Compromiso Harmony, lo nuevo de Fontaneda

Escrito por Nutrición a las seis el lunes, 17 de noviembre de 2014 | 6:00:00


¡Buenos días! Llega al blog el tercer post patrocinado desde que arrancamos esta tercera temporada, esta vez queremos traeros una referencia al Compromiso Harmony, que si sois consumidores de Galletas del grupo Fontaneda – Mondelez España, lo habréis podido ver en las cajas, tanto en las galletas María como en las Digestive. 
Por ello, queremos dar las gracias a Fontaneda y a “Apple tree communications” por el obsequio y poder traeros al blog este nuevo compromiso de la marca.
El Compromiso Harmony es un proyecto que se sustenta en la obligación que Mondelez adquiere con los agricultores locales de trigo y con los propios consumidores de preservar la biodiversidad, limitar el impacto medioambiental y mejorar la calidad de la producción de trigo que utiliza en las principales variedades de sus galletas Fontaneda que se producen en España y se lleva trabajando desde 2011.
Dicho compromiso se basa en un código de buenas prácticas de agricultura sostenible, que denominan Carta de Calidad Harmony. El cumplimiento de la carta es un requisito obligado por parte de los agricultores locales participantes, e indispensable para poder proveer de trigo a Fontaneda. 
El Compromiso Harmony se sustenta en cuatro pilares que se basan en la calidad y origen del trigo, y en la biodiversidad. Para Fontadena es importante:
1. Abastecerse de proveedores locales.
Quieren seguir mejorando el cultivo del trigo en colaboración con proveedores que estén próximos a las plantas de producción de galletas. En España, una de las dos plantas de producción se encuentra en la localidad de Viana (Navarra) y el trigo que se utiliza en la elaboración de las galletas procede de agricultores que tienen sus campos en localizaciones muy próximas (Navarra, Castilla y León y, desde 2014, Aragón).
Actualmente, participan en el proyecto más de 270 agricultores de diecisiete cooperativas pertenecientes a la cooperativa agraria Grupo AN y a Cereales Teruel.
2. Mejorar la calidad del trigo.
Quieren asegurar la máxima calidad del trigo de las galletas y, por ello, las buenas prácticas recogidas en la Carta de Calidad Harmony están orientadas a lograr este propósito. Este conjunto de buenas prácticas agrícolas contempla, entre otras medidas, la utilización exclusiva de semillas certificadas y la selección de las mejores variedades de trigo.
3. Garantizarla trazabilidad.
Quieren conocer todos los pasos por los que ha pasado el trigo que utilizan en la elaboración de las galletas. Por ello, quieren garantizar que conocen todas las etapas de la cadena de producción, desde la siembra del trigo en las diferentes áreas de cultivo hasta la elaboración final del producto en la planta de fabricación.
4. Preservar la biodiversidad.
Quieren preservar la biodiversidad local y por ello, entre otras medidas, uno de los requisitos es que los proveedores dediquen el 3% de sus campos al cultivo de flores, con el objetivo de favorecer la supervivencia de las poblaciones de abejas y asegurar la polinización.
Por ello, los agricultores implicados en el proyecto destinaron al cultivo de flores 144 hectáreas del total de las 4.800 hectáreas de trigo cultivadas en la primera campaña del programa.
Las flores que se siembran en los campos del proyecto son una mezcla que se ha diseñado expresamente para este proyecto con el fin de conseguir que florezcan a lo largo de toda la estación y atraer así una amplia variedad de insectos polinizadores, tanto abejas como mariposas, y ofrecerles el polen y el néctar que necesitan para alimentarse. En concreto, la primera campaña del proyecto ha atraído 11 especies diferentes de mariposas.
Desde Nutrición a las 6 nos parecen perfectos este tipo de compromisos, para  intentar preservar una agricultura de calidad en los campos, intentando que las especies amenazadas como las mariposas y las abejas sigan en armonía con el entorno, así como un control sostenible del trigo y el uso responsable del agua.
Y lo más importante, un sistema de trazabilidad para que en todo momento, tanto el consumidor como la propia compañía puedan saber de dónde procede la harina que usa para fabricar las galletas.
Pero todavía hay mucho que hacer en cuanto a los productos que Fontaneda ofrece al consumidor. Aunque Mondelez, está trabajando en ello, y esperamos que pronto se cumplan los compromisos nutricionales que recogen:
Información más clara:
  • Información nutricional en los envoltorios de todos los productos.
  • Comunicación responsable con el consumidor a través de las políticas de marketing y comunicación.
Innovación con mayor variedad de opciones:
  • Mayor variedad de productos que tengan un mejor perfil nutricional.
  • Mayor variedad de porciones pequeñas (200 calorías o menos) que ayuden a controlar las calorías que se consumen.
  • Perfil nutritivo mejorado de los productos con el aumento de ingredientes como el cereal integral y los micronutrientes, y la reducción de otros ingredientes como la sal o las grasas saturadas.
Colaboraciones con asociaciones:
  • Colaboración con expertos y organizaciones para promover un estilo de vida saludable, ofrecer educación sobre nutrición y llevar a cabo investigaciones científicas.

Los compromisos están muy bien, sobre todo la colaboración para promover estilos de vida saludable y llevar al consumidor educación nutricional, pero algunos puntos se deberían no sólo reducir sino también cambiar por completo, así como reducir otros ingredientes como los azúcares
Las galletas María desde el punto nutricional podrían mejorar mucho, intentando disminuir el uso de azúcares, ya que 4 galletas nos aporta  aproximadamente, el mismo contenido de azúcar que un terrón. Además, se podría sustituir la grasa de palma, con gran contenido en grasas saturadas, por aceites vegetales de mejor perfil lipídico, como el aceite de oliva o girasol. Contando con dietistas-nutricionistas y tecnólogos de los alimentos podrían conseguir un buen asesoramiento para encontrar un mejor perfil nutricional y sin perder calidad.
El compromiso ha empezado por los campos, pero para que todo esté en armonía (tal y como dice su compromiso), debe terminar por el consumidor, con buenas prácticas y mejores compromisos.
Con esto nos despedimos hasta el próximo post, si deseáis conocer más sobre el compromiso Harmony podéis visitar la web de Fontaneda.
¡Ser felices!
Realizado por Jorge Ibarra Morato

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario