Garbanzos con chipirones y almejas

Escrito por Nutrición a las seis el viernes, 24 de marzo de 2017 | 6:00:00

¡Buenos días! Hoy os traemos una receta tradicional de olla, que para el frío con el que hemos comenzado la primavera nos va a venir muy bien; se trata de unos garbanzos con chipirones y almejas.
Los chipirones son, por decirlo de alguna manera, las crías de los calamares. Es decir, es el calamar joven. Aunque más pequeñitos, tienen el mismo valor nutricional que el calamar grande, del que ya hablamos hace algún tiempo en este post.
Desde el punto de vista nutricional, se trata de un plato bastante completo en el que encontramos las vitaminas y minerales provenientes sobre todo de las verduras, proteínas de alto valor biológico provenientes de los chipirones y almejas, y los garbanzos que completan aún más las proteínas, vitaminas y minerales además de aportar fibra.
Esta receta puede ser algo elevada en colesterol, por lo que personas que sufren de este trastorno no deberían comerlo asiduamente; sin embargo, a pesar de esa elevada cantidad de colesterol, la absorción en nuestro organismo no es tanta gracias a la lecitina que contienen los garbanzos.
Ingredientes para 6 personas
  • 500 gr de chipirones
  • 500 gr de almejas
  • 400 gr de garbanzos
  • 1 cebolla
  • 1 tomate maduro
  • 1 zanahoria
  • ½ pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • 2.5 L de fumet (caldo de pescado)
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 hoja de laurel
  • Pimentón de la vera
Preparación
La noche anterior ponemos los garbanzos a remojo. Al día siguiente, escurrimos y los metemos en la olla a presión.
Preparamos un fumet con raspas y restos de pescado/marisco que tengamos por casa (o compremos específicamente para prepararlo), la hoja de laurel y una pizca de sal. Dejamos cocer una media hora; una vez listo, lo colamos y cubrimos los garbanzos, unos dos dedos por encima. Tapamos la olla y dejamos cocer unos 45 minutos desde que comience a salir el aire, aunque todo depende del tipo de olla que utilicemos.
Mientras tanto, preparamos el sofrito. Limpiamos los chipirones quitándoles la piel negrilla y las entrañas, y los cortamos a la mitad si son muy grandes. Ponemos las almejas en agua con sal un rato para que eliminen tierra.
Pelamos y cortamos finamente la cebolla, el ajo y la zanahoria, lavamos y troceamos el pimiento y rallamos el tomate. En una sartén grande ponemos a calentar el aceite y sofreímos la cebolla, cuando comience a estar transparente añadimos el pimiento y la zanahoria, removemos y a continuación, incorporamos el ajo. Rehogamos y por último añadimos el tomate y una cucharadita de café de pimentón. Dejamos rehogar, removiendo de vez en cuando.
Cuando las verduras estén tiernas, cogemos una cucharadita del sofrito y la ponemos en un vaso de batidora, cogemos un puñado de garbanzos y un chorrito de fumet y batimos para hacer un puré. Reservamos.
Echamos los chipirones al resto de las verduras y cuando estén blancos añadimos las almejas, dejando que se abran lentamente. Cuando estén listos, incorporamos este sofrito a la olla con los garbanzos, junto con el puré que teníamos reservado. Rectificamos de sal y dejamos cocer a fuego lento unos 20 minutos removiendo de vez en cuando y vigilando que no se evapore demasiado el caldo. De ser necesario añadiríamos más fumet.
Ya tenemos el plato listo para degustar.
Con esto me despido hasta el próximo día. ¡Feliz fin de semana!
Realizado por Cristina Vallespín Escalada

COMPARTIR

2 comentarios :

  1. No soy muy fan de los garbanzos pero este plato tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! A veces las recetas más inesperadas, a pesar de tener alimentos que menos nos gustan, nos sorprenden :)

      Eliminar