiquetado que se usa desde el año pasado en Gran Bretaña del semáforo nutricional y algunas marcas en España, como Eroski utiliza en sus productos desde mucho antes que entrara en vigor en el Reino Unido. Y tal como pudimos ver en el primer post del especial de etiquetado.
Además, piden que las etiquetas adviertan del riesgo que implica el consumo habitual de productos con altos contenidos en azúcar.
Por todos es sabido que el azúcar es uno de los máximos responsables en los países desarrollados de la pandemia mundial de este siglo, el sobrepeso y la obesidad. Todo unido a la mala alimentación que seguimos, alejándonos del patrón mediterráneo hace que tengamos un exceso de consumo de azúcar, calorías y grasas saturadas, y la vida sedentaria también juega un papel importante. 
Tanto la OMS como el Comité Científico Asesor en Nutrición del Gobierno Británico buscan disminuir del 10% al 5% la cantidad de azúcar diaria, por lo que con estudios científicos intentan analizar si reducir dicha ingesta real al 5% aportaría mayores beneficios al organismo. Aunque la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) señala que es imposible determinar un nivel máximo de azúcares.
Hay que tomar conciencia de la epidemia del siglo XXI, o las generaciones venideras tendrán una menor esperanza de vida. 
Desde “25 gramos” dan un toque de atención a todas las administraciones y lucharán por reducir la cantidad de azúcar diaria y contra el lobby de la industria azucarera.
Con esto me despido hasta el próximo post, esperando que todos tomemos conciencia de lo que consumimos día a día. ¡Ser felices!
Realizado por Jorge Ibarra Morato
 Fuentes

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario