Dorada con timbal de verduras y salsa especial

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 12 de septiembre de 2014 | 6:00:00

¡Buenos días! Como cada viernes os traemos una rica receta, hoy cocinaremos pescado pero antes hablaremos de uno de los ingredientes utilizados para elaborar este rico plato y no es pescado sino una especia, el eneldo.
El eneldo (Anethum graveolens)  es una planta perteneciente a la familia de las umbelíferas, de hojas muy divididas, color verde azulado y pequeñas flores amarillas, es una hierba muy aromática, de olor anisado y alimonado. El eneldo se encuentra en estado silvestre en los países cálidos de Europa meridional.
Es un excelente aromatizante y en la cocina proporciona un característico sabor a los platos, lo que hace que su presencia sea frecuente en multitud de guisos de pescado, generalmente, aunque sus hojas picadas resaltan también el sabor natural de las ensaladas, verduras, patatas y sopas.
Posee un sabor insustituible por otra especie. Es muy versátil, se combina con todas las hierbas de cocina que se utilizan frescas, aunque debe utilizarse con moderación ya que tiene un sabor acentuado. Las semillas, al igual que el resto de la planta, pueden ser introducidas en vinagre de vino para obtener el vinagre de eneldo o encurtidos.
Desde la antigüedad se ha utilizado como hierba medicinal para ayudar a conciliar el sueño, estimular el apetito y para aliviar indigestiones y dolores de estómago. Tiene agentes activos y aceites esenciales como la carvona, cetona, térpenica, limonelo, felandreno, pineno, depenteno, diapol, miristicina. Estos compuestos le otorgan propiedades carminativas, estomacales, antiespasmódicas, antisépticas, diuréticas, antihemorroidales y sedantes.
Se recomienda utilizar siempre el eneldo lo más fresco que se pueda.
A pesar de todas estas buenas propiedades, no es recomendable el eneldo en embarazadas, en niños o personas que padecen gastritis. Las mujeres en período de lactancia pueden consumirla pero con cuidado y siempre consultando al especialista oportuno.
Y ahora pasemos a la cocina a elaborar una rica Dorada con timbal de verduras y salsa especial
Ingredientes para 4 personas
  • 4 filetes de dorada sin espinas con piel
  • Un poco de aceite de oliva
  • Eneldo
Timbal
  • 4 moldes sin fondo
  • 10-12 rodajas de berenjena
  • 10-12 rodajas de calabacín gordo
  • 1½ pimiento verde
  • 4-6 pimientos de piquillo
  • 1 patata mediana
  • Zanahoria rallada
  • Queso para fundir
  • Aceite de oliva
Salsa:
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • ½ pimiento verde
  • 2 rodajas de pan blanco
  • 3 cucharaditas de salsa de tomate frito (mejor si es casero)
  • ½ cucharadita de comino molido
  • ½ cucharada de pimentón
  • 1 cucharada de miel
Preparación
Lo primero que haremos será preparar nuestras verduras para el timbal. Cocemos la patata con piel en agua con sal alrededor de 20 minutos. Pasado este tiempo se deja enfriar, se pela y una vez fría la cortamos en cuadraditos no muy grandes. Reservamos.
Mientras se cuece la patata haremos las demás verduras. Cortamos unas rodajas de berenjena y calabacín y a tiras el pimiento verde, los hacemos a la plancha y reservamos. 
Ahora haremos la salsa. Freímos los dientes de ajo con piel en una sartén con el aceite de oliva, una vez dorados se sacan, les quitamos la piel y reservamos. En el mismo aceite, echamos el pan y una vez dorado se retira con los ajos. En un vaso de batidora, ponemos este aceite, los ajos, el pan frito y añadiremos comino molido y pimentón. Batimos hasta conseguir una pasta como de puré, si vemos que queda muy espesa añadimos un poco de agua pero cuidado con pasarse que se nos licuará. A continuación, agregamos el pimiento verde, la miel y el tomate frito o la salsa de tomate y volvemos a batir, hasta conseguir una salsa homogénea. Probamos la salsa y si hace falta rectificamos el punto de sal.
Ahora viene la parte divertida que es montar el timbal. Ponemos los aros sin fondo en un recipiente apto para horno, en el fondo ponemos una capa de berenjena, encima ponemos una capa de pimiento verde, calabacín, zanahoria rallada, pimiento del piquillo y patata. Rociamos con un poco de salsa y espolvoreamos con queso para gratinar. Hacemos esto con los cuatro moldes y los metemos en el horno precalentado a 180oC en modo grill durante 10-13 minutos. Lo mejor es vigilar y sacar cuando lo veamos gratinado.
Por último, y antes de emplatar, hacemos la dorada a la plancha. Ponemos una sartén con una pizca de aceite de oliva al fuego fuerte, echamos una poco de sal en las doradas y las pondremos con la piel hacia arriba, es decir, la carne quedando en contacto con la sartén. Cuando vemos que la carne empieza a estar blanca se le da la vuelta a los lomos de dorada y se dejan que se sigan cocinando. Espolvoreamos con eneldo y cuando las doradas estén listas, las sacamos.
Y ya terminamos el plato, ponemos cada lomo dorada en un plato y por encima rociamos con un poco de salsa. Con cuidado y ayudándonos de una espátula cogemos el molde con la verdura y lo ponemos en el plato y, con más cuidado aún, retiramos el molde. Veréis que las verduras se quedan en montaña con la forma del molde. ¡Listo para servir!
Es un plato un poco elaborado pero que queda con una presentación singular que para una celebración la gente sabrá apreciar.
Un saludo y pasad un buen fin de semana.
Realizado por Tamara Valencia Dueñas y Cristina Vallespín Escalada
Fuentes

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario