Día Mundial de la Salud e inocuidad de los alimentos

Escrito por Nutrición a las seis el miércoles, 8 de abril de 2015 | 6:00:00

¡Buenos días! Ayer fue el día Mundial de la Salud cuyo objetivo este año es tratar la salubridad de los alimentos, ya que el consumo de alimentos insalubres acaba con la vida de unos 2 millones de personas al año, siendo en su mayoría niños. La contaminación de los alimentos es relativamente fácil ya que las bacterias tienen una capacidad de reproducción muy rápida y, en muchos de los casos, no se requiere un gran número de bacterias para generar enfermedad.
Es por esto que este año se ha trabajado para sensibilizar sobre las 5 claves para la inocuidad de los alimentos:
  • Clave 1. Mantener la limpieza.
  • Clave 2. Separar los alimentos crudos de los cocinados.
  • Clave 3. Cocinar los alimentos completamente, incluido el interior.
  • Clave 4. Mantener los alimentos a temperaturas seguras.
  • Clave 5. Usar agua y materias primas inocuas.
No obstante, hoy quería hablaros de otra lista muy presente en este día, y son datos sobre la inocuidad de los alimentos en el mundo:
1. Los alimentos transmiten más de 200 enfermedades. Un ejemplo claro hoy en día es la famosa salmonelosis pero, ¿realmente estamos seguros de que el problema lo ha originado la famosa Salmonella? Porque también pueden crear síntomas similares infecciones por Shigella e incluso E.coli. Si hablamos del mundo en general, sólo las enfermedades diarreicas matan a unos 1,8 millones de niños cada año, y la mayoría atribuibles a aguas o alimentos contaminados. Por ello, preparar adecuadamente los alimentos y conservarlos a las temperaturas adecuadas, evitarían muchas infecciones e intoxicaciones. 
2. Las enfermedades transmitidas por los alimentos están aumentando en todo el mundo. Cada vez podemos observar una mayor oferta de todo tipo de variedades de alimentos casi los 365 días del año; el mercado se expande y ya no sólo hablamos de cadenas alimentarias nacionales, sino mundiales. Además, la tendencia en las grandes ciudades es a coger el hábito de consumir cada vez más comidas preparadas fuera de casa, que pueden no estar preparadas adecuadamente, entre las que se incluyen los alimentos frescos, los pescados, las carnes y las aves.
3. La inocuidad de los alimentos es un problema mundial. “La globalización de la producción y el comercio de alimentos aumenta la probabilidad de que se produzcan incidentes internacionales con alimentos contaminados”. Hace unos años surgió en Europa un brote del Síndrome Urémico Hemolítico, aparentemente causado por unos pepinos de procedencia española que resultaron no ser los responsables; luego se lo achacaron a la soja plantada en Alemania y así sucesivamente, porque a día de hoy, aún no se sabe con exactitud qué ocurrió. Por eso, la existencia de sistemas más sólidos de vigilancia de la inocuidad de los alimentos en los países exportadores puede reforzar la seguridad sanitaria.
4. Hay enfermedades emergentes ligadas a la producción de alimentos. Según la OMS, “aproximadamente un 75% de las nuevas enfermedades infecciosas humanas aparecidas en los últimos 10 años fueron causadas por bacterias, virus y otros patógenos que surgieron en animales y productos animales”. Por esto es importante un adecuado control a lo largo de toda la cadena de producción desde las granjas, mataderos y huertos hasta la llegada del alimento ya procesado a la mesa.
5. Reducción del riesgo de gripe aviar y otras enfermedades, si bien no hay pruebas de que la enfermedad se transmita al ser humano a través del consumo de carne de ave. Para evitar el riesgo de enfermedades de transmisión alimentaria en las aves de corral en concreto, y de otras enfermedades por otros alimentos en general, hay que:
    • Separar la carne cruda de los demás alimentos.
    • Lavarse las manos y mantenerlas limpias al manipular los alimentos.
    • Cocinar bien la carne, de forma que se alcancen los 65-70oC en todas sus partes y no queden zonas rosadas.
6. La prevención de las enfermedades empieza en el lugar de producción. Muy relacionado con el punto 4. Es fundamental reducir, en lo posible, la contaminación ya desde las granjas y huertas como prevención de enfermedades. 
7. Los alimentos pueden contaminarse con productos químicos peligrosos, y no sólo debido a la cadena de producción. Muchos alimentos al cocinarse a elevadas temperaturas pueden formar sustancias químicas peligrosas. Por eso, se aconseja evitar calentar en exceso los alimentos, especialmente los fritos y asados.
8. Todos podemos contribuir a la inocuidad de los alimentos. Los alimentos pueden contaminarse en cualquier momento, desde el momento en el que el alimento se recoge, en el caso de los vegetales, hasta incluso cuando nosotros lo cocinamos en nuestras casas.
9. La escuela es un lugar privilegiado para la inocuidad de los alimentos. La educación de los niños sobre la manipulación adecuada de los alimentos es fundamental para prevenir enfermedades de transmisión alimentaria. 
El Día Mundial de la Salud 2015 es una llamada de atención para todos, prevenir enfermedades de origen alimentario es cosa de todos, y si cada uno conoce las normas básicas y ponemos de nuestra parte, prevenir esta problemática será cada vez más sencillo.
Con esto me despido hasta el próximo post. :)
Realizado por Tamara Valencia Dueñas
Fuentes

COMPARTIR

1 comentarios :

  1. Muy buen post; no somos conscientes de la importancia de los alimentos.

    ResponderEliminar