Dietas milagrosas - Top 5 2017

Escrito por Nutrición a las seis el miércoles, 14 de diciembre de 2016 | 6:00:00

¡Buenos días! Se acercan las Navidades y final de año, y con ellos los nuevos propósitos para el año nuevo, entre los que siempre está el de perder peso, cuanto más peso en menos tiempo mejor. Esto lleva a la aparición de nuevas modas y dietas milagro que prometen todos esos resultados rápidos que tanto se espera.
Como cada año, The British Dietetic Association (BDA) ha elaborado un top 5 de las peores dietas realizadas por los famosos, que están de moda pero no son en absoluto recomendables y, si es posible, ponerlo en la lista de “cosas a evitar” en el 2017.
Este año, con la creciente importancia que se le da a la alimentación, el ejercicio y una vida más sana, salen a la luz dietas que prometen una mejor versión de uno mismo, afirman que con esa dieta se va estar más sano, más en forma que nunca y un largo etcétera de frases motivadoras que llevan a seguir los pasos de dicha dieta.
Comenzamos pues con el top 5 de las peores dietas a seguir en 2017.
1.   Clean eating
Aparentemente no existe un consenso sobre esta dieta, alguien sugirió el nombre y en función de la persona que lo define adquiere diversas formas y líneas de actuación.
En esencia se trata de eliminar de nuestra alimentación cualquier alimento procesado y comer alimentos “limpios”. Y ya aquí la definición de alimentos “limpios” varía, algunos excluyen los lácteos, otros los cereales, alimentos con gluten, etc.
El concepto de alimento “limpio” nos lleva a hablar de alimentos “sucios”, con todo lo que ello implica a la hora de elegir el menú del día e incluso durante las comidas. Si por algún motivo se consumen los llamados alimentos “sucios” puede llevar a comer con vergüenza, malestar, etc.
Al final acabamos no solo con una dieta tremendamente restrictiva también puede ser causa de problemas psicológicos y de trastornos de la alimentación.
Cierto es que debemos añadir alimentos crudos a la dieta como las frutas y hortalizas; consumir alimentos lo menos procesado posible,  intentar preparar las comidas en casa sabiendo nosotros lo que nuestro plato lleva y no olvidarnos de los alimentos integrales reduciendo el consumo de harinas refinadas pero que el motivo de los cambios de hábitos no sea perder peso o estar sano porque está de moda.
2.   Pastillas dietéticas
Vuelven las pastillas milagro, pastillas que “absorben la grasa”, pastillas que te hacen perder peso, supresoras del apetito, aceleradoras del metabolismo, entre otras muchas.
Hay que tener mucho cuidado con lo que tomamos, desde luego el consumo de sustancias, pastillas y compuestos varios debería estar prescrito y pautado por un profesional ya que tomar cualquier producto sin consultar puede acabar en problemas serios de salud.
3.   Teatoxing
El “teatoxing” es la palabra abreviada de “tea detoxing” o lo que es lo mismo, detoxificación con té. No es muy difícil deducir que implica el consumo de té con el fin de mejorar el organismo, depurar y perder peso, además de tener una piel radiante.

Hay que tener mucho cuidado, las infusiones, los “tés” son bebidas que elaboramos a base de hierbas y como tales tienen sus propiedades buenas y malas. A los compuestos de estos “tés detox” se les añade plantas estimulantes como el guaraná, plantas laxantes como el sen y no a todo el mundo le sienta bien ni es recomendable. Por ejemplo, el uso prolongado de laxantes lleva a una importante malabsorción y pérdida de función del intestino con todas sus consecuencias.
Por lo tanto, hay que tener cuidado con las infusiones que se toman y cómo se toman.
4. La dieta 6:1
La dieta de 6: 1 consiste en comer como habitualmente se hace durante seis días y luego un día a la semana no consumir ningún alimento durante 24 horas.
Hemos hablado ya en muchas ocasiones de este tipo de dietas, el ayuno debería contar con un seguimiento especialmente si se tiene alguna enfermedad y por supuesto no debería realizarse con el objetivo de perder peso.
5.  Zumos verdes
Volvemos a los famosos planes detox. Aquí podemos ver dos versiones la de tomar solo batidos verdes volviendo a mencionar el ayuno del que ya hemos hablado o simplemente tomarlo como añadido.

Si agregamos un batido verde a una dieta poco saludable nunca va a compensar las malas decisiones cuando se trata de alimentación. En estos batidos se incluyen una cantidad importante de alimentos entre ellos frutos secos y aceites por lo que si contamos calorías nos encontramos con preparados que pueden llegar a hasta 400 kcal por vaso, si a esto se le añade el desayuno normal diario las cuentas no salen en la pérdida de peso. En definitiva estos batidos no son la solución mágica para perder peso, sí lo es mantener una alimentación equilibrada y ¿por qué no? consumir de vez en cuando algún batido.
En definitiva, no existe el milagro “quita kilos”, es importante estar dispuesto a cambiar de hábitos, ir introduciendo pequeños cambios y al final el peso se adapta.
Con esto me despido hasta el próximo post :)
Realizado por Tamara Valencia Dueñas

COMPARTIR

0 comentarios :

Publicar un comentario