Rollitos de pollo

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 22 de abril de 2016 | 6:00:00

¡Buenos días! Hoy vamos a hablaros de una planta muy importante en las antiguas civilizaciones mediterráneas, ya que sirvió de medicina a los faraones. No es otra que la mejorana.
La mejorana es una hierba aromática de la familia de las Lamiáceas (Lamiaceae) pariente del orégano. Esto hizo que se considerase a la mejorana como un género del orégano, siendo realmente una especia de la misma familia botánica. Se trata de una planta perenne muy extendida en el Mediterráneo y también en algunas zonas de Asia y África, para su aplicación medicinal y culinaria.
En comparación con el orégano, es algo más delicada, un poco más pequeña y con aromas menos intensos, es habitual encontrarla mezclada con otras hierbas como hierbas provenzales, finas hierbas, etc.
En el mercado solemos encontrar la mejorana en seco, pero es en fresco donde podemos disfrutar mejor de sus virtudes. A nivel nutricional, esta especia es rica en micronutrientes, entre los que destacan las vitaminas C, D y B3, aceites esenciales y zinc.
A nivel fitoterapéutico, la mejorana es un poderoso desinflamatorio natural; además, la mejorana sirve para tratar el asma, la tos y otros problemas de tipo digestivo como las flatulencias, las náuseas y los cólicos. A su vez mejora la circulación sanguínea fortaleciendo las venas y arterias, y también bajando los niveles de colesterol del organismo. 
Sin olvidarnos que la mejorana también elimina toxinas y previene la retención de líquidos, entre otras patologías.
Para acabar, cojamos los bártulos de la cocina y preparemos unos… Rollitos de pollo
Ingredientes para 4 personas
  •  4 filetes de pechuga de pollo grandes
  • 4 lonchas de jamón cocido
  • 4 lonchas de queso cheddar
  • 4 pimientos del piquillo
  • 2 patatas
  • ½ cebolla mediana
  • 1 vasito de vino blanco
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • Ajo en polvo, perejil, tomillo, orégano, salvia, albahaca, mejorana, romero, sal y otras especias al gusto
Preparación
Precalentamos el horno a 190oC y en un cuenco juntamos todas nuestras especias y sal.
Pelamos, lavamos y cortamos las patatas en rodajas. A continuación, las ponemos en una fuente para horno. Sazonamos, regamos con el aceite de oliva virgen y espolvoreamos con perejil y ajo en polvo. Metemos al horno durante 15-20 minutos aproximadamente.
Mientras se hacen las patatas, pasamos a preparar los rollitos. Para ello, colocamos los filetes estirados encima de la tabla de cortar. Sazonamos con todas las especias el pollo por ambas partes. Encima del pollo ponemos una loncha de jamón cocido, una de queso y 1 pimiento abierto por la mitad. Enrollamos la pechuga de pollo con cuidado y la cerramos o fijamos con un palillo o dos. Repetimos el proceso con los otros tres filetes.
Una vez están las patatas, las sacamos del horno, añadimos la cebolla cortada en juliana (a tiras), colocamos por encima los rollitos y regamos con el vasito de vino. Subimos la temperatura del horno a 200oC y metemos la fuente otros 15-20 minutos. 
Con esto tenemos listo nuestro plato para disfrutar. ¡Feliz fin de semana!
Realizado por Jorge Ibarra Morato y Cristina Vallespín Escalada

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario